María de Villota. Lo que de verdad importa

calasd

La primera vez que nombre a María de Villota en este blog fue en mi post “Morir en las carreras de coches”. En ese momento, María estaba feliz porque había sobrevivido a su horrible accidente, y los padres de Álvaro, compañeros de asociación, volvían a recibir un duro golpe: no existe justicia para las víctimas de los mal llamados accidentes de tráfico.

 A pesar de las reticencias de muchas víctimas por las carreras de coche: demasiada publicidad a la velocidad, mostramos nuestro respeto por María porque se mostró en esa su segunda vida, que ha durado tan solo poco más de un año, total defensora de la seguridad vial y del amor a la vida. Y la presidenta de nuestra asociación, Carmen Manjón, y Esther Rincón (Esther tuvo a María como alumna), contactaron con María de Villota para que apoyara el día de las víctimas, el próximo tercer domingo de Noviembre. Algo que ya no será posible.

Por todo ello, hoy estamos consternados.

María decía que desde su accidente, a pesar de haber perdido un ojo, era ahora cuando comenzaba a ver, a saber lo verdaderamente importante. Y, precisamente, ha muerto cuando iba a dar una ponencia en un acto de la fundación “Lo que de verdad importa”.

Sólo cuando la vida nos da un revés importante aprendes a distinguir lo que de verdad es importante, pero la vida que como dice la canción de Dani Martin “El cielo de los perros”:  La vida no es tuya, Ni tuya ni mía. La vida es la Vida, nos pone y nos quita… se encarga de, enseguida, hacerte olvidar que estamos de paso, siempre de paso, y que la vida sigue y no se para, nunca se para, ni te pregunta si puede seguir.

Hay muchas personas como María que han tenido una segunda oportunidad, no la malgastéis. Haced como ella. Haced lo posible por la seguridad vial. Porque la vida de todos, en la carretera, depende de ti.

Las víctimas de siniestros de tráfico mostramos nuestro pesar por la muerte de María.

Flor Zapata Ruiz, madre de Helena, muerta por la acción de un conductor con alcohol, y miembro de la asociación de víctimas “Vida en la Carretera”.

 

Acerca de Flor Zapata Ruiz

Ahora soy una madre sin hijos. Mi única hija murió por un conductor con alcohol en abril de 2005. Desde entonces escribo para concienciar, especialmente a los jóvenes, sobre los peligros de una conducción no responsable.
Esta entrada fue publicada en Concienciación, Correo sin entregar, Historias, Muertes en carretera, Noticias, Sentimientos, Solidaridad, Víctimas y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

1 respuesta a María de Villota. Lo que de verdad importa

  1. Carmen dijo:

    A si es Flor. Ya no podrá ser

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *