Un coche baratito

 

Queridos jóvenes:
Sé que vuestra máxima ilusión es haceros lo antes posible con vuestro carnet y un coche.

El dinero para sacar el carnet, normalmente, papa y mamá o uno de los dos, considera que es una parte más de vuestra formación y como para eso no escatimamos, pues se paga y ya está.

El coche ya es más difícil. Se suele empezar por pedirlo a los padres. Si en casa hay dos, el de la madre suele ser más pequeño, más viejo, pues ese es el que se le deja.

Pero en cuanto tenéis la posibilidad, ¡a comprarse un coche!.
Un coche que será de segunda mano, antiguo, y que en cuanto a medidas de seguridad tendrá las justas.


“Bueno total, se va a dar enseguida un golpe…, lo va a hacer polvo…, para que aprenda…”.
Estos suelen ser los comentarios de los padres.
¡Por favor! Jóvenes y padres, la seguridad lo primero. Si tenéis que esperar un año más a tener coche, no importa, tenéis toda una vida. Es de las cosas que pueden esperar.

No llevéis un coche en malas condiciones y sin apenas medidas de seguridad.

Parece que nunca va a pasar nada, pero, por desgracia, pasa. ¡Ah!, tampoco hay por qué comprar el último modelo, el más potente, con cien mil caballos, y que pase de “cero a la muerte” en un segundo.

Recordad que no se puede conducir a más de 120.
NOTA: Fabricantes de Automóvil, no hace falta que gastéis más dinero en que los coches corran más. Utilizad ese dinero, para que de serie, todos los coches traigan equipamiento más seguro. Poned también algo de vuestra parte para que los conductores se salven o… os quedaréis sin clientela.

Siento ser tan macabra.

Publicado sábado, 19 de agosto de 2006 6:49 por FZ_madredHelena
Esta entrada fue publicada en Antiguos escritos. Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Un coche baratito

  1. Laura dijo:

    Por otro lado, si bien tener carnet de conducir y coche siempre puede venir bien, no tiene por qué ser obligado. No a todos nos interesan los coches y eso también es bueno. En mi opinión en nuestra cultura hay demasiado culto al automóvil.

  2. Tina dijo:

    Buenas noches Flor,

    Los padres, algunos claros, son tan infelices si dicen
    no a las exigencias de sus hijos. El lema de cierta
    juventud es: TODO, YA.

Responder a Tina Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *