El último «diga»

Está muy claro que el teléfono móvil es uno de los causantes de muchos accidentes de tráfico. Para mí incluso el «manos libres», pero habrá quien no esté de acuerdo.

Todos los grupos políticos van a proponer que la sanción por hablar con el móvil cuando se va conduciendo, sea sustituida por la obligación de comprar e instalar el sistema de manos libres en el coche del infractor.

No es mala idea, pero ya digo que algunos pierden también el control cuando comienzan a hablar por el manos libres, porque no todas las personas son capaces de hacer varias cosas a la vez y conducir no es sólo una cosa, conlleva realizar muchas (recordad la época de aprendizaje en la autoescuela).

Sé que la atención se pierde por muchos motivos y que el coche tiene muchos dispositivos que, aunque parecen que facilitan la conducción, su utilización no es la más adecuada. Por ejemplo muchos conductores utilizan el espejo retrovisor para hablar con los ocupantes del asiento trasero, aunque  sigue habiendo los que se vuelven para hablar con los pasajeros.

Es bueno ir eliminando aquello que pueda producir accidentes evitables pero ya son demasiados artilugios: «el tonton», manos libres, la radio, los cds,

A propósito, Julio Maldonado (Maldini), periodista, cuenta su experiencia con el móvil en la revista de tráfico con un título muy sugerente «Puto móvil, casi me mato»

En el coche que suelo utilizar, yo no tengo manos libres y no tengo ningún problema de olvidarme del móvil mientras conduzco. Y en el coche de mi marido, a propósito, no sé cómo se utiliza el «manos libre». ¡Qué descanso de teléfono!

Olvídate del móvil.

Flor Zapata Ruiz, madre de Helena.

Esta entrada fue publicada en Noticias, Seguridad Vial. Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a El último «diga»

  1. Laura dijo:

    Hay que olvidarse del móvil a ratos. No se debe estar las 24 horas pendientes de él o con éste encendido, ni siquiera cuando se busca trabajo.

  2. Belén dijo:

    sí, muchas veces no nos damos ni cuenta de todo lo que nos puede distraer al volante, el tonton (personalmente los odio), el móvil, la radio, el pitillo, los niños …
    a ver si poco a poco nos concienciamos todos…

    Gracias, Flor.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *