La espera

Maxi e Isabel son dos madres que han perdido a sus hijos en un accidente de tráfico. Maxi perdió a dos de sus hijos, a su nuera y a su futura nuera, Isabel perdió a su hija, a su yerno y a los cuñados de su hija. Entre las dos suman 4 seres queridos, en el mismo coche, en el mismo día.

Beatriz Redondo, hermana de una de las victimas escribió para la asociación a la que pertenece esta nota sobre los hechos.

Lucha para que se haga justicia y para que los accidentes disminuyan a través de la asociación Stop Accidentes. Este es su testimonio:

“El día 11 de julio 2004 en la autovía de Extremadura un conductor al volante de su Mercedes se salta la mediana, sale volando e impacta contra un Skoda, donde viajaban nuestros chicos. En ese momento muere mi cuñado José de 26 años, su hermano David de 23 y su novia Myriam de 20, mi hermana moriría horas más tarde en el hospital de Badajoz, Cristina de 27 años. También muere calcinado el copiloto del Mercedes. La guardia civil no realiza prueba de alcohol al conductor del Mercedes, la juez tampoco la ordena, sin embargo le hacen la prueba al conductor del vehículo que circulaba delante de mi cuñado y que no intervino en el accidente, da 0,0. Cuando recibimos el atestado tampoco hay ninguna prueba sobre la velocidad a la que circulaba el Mercedes, sin estas dos pruebas nos condenan a que no tengamos nada que llevar a juicio. Nosotros contratamos un perito para saber la velocidad y el delincuente circulaba a 167 km/h, 47 por encima de lo permitido.
Tras once meses de instrucción esa misma juez que no recopilo ningún tipo de información sobre el accidente, ha decidido que no hay pruebas suficientes para que vaya por lo penal y lo ha metido por faltas, es indignante.
Esto supera a cualquier ser humano, tenemos la obligación de hacer algo por los nuestros…… esa falta de profesionalidad probablemente deje a un asesino libre, no sé, ya no creo en la justicia y estoy dejando de creer en las personas.”
BEATRIZ REDONDO

Esto ocurrió en Julio de 2004. Por fin han conseguido qué el próximo mes de noviembre se produzca el juicio sobre este caso.

¡Qué larga la Espera!

 

Acerca de Flor Zapata Ruiz

Ahora soy una madre sin hijos. Mi única hija murió por un conductor con alcohol en abril de 2005. Desde entonces escribo para concienciar, especialmente a los jóvenes, sobre los peligros de una conducción no responsable.
Esta entrada fue publicada en Muertes en carretera, Seguridad Vial, Velocidad, Víctimas y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *