Días sorprendentes

Hay días que te sorprenden y hay días con sorpresas. Es difícil encontrar la diferencia, pero la hay.

Hace dos días, podría decir que tuve varias sorpresas, si aplicamos esta definición a cosas inesperadas, noticias, visitas, pero, a veces, esas sorpresas hacen que el día resulte sorprendente.

Comencé con la recogida de una carta certificada. ¡Qué horror, un certificado! Casi siempre te pones en lo peor, ¡una multa! Esta duda enseguida se disipó porque el remitente era un nombre. No me sonaba para nada, y el origen la población, Ibi.

De quien fuera, no podía ser nada malo porque venía dirigido a mi nombre cariñoso (Flor), mi diminutivo del oficial.

En cuanto lo abrí supe de qué se trataba. En su interior venía un periódico y una carta, y antes de leerla, recordé que mi amiga Flory, con la que comparto nombre, un apellido, y la desgracia de haber perdido a nuestras hijas, me dijo que un amigo de ella me enviaría un ejemplar de un periódico del día 18 de Noviembre, día de las víctimas de accidentes de tráfico, donde venía un artículo sobre las víctimas, en la que aparecía la foto de mi hija.

Efectivamente, se trataba del artículo que escribió Juan Antonio Carreras Espallardo, en el periódico La Opinión de Murcia, titulado «El día de las víctimas de tráfico» y para el que me había pedido permiso para incluir la foto de Helena.

Pero no terminan ahí las sorpresas. Yo conocía ese artículo porque Carris, como le conocemos en Internet, me había informado de él y lo había publicado en Facebook. Resulta que ese periódico, La opinión de Murcia, es uno de los tres periódicos con los que yo contacté hace 8 años, para pedirles que publicaran mi carta abierta a los
jóvenes
.

En aquel momento que comenzó mi lucha y mi campaña de concienciación, solo existían, que yo conociera, tres periódicos dirigidos por mujeres, y escribí a los tres, porque necesitaba la complicidad de ser mujer, madres probablemente, para que me ayudaran a difundir mi mensaje. Las tres directoras, publicaron mi carta.

Pero siguen más sorpresas. Aproveché, la amabilidad de Antonio al enviarme el ejemplar para echarle un vistazo y me encontré con, supongo, un especial de salud donde venían un artículo extenso sobre el consumo excesivo de alcohol (El conductor que mató a mi hija iba borracho), y otros dos sobre clínicas donde se asisten a accidentados de tráfico. Supongo, también, que se hicieron con motivo de este día.

Han pasado 8 años, y por suerte o desgracia se sigue hablando de los accidentes de tráfico.

Y para terminar el día, abrí un mail y me encontré con otra sorpresa. Marta Bahí, la madre de David Bagudá, un niño que murió en Girona con su motocicleta porque unos coches se había accidentado y no lo señalaron debidamente. Fuel caso del niños que la Generalitat pedía 200 euros por los desperfectos producidos en la vía). Marta me comunicaba que, por fin, a David se le exculpaba. La culpa fue de los otros conductores.

No me digáis que no ha sido un día sorprendente.

Y de agradecimientos. Nuevamente a Carris, por su artículo, del que he disfrutado más viéndolo directamente en el periódico, y que todos los años se acuerda de las víctimas. A Antonio, por tener la gentileza de enviármelo. A Flory, por tener como amigo a Manuel. A todos los moteros que, al leer mi post se pusieron en contacto con la familia de David y les apoyaron y consolaron. Y por último, a Rosa María Trinidad, la madre de Enaitz que atendió gentilmente mi carta para que se pusiera en contacto con Marta y la consolara y creo que ella fue quien les puso en contacto con los peritos que han estudiado e investigado el caso y han hecho posible, también, el desenlace.

Flor Zapata Ruiz, madre de Helena, muerta por la acción de un conductor con alcohol.

Acerca de Flor Zapata Ruiz

Ahora soy una madre sin hijos. Mi única hija murió por un conductor con alcohol en abril de 2005. Desde entonces escribo para concienciar, especialmente a los jóvenes, sobre los peligros de una conducción no responsable.
Esta entrada fue publicada en Accidentes motos, Afecto, Correo sin entregar, Historias, Muertes en carretera, Opiniones importantes, Sentimientos, Solidaridad, Víctimas y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *