Si supieras lo que te quiero

Este escrito de la sección de antiguos escritos, tiene más de dos años. Sigo pensando lo mismo. Y la foto de Helena me recuerda la canción de El Canto del Loco “Besos”, pero después de que compusieran ¡Eres Tonto! y leyera las declaraciones de Dani Martin, me confirmo más aún lo importante que es que los hijos sepan que les queremos. Dani decía, hablando de esta canción, que las personas hacen cosas porque tienen “una falta de cariño, una carencia de afecto”. Hoy, quizás aún con el recuerdo del día del padre, cuando pienso que mi marido ya no tiene a su hija para que le diga lo que le quiere y viceversa, he recordado este escrito.

¿Creéis que nuestros hijos saben lo que les queremos?

Yo me he hecho esta pregunta miles de veces. Siempre he pensado que es algo que les debe de importar mucho, a lo largo de su vida.

Primero cuando son pequeños porque es vital para su supervivencia y porque aún no tienen capacidad para saber que, lo que hacemos con ellos, ya es respuesta a esta pregunta.

Después, cuando creemos que son mayores y lo dan por sabido, de vez en cuando, hay que recordárselo.

Nosotros creemos que lo saben, lo damos por hecho y ellos creen que es una obligación y un derecho por haberlos traído a este mundo, pero, ¿A quién no le gusta, de vez en cuando, que le digan “Te quiero”?

Somos más adultos que ellos, se supone y, sin embargo, vamos reclamando “un te quiero” de nuestra pareja, de nuestros hijos, nuestros amigos, e incluso, con diferencia, de nuestros jefes cuando reclamamos que valoren nuestro trabajo.

Pero ¡Cuánto nos cuesta decir “Te quiero”!. Nos avergüenza, creemos que nos hará vulnerables,  que se reirán de nosotros, que nos buscarán las cosquillas, etc.

Cuando insistí en ver a mi hija, aunque me recomendaban que no lo hiciera, por cierto, si algún día, ojalá no tengáis que pasar por ese trance, perdéis a un hijo, no os neguéis a verlo. Es necesario y bueno.

Pues como decía, cuando vi a mi hija, mi despedida fue un beso y “te queremos”

Quizás ella ya no me oyó, pero yo necesitaba decírselo, por todas las veces que ya no se lo podría decir, por todas las veces que no se lo dije a tiempo.

Yo creo que no sabemos lo que nos quieren nuestros padres hasta que somos también nosotros padres. Entonces es cuando te das cuenta de lo que se quiere a los hijos.

Pero y los hijos ¿Saben lo que les queremos?

Sólo saben que les compramos todo los que nos piden, que queremos darles la mejor educación, que nos importa si beben o se drogan, que no queremos que les pase nada, pero, si supieran los que les queremos…

Si supieran que nuestra vida se acaba si mueren ellos, si supieran que los que sufren cuando ellos se van somos nosotros, no ellos, si supieran que nuestra vida tenía sentido por ellos, si supieran que cada vez que decimos “no” nos duele más que a ellos, si supieran que son fruto del sexo por amor de los casados (la mayoría) y que ese sexo es más que eso, si supieran lo que les queremos

(Escrito fechado el 27 de Agosto de 2007) Flor Zapata Ruiz, madre de Helena.

Esta historia que te cuento es como un grito
Una voz desesperada que grita pidiendo auxilio
Auxilio por no ver nada que me llene en el camino
Auxilio por ver que hay mucha falta de cariño…

 

Esta entrada fue publicada en Antiguos escritos. Guarda el enlace permanente.

3 respuestas a Si supieras lo que te quiero

  1. A pesar de que le robaron la vida cuando comenzaba a vivir seguimos en el empeño de que nuestra pequeña sigue y seguirá reinando en nuestro corazón.
    Ella sabía cuanto le quería y me regalaron un precioso óleo con mi hija en brazos de su madre.
    Lo beso a cada instante, le hablo, le traigo flores frescas e incluso regalos y le digo lo preciosa que es mi ángel.
    Sigo abrazando a sus peluches como ella lo hacía, me pongo y les pongo su colonia.
    Quiero pensar que mi pequeña Julia siempre estará cerca y velando por nosotros.
    No pude recibir sus besos el día del padre pero ella recibió muchos besos y caricias de su papá.
    Julia, te quiero con el alma vida mía.
    Un fuerte abrazo, Flor.

  2. Pili lema dijo:

    Poco antes de las navidades iba por la calle y vi algo en el suelo, lo cogui pensando que era un pendiente, redondito y pequeño y com Unas letras que sin gafas no leia, pense queera la chapita con marca de unos zapatos a mis dedos le gusto y fue para el bolsillo del abrigo.
    Y ahi estubo en el bolsillo mis dedos siempre jugueteando con el.
    El dia de reyes fuy a misa, esa misa era por mi hijo y los dos amigos que se murieron con el. Tenia ese abrigo cuando llegue a casa mi sobrina encuentra la chapita en el suelo preguntando de quien era, le cuento lo de la chapita de zapato y me dice sabes mo que pone aqui… mama te quiero, me quede…para mi fue un mensaje y el mejor rejalo de reyes, tampoco supe como se salio del bolsillo.
    Para mi estan con nosotros y le podemos seguir diciendo Lo mucho que le queremos.
    Un beso flor

Responder a Pili lema Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>