Un mal llamado accidente

(Post escrito el 17 de octubre de 2007 por FZ madredHelena)

Hoy se cumplen 2 años y 6 meses de ese mal llamado accidente que se llevo la vida de mi hija, Helena Castillo Zapata.

El reloj se paró en las 4:15 h de la tarde. Un reloj que quedó sin pulsera, sólo la esfera y una hora, la última hora de su vida. Una vida cortada por un mal llamado accidente.

Esos no son accidentes. No son problemas de la máquina, del trazado de la carretera, en este caso una autovía, de fenómenos atmosféricos que afectan a la conducción, de una mala conducción por parte de ella, de un descuido, de algo fortuito o inesperado. Aunque si fue fortuito e inesperado que ella estuviera en ese momento allí y que el presunto culpable, pasará por su lado.

Por eso, ¡no me hablen de tantos accidentes!, porque no son accidentes. Sólo unos cuantos son verdaderamente accidentes

Hoy ha sido todo el día, un mal día para mí. Bueno, mejor dicho, ya ningún día será bueno para mí, pero menos aún para mi hija.

Ella se quedó en un mal llamado accidente y yo me quedé en un mal día.

¡Maldita sea! ¡Maldita sea! Maldita sea!

“Sueña, vida mía,

Mi juguito de melón…

Sueña, mi chispa pequeña,

Figurita de algodón, nieve sureña.

Sueña, mi niña, sueña

Con la canción azul de las sirenas”.

“Mi niña Tadea” de Diana Navarro

Flor Zapata Ruiz, madre de Helena, muerta por un conductor borracho.

www.quieroconducirquierovivir.com

Acerca de Flor Zapata Ruiz

Ahora soy una madre sin hijos. Mi única hija murió por un conductor con alcohol en abril de 2005. Desde entonces escribo para concienciar, especialmente a los jóvenes, sobre los peligros de una conducción no responsable.
Esta entrada fue publicada en Antiguos escritos, Concienciación, Correo sin entregar, Duelo, Quieroconducirquierovivir, Sentimientos. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *