Queridos Moteros

Siempre hay alguien que confía en mí para que escriba algunas palabras para un evento, una conferencia, una concentración…, y siempre es un honor que no merezco, una responsabilidad, y una pequeña alegría y motivo para seguir viviendo.

Hace unos días me pidieron si tenía algo escrito relacionado con los moteros. ¡Pues claro! Al principio de esta lucha, recibí mucho apoyo de los moteros. Ellos también comenzaban a luchar y conocí a muchos de ellos, pero mi cercanía a ellos viene de mis años de infancia y mi relación con la moto de mi padre.

Mi padre y su moto

Es de las etapas más bonitas de mi infancia. Siempre recuerdo esos viajes con mi padre, primero en su moto, después en el sidecar. Luego llegó la emigración, las cosas buenas de la gran ciudad, y las malas, como fue tener que desprendernos de la moto y el sidecar.

Pero todo lo que tengo escrito no sirve para utilizar como palabras dedicadas en un evento de moteros. Por eso he escrito estas que es un resumen de mucho de lo que he escrito.

Queridos moteros:

Mi primera forma de transporte fue una moto, la de mi padre. Entonces no había tantas medidas de seguridad, y primero viajaba subida en el depósito, pero enseguida pasé a la parte trasera. Mi padre se encargó de aplicar unos pedales a la moto, a mi altura. Y me compró un casco y unas gafas como las de él pero en pequeño. Os estoy hablando de antes de los años sesenta. Y así me llevaba al cine del pueblo más cercano, a tres kilómetros. Por eso os tengo tanto afecto. Pero entonces no había peligro. Apenas velocidad, pocos coches y ningún quitamiedo. El mayor riesgo era que te entraran los mosquitos en la boca, cuando volvíamos esas noches de cine. Disfrutad de la moto con esmero. Con pasión por la vida. Sin prisa. Sin prisa por llegar o por morir. Con cuidado del que va en su «latita» porque él no concibe el peligro del que recibe el aire. Cuidado con los adelantamientos por la derecha, porque siempre es el otro el que cree que tiene el derecho. Exigir más a las autoridades que a la máquina, y entre todos lo conseguiremos. Porque, en la calle, en la carretera, todos debemos estar implicados y comprometidos con salvar nuestro cuerpo. Flor Zapata Ruiz, madre de Helena, a la que mató un conductor borracho.

Gracias, Jesús María, por acordarte de mí. Ojalá fuera verdad que mis palabras tuvieran algún efecto y mérito. Un abrazo.

Flor Zapata Ruiz, madre de Helena, que murió por culpa de un conductor borracho.

www.quieroconducirquierovivir.com

Publicado en Accidentes motos, Casco, Historias, Seguridad Vial | Etiquetado , , | Deja un comentario

Darth Vader y la Seguridad Vial

David Prowse y su personaje

Si os hablo de David Prowse algunos diréis que no sabéis quién es, pero si os nombro a Darth Vader enseguida lo relacionáis con la saga de STAR WARS. Aunque, por desgracia, la única vez que ha aparecido la cara de este personaje, no ha sido con el actor David Prowse.

Y os preguntaréis que relación tiene con la seguridad vial. Pues, el personaje de la película nada, pero el actor, David Prowse, tiene mucha.

David Prowse, alla por el año 1970, fue el «Green Cross Code» y enseñaba a los niños ingleses a cómo cruzar las calles sin peligro.

Sí, eso que comenzamos ahora a hacer, enseñarle a los niños que antes de cruzar hay que parar, mirar y cruzar, ya por los años setenta era una campaña en Reino Unido. Así nos va, cincuenta años de retraso.

«Green Cross Code», traducido sería algo así como El Código de La Cruz Verde, es una marca creada por el Comité Nacional de Seguridad Vial (ahora Royal Society for the Prevention of Accidents , RoSPA) para crear conciencia sobre la seguridad vial de los peatones en el Reino Unido. La campaña de Green Cross Code comenzó hacía 1970 y continúa en la actualidad, aunque se ha ido modificando.

En 2018, Green Cross Code dicía algo así como: ¡Pensar! ¡Detener!, ¡utiliza tus ojos y oídos!, ¡espera hasta que sea seguro cruzar!, ¡mira y escucha! y ¡llega vivo!

Green Cross Man

Green Cross Man era un personje superhéroe, disfrazado, que tiene el poder de teletransportarse para ayudar a los niños a cruzar la calle de forma segura. Fue creado por los años setenta en Inglaterra y difundidos en anuncios de televisión propiciados por el gobierno británico, para el departamento de medio ambiente, desde los años 1975 a 1990, aunque posteriormente se volvieron a retomar.

David Browse fue quien interpretó a este personaje, e igual que en Star Wars, en los primeros tampoco utilizaba su voz. Posteriormente sí.

Por los años 2014, resurgió este personaje pero ahora no era para alertar a los pequeños, sino a los jóvenes y adultos que cruzaban de forma despistada, por el uso del teléfono u otros aparatos.

Hoy, en el año 2020, en nuestro país, que yo conozca, en pocos lugares existen advertencias para los niños antes de cruzar. Sí existe mi ciudad, Alcobendas. Y a lo largo de todas Andalucía, y propiciado por la asociación Teavial, muchos `pueblos se están llenando de pictogramas para aquellos niños con problemas de autismo.

Yo, que nunca he sido una fans de la Guerra de las Galaxias, y que confieso mi ignorancia sobre el final de este personaje Darth, y la faena que le hicieron en el último capítulo, me ha encantado conocer su faceta de ayuda en la seguridad vial. Y todo ello ha sido gracias a un documental de Marcos Cabotá, «I am your Father», que me encantó.

Gracias, David Prowse, por tu aportación a educar en seguridad vial, a tantos niños ingleses, y aunque tarde, pongo aquí alguno de esos vídeos, por si sirven para otros niños españoles. ¡Y no tan niños! Porque para cruzar tampoco nos debe abandonar «la fuerza».

Fuerza para parar, mirar y cruzar seguro.

Flor Zapata Ruiz, madre de Helena, muerta por culpa de un conductor borracho.

Publicado en Cine, Concienciación, Historias, Seguridad Vial | Etiquetado , | Deja un comentario

Las cifras. Los Reyes Magos

el lazo naranja de las víctimas de tráfico

Hace mucho que en mi casa no hay reyes. No se perdieron, simplemente quien se encargaba de escribir ya no está, y durante mucho tiempo yo les escribía cartas simbólicas, con peticiones imposibles, casi todas relacionadas con la seguridad vial.

Sí, porque para llegar a esta fecha hay que pasar por otras: noche buena, navidad, fin de año, y el famoso recuento de muertos de la D.G.T.

Y cada año, con más prisas, con más euforia, nos presenta unas cifras, que para ellos, gobierno el partido que gobierne (no es cuestión de partidos), son más bajas. Siempre son menos muertos. Siempre estamos de enhorabuena, pero las cifras no bajan de mil muertos, sin contar con los que mueren unos días después, o sin sumar los de algunas comunidades.

Este año, la cifra oficial de muertos en siniestros viales, en siniestros de tráfico, para ellos en accidentes de tráfico, han sido mil noventa y ocho (1.098, lo repito en número porque parece que se ve mejor). Esta es la cifra solo de carretera.

Pero cuando se sumen los de todas las comunidades, los de vías urbanas, los muertos después de las 24 horas, la cifra seguirá sin bajar de casi las dos mil personas.

Pero lo peor de estas cifras, sean mil o dos mil, es que son padres, hijos, hermanos, o escrito con «a», que no quiero que me acusen de machista, que no vuelven a casa. Ni por navidad, ni en ninguna otra fecha. Personas que ya no vuelven a escribir la carta a los Reyes Magos, de los que ya no volvemos a disfrutar, ni ellos de nosotros.

Queridos Reyes magos: Perdonad que durante años os he seguido molestando haciendo peticiones imposibles. Vosotros ya tenéis bastante con atender a los niños, que eso de pequeña ya me lo dejaron claro, «Los reyes son para los niños».

Los otros reyes, los de trono, butaca o poltrona, son los que sí nos pueden ayudar, pero la víctimas de tráfico no somos una prioridad para ellos.

Queridas nuevas familias que llegáis a este recuento macabro, vuestro dolor es el mío.

Las calas de Helena

Flor Zapata Ruiz, madre de Helena, muerta por culpa de un conductor borracho.

www.quieroconducirquierovivir.com

Publicado en Aniversario/Conmemoración, Correo sin entregar, D.G.T., Historias, Muertes en carretera, Víctimas | Etiquetado , , | Deja un comentario

Quince finales sin ti

Querida hija: Quince años sobreviviendo. ¡Qué barbaridad! Me parece imposible que hayamos sido capaces de sobrevivirte quince años. Para los que este año sea el primero que pasan sin sus seres queridos y piensen que van a morir, este es el ejemplo. Nadie se muere, en el término general de la palabra, aunque como diría “chiquito”, física, moral y “sesuamente”, se muere cada día un poquito más.

Pero lo hacemos tan bien que nadie se da cuenta de ello. Es más, este año, que más que nunca se resume en una película, los comentarios han sido siempre: “Os vemos muy bien”, “Estás fenomenal”, “Has rejuvenecido”…

Y comienzo:

Este año también hubo muchos que se fueron:

Esta vez, no de la familia, pero si conocidos artistas, cantantes, deportistas, y muchos anónimos en siniestros de tráfico. Y siguen siendo muchos jóvenes. Unas veces se matan y otras los matan. Y aunque se empeñan en decir que son menos, siempre son más. Un muerto más en una familia. Unas navidades menos. Si todos los políticos, gobernantes, jueces, tuviesen en su haber la pérdida de un ser querido en siniestros de tráfico, sabrían la tragedia tan enorme que produce esos mal llamados accidentes de tráfico y se tomarían como una cuestión de estado la disminución de esos mal llamados accidentes. Porque en su gran mayoría son producidos por el consumo de alcohol y otras drogas. No es que no seamos objetivos por ser víctimas, es que nadie, que no lo pasa, sabe lo que es este sufrimiento para toda la vida.

Entre los que se fueron está el que hizo famoso el “chatina”, que junto a Lina Morga eran de los actores antiguos que te hacían tanta gracia.

Tus amigos:

Sigo conociendo el paradero de algunos. Este año he sabido de Julia, la compañera del cole que te enseñó a hacer pendientes. Ya es mamá de un niño.

Álvaro celebró su boda este año. Y tu cocinera preferida, Susy, está a puntito de ser mamá.

Tus primos:

Siguen emancipándose.

La política:

Ya lo han conseguido. No, no me refiero a ningún acuerdo. Han conseguido que la gente la aborrezca, que pasen de ella, que tengan el peor concepto de los políticos, después de que nos hayan hecho votar varias veces y ahora haya casi tantos partidos como gustos en la sociedad.

Pero creo que  lo más preocupante y va en aumento, es el problema de los movimientos migratorios y la violencia machista.

La Seguridad Vial:

Mi lucha por la concienciación sobre los siniestros de tráfico, y una conducción segura, este año me dio una pequeña alegría. Una asociación de policías y educadores en seguridad vial: ATESVAN,  me concedió, en Roquetas de Mar,  el premio a  las buenas prácticas en Seguridad Vial. Fue un momento muy emotivo. Sentí tanto cariño que me dio una llorera que no veas.

Gracias, amigos policías

Esa fue la parte bonita. La fea, y como te decía anteriormente, es que siguen muriendo en el asfalto, muchos, aunque se empeñen en decir que son menos. No se puede decir que sean menos cuando son más de mil. Siguen siendo muchos dramas.

El  Cine:

Este año te tengo que hablar de cine. Ya sabes que siempre te conté que de pequeña yo también le dije a la abuela eso de “mamá quiero ser artista”, pero no lo he sido ni nunca lo seré, aunque este año he participado en una película.

Sí, yo que siempre dije “no” a televisiones, entrevistas o vídeos porque, desde que perdí mi bonita sonrisa siempre pienso que doy mal en pantalla, este año, dije sí.

Una periodista me preguntó qué papel hacía yo en la película y le contesté: el que me ha tocado hacer en esta vida, de víctima.

Sí, no sé cómo lo hago pero voy tropezándome en mi camino con jóvenes, casi más jóvenes que serías tú hoy, y debe ser por tu falta, o porque me recuerdan a ti, las adopto, aunque ellas no lo saben.

Esta vez he conocido a una directora de cine: Raquel Troyano. Y ha hecho una película sobre la historia de la pérdida  que sufrió su madre, también en un siniestro de tráfico, del que era su hermano, y ha aprovechado para darnos voz  a otras víctimas.

Y como tu madre se mete en todos los charcos, se ofreció a ayudar y terminó metida en el largometraje aportando mi testimonio.

Y aprovechando el conocimiento de otra joven que también se cruzó en mi camino y es otra artista, esta vez de la música, la nominé y ha hecho una cosa preciosa.

Bueno esto es como te lo cuento yo, pero hay quien dice que esta cadena la has montado tú, mi hada Helena.

A veces siento vergüenza de lo que pensarás de la loca de tu madre. Y cada año digo que ya me retiro, que ya no hay más que pueda hacer, que pido alguien que me sustituya, pero al final no soy capaz de decir completamente adiós.

La verdad es que este año me han sucedido cosas mágicas y “Una Mañana Fría” me ha dado calor, pero sigo sintiendo tu ausencia muy internamente, y ese frío no hay quien lo caliente.

La Música:

En música sigue la fama de Rosalía, la cantante de la que te hable el año pasado. Y la música urbana sigue en auge, aunque cada vez estoy más desfasada porque eras tú quien me tenías al día.

Pero este año, por supuesto, la música es la de esa película “Una Mañana Fría”. Se titula “Tras la Niebla”, la ha compuesto y canta Lewa Handpan, y tiene una letra dedicada a las víctimas de tráfico, pero muy especialmente está hecha para mí. Por su letra y porque Lewa la hizo pensando en mí, y me la entregó con dedicatoria (perdonadme este momento de ego).

Dedicatoria de Lewa

Este año el video musical es esta canción, la canción original de la película «Una Mañana Fría» y ojalá llegue hasta los Goyas.

Y su letra dice así:

Tras la Niebla. Lewa. Canción original de la película “Una Mañana Fría”

Somos sal,

latido y sudor;

somos pieles gemelas.

Somos luz,

vacío y caudal;

el brillo tras la niebla.

Somos red,

abismo y puntal;

trampa, genio y torpeza.

Somos voz,

cadencia y azar;

viento y polvo de estrellas.

He vencido el  miedo

A ser el dardo en la conciencia.

Quema más tu amor

sin recibir.

Solo en tu recuerdo

Soy esencia.

He aprendido a perdonarme

y a seguir,

y vivir, y seguir, y vivir…

Este año, Raquel Troyano y Lewa Handpan, estas dos jóvenes, me han hecho un poquito feliz.

Y siguiendo la propuesta de un concurso de escritura, que me llamó la atención porque se trataba de hacer, en diecinueve palabras, un resumen del año, algo que yo llevo haciendo catorce años, aquí está mi resumen número quince:

Quince finales sin ti. Quince resúmenes. Este año con una película: Una Mañana Fría. Por ti, y para otros.

París, gracias a nuestros amigos.

Querida hija, este año conocimos París. Tú estás presente en todo lo que hacemos. Lo que es nuevo, lo que te has perdido, lo que no conoces, lo hacemos, lo disfrutamos , mirando con tus ojos, pensando en ti, echándote en falta, con pena de que no nos acompañes, y con la tristeza de que la vida te haya dado tan poco y te ha quitado tanto. Veinte años no ha sido nada. Se nos pasó en un segundo, aunque te disfrutáramos intensamente ese tiempo, pero nuestra casa quedó sin techo.

Casa sin techo, hecha con los juguetes de Helena

Siempre con nosotros. Te quiero, te queremos.

Flor Zapata Ruiz, madre de Helena, a la que mató un conductor borracho.

www.quieroconducirquierovivir.com

Publicado en Aniversario/Conmemoración, Concienciación, Correo sin entregar, Historias, Musica, Reflexiones | Etiquetado , , , | 3 comentarios

Demasiados Kamikazes

Hace unos días, el padre de Helena pronunció esta frase, “demasiados kamikazes”, con la ironía y la sabiduría que da la vida cuando has perdido lo que más querías y la vida te obliga a seguir vivo.

Sí, últimamente existen demasiados kamikazes, en unos pocos meses, las noticias de los periódicos se llenan de estos protagonistas. Pero os invito a leer algo que escribí el 27 de noviembre de 2007, hace ya doce años, mi reflexión sobre el término kamikaze.

Y después de tanto tiempo, seguimos con la misma perversión del lenguaje periodístico.

Las muertes de tráfico se siguen llamando “accidente”. A los que conducen en dirección contraria  se les denomina “kamikaze”. Los que atentan contra la vida propia y la ajena conduciendo con alcohol y otras drogas, hasta el punto de no ver las señalizaciones, o tratar de esquivar los controles de la policía, se les denomina “kamikaze”, cuando,como mínimo, se les debería denominar «delincuente vial» . Producen la muerte con su estado, su actitud, sus acciones, y lo denominan “accidente”…

¡Hasta cuándo se va a utilizar este lenguaje que trata de que se sigan viendo como normal los siniestros de tráfico!

Por favor, señores periodistas,  no comiencen a hablar de kamikaze cuando se trata de un conductor por dirección contraria. Ese término encierra, generalmente, a un conductor rodeado de mucha droga. E incluyo al alcohol dentro del término “droga”, porque lo es.

A estos elementos, yo ni siquiera los definiría como violentos viales, porque está claro que la sociedad tampoco nos admite este término. Directamente, las muertes producidas con un coche, y con alcohol y otras drogas las definiría como asesinatos, porque existe un arma de matar, el coche, e intención de hacerlo, porque todo el mundo sabe que el alcohol y otras drogas matan.

No es necesario que se endurezcan las penas si es cierto lo que escuché el otro día en unas noticias de que podían llegar hasta muchos años de cárcel. Pero me parece a mí que las sentencia en estos casos son más bien escasas (de uno a cinco años).

Lo que es necesario es que quién lo hace, lo pague, con la pena máxima. Aquél conductor que es detectado en un control de alcohol o drogas, directamente al calabozo a pasar la noche. Requisado el coche y al calabozo, y después la pena oportuna.  El que con esos componentes, además, produce muerte, directamente a la cárcel. El carnet, retirado de por vida. Y máxima pena. Nada de año y medio, dos años, que ni siquiera entran en la cárcel. ¡Por Dios, señores jueces, que han quitado una o varias vidas!

¿Es que nuestros muertos lo son menos que los producidos en los atentados terroristas o por violencia de género?

Ya está bien de pensar que ha sido un accidente.

Y a los señores periodistas, no me cuenten las excelencias de esa persona antes de quitar la vida a otro. No le hagan un héroe. La mayoría de los kamikazes, como los denominan, están escondiendo un delito, o varios.

No hablen de estos individuos que nunca se matan ellos, sino los inocentes. Dejen de utilizar ese término para definir que iban en dirección contraria. Y utilicen el término siniestro vial o siniestro de tráfico, porque el término accidente le hace menos culpables.

El que mató a mi hija, al que no se le realizó la prueba de drogas porque en ese momento no se hacía, después de haber envestido el coche de mi hija le pregunto a su compañera copiloto si tenía carnet, y cuando esta le dijo “ya sabes que no”, el respondió: pues me acabo de romper la vida.

En ese momento era militar, y tuvo que dejar el ejército. Pero a quién realmente rompió la vida fue a mi hija,  y a nosotros nos la partió en dos.

El coche de Helena

Queridas familias víctimas, vuestro dolor es el mío.

Las calas de Helena, para las víctimas.

Flor Zapata Ruiz, madre de Helena, muerta por la acción de un conductor borracho.

www.quieroconducirquierovivir.com

Publicado en Alcohol, Concienciación, Correo sin entregar, Drogas, Kamikaze, Muertes en carretera, Seguridad Vial, Víctimas | Etiquetado , , , | Deja un comentario

Entre fechas

Si ya es difícil recordar el Día Mundial en Recuerdo de las Víctimas de Tráfico, porque no es un día en concreto, sino el tercer domingo de noviembre, con lo que cada año es un día distinto, encima es una fecha de noviembre, entre otra fechas más importantes, por que la sociedad lo ha decidido así. O la Organización Mundial de la Salud, con lo cual, seguimos observando como «los accidentes de tráficos», como los denomina, no tienen ninguna importancia.

Y entre esas fechas está el veinte de noviembre, que es el Día Universal del Niño, y el Día Internacional para Eliminación de la Violencia Contra la Mujer, que el 17 de diciembre de 1999, la Asamblea General de las Naciones Unidas, declaro el día 25 de noviembre como este día y con el que estoy totalmente de acuerdo.

Hace unos años, con motivo de una de mis charlas, en esta ocasión a personal medico y de enfermería en el hospital de Móstoles, le comenté en aquel momento a una representante de Sanidad de la Comunidad de Madrid, ¿por qué si la OMS consideraba los accidentes de tráfico como un tema de salud, por qué jamás había visto en un centro de salud, en un hospital un cartel o una advertencia sobre las precauciones a la hora de conducir? ¿Por qué no se visualizaba sobre los peligros del alcohol u otras drogas a la hora de conducir? Y me admitió que tenía toda la razón y que tratarían de subsanarlo.

Sigo sin verlo. Pero el otro día, en mi centro de salud, encontré este cartel:

Nunca imaginé que mi hija pudiera morir en un siniestro de tráfico. Si se me pasó por la cabeza que pudiese sufrir acoso o agresión por parte de un hombre, porque ese miedo siempre lo hemos tenido las mujeres. Pero la realidad es que la mató un conductor con alcohol.

Sigo apuntando que estoy totalmente en desacuerdo con cualquier violencia, y más si va dirigida a la mujer. Quiero dejar claro que, máxime como mujer, apoyo todo lo que se haga contra esta violencia.

Hay muchas víctimas de tráfico, y asociaciones de víctimas, que al igual que yo he cambiado el título de víctimas de accidentes de tráfico por víctimas de siniestro de tráfico, ellos lo han cambiado por el de «Víctimas de Violencia Vial». Llevan años pidiendo que se hable de esa violencia, que se admita ese tipo de violencia, pero es inútil porque si a los «accidentes de tráfico» no se les da mayor importancia, menos aún el adoptar este término.

Pero vais a ver todo lo que se considera violencia vial. Sin tener en cuenta que conducir con alcohol u otras drogas es otra forma de ejercer violencia y que produce muerte:

Y me encanta ver que cada vez hay más pueblos, ciudades, países, que hacen visible esta violencia, y que la ciudades se preparan e incluso han comenzado ya a realizar homenajes, acciones, eventos, en memoria de estas. Incluso en mi ciudad ya hay preparado una serie de eventos para visibilizar este día.

El día de las víctimas, lo que conseguimos fue el lazo naranja en la portada de la publicación del ayuntamiento, y una entrevista a mi persona, de lo que estoy muy agradecida, pero nada más.

Hoy, todas las televisiones hablan, comentan, documentan, visibilizan este problema de la violencia de genero. Y me parece perfecto. Pero permitirme que sienta envidia, porque hace solo una semana, las pocas víctimas que nos manifestábamos recordando a nuestros muertos o pidiendo mayores condenas, no hemos tenido ni la décima parte de atención.

Porque mi hija no murió en un accidente. A mi hija la mató un conductor con alcohol.

Sigo pensando que esta sociedad no nos da ninguna importancia. Pero es más fácil que mueras en un siniestros de tráfico que a manos de un maltratador. Y no me lo toméis a mal, pero nuestros muertos, que no lo han sido en un accidente, sino que les han quitado la vida, están también muertos.

Las víctimas de siniestros viales, en lo que va de año, son más de 900. La cifra oficial a Septiembre era de 802 muertos, que no fallecidos.

El número de mujeres muertas por violencia de genero, desde 2003 que es cuando se comenzó a contabilizar, es de 1026.

Flor Zapata Ruiz, madre de Helena.

www.quieroconducirquierovivir.com

Publicado en Aniversario/Conmemoración, Concienciación, Convocatoria/Celebración, DíaMundialVíctimasTráfico, Sentimientos, Solidaridad, Víctimas | Etiquetado , , | Deja un comentario

El dolor que no cesa

Madre-amiga. Reflexiones en la red

Las redes que nos roban el tiempo, también sirven para traernos recuerdos. Hoy hace 5 años de otro múltiple atropello, el de las niñas de Fuensalida.

Como ya he dicho en alguna ocasión, yo me desayuno con las noticias relacionadas con la seguridad vial y los siniestros de tráfico, y aunque antes hacía una mención a todas estas víctimas en mi otro blog «Madres sin hijos», dejé de hacerlo pero sí lo hacía en las redes.

Es curioso que cuando nuestros hijos mueren por la mano de un desalmado, estranguladas, tiroteadas, acuchilladas, violadas, se les vuelve a recordar, el juicio sale en todas las noticias, tiene bastante notoriedad, pero si es un siniestro de tráfico, sale la noticia, muchas veces con muchos errores y, la mayoría de las veces, nada más.

Pues, hoy, yo tengo todos estos recuerdos:

Me acabo de enterar del mortal atropello. Y el conductor con alcohol. Mi dolor no cesa. Vuestro dolor es también el mío. 22.11.2014

Las aseguradoras hablan de dinero. Las víctimas, de personas: Suspendido el juicio que una madre lleva esperando 5 años. Las aseguradoras no tienen ni idea de lo que supone para las víctimas sus impedimentos para demorar los juicios. 22.11.2013

Mi madre siempre decía: tienes razón, pero vas a la cárcel. A partir de hoy, nunca esta frase fue más verdadera. Tendrás razón, pero si no tienes para pagar las «tasas judiciales»…. 22.11.2012

Gracias, a los que no sois víctimas, por vuestra ayuda y compañía. 22.11.2010

O estos otros que hablan de mí:

Francesc Esteban‎ en Flor Zapata Ruiz MadredHelena

22 de noviembre de 2010 a la 1:59 · 

Acabo de verte por la tele (en la CNN)!
Me gustó, una vez más, cómo lo explicas… Con dolor, de manera muy facil y directa, con más tristeza que rabia…
Felicidades por ello, porque cada dia hay más gente consciente …

Un abrazo.

Pero el que más me ha gustado es este otro: Nos faltó, tú ser madres, y yo ser abuela 22.11.2017

Y cada día, cada año, se unen más familias a las crueles estadísticas. Y sigo conociendo a nuevas víctimas de siniestros viales. Y seguimos sumando, aunque ya no estoy segura que sea para restar, porque seguimos siendo las víctimas invisibles.

Si se pudo evitar, no es un accidente.

Flor Zapata Ruiz, madre de Helena, a la que mató un conductor con alcohol.

www.quieroonducirquerovivir.com

Publicado en Aniversario/Conmemoración, Muertes en carretera, Publicadoenlared, Seguridad Vial | Etiquetado , | Deja un comentario

Reflexiones en las redes

Reflexiones sin mi hija. Escritos con agua

Sigo recopilando lo escrito en las redes, que a veces es escrito en el viento porque no se sabe hasta dónde puede llegar. Pero también es una forma de escribir con agua.

Tampoco estoy segura de hasta dónde puede llegar este blog y lo que puede durar. Los libros están ahí, se pueden ver, tocar, prestar, regalar, pero todo lo que hemos escrito en Internet ¿Cómo perdurará? ¿En qué biblioteca se guardará? ¿Quién lo consultará?

El Gran Hermano Google, te devolverá lo que quiera, lo que le interese, lo que pagues, pero nunca tendrás seguridad de si es el mejor resultado existente.

Y las mejores palabras, escritas con un teclado, muy probablemente, nunca llegarán a tu familia, a tus descendientes y quizás mucho más a los extraños.

Desde hace tiempo, y en este afán mío por dejar algo en este mundo, comencé a recoger esas reflexiones hechas en las redes como «reflexiones sin mi hija», pero resultan laboriosas y no siempre puedo. Por eso creo que lo más fácil es hacer la recopilación aquí.

Recuerdos. Seguimos en la semana del Día Mundial de las víctimas de tráfico:

Gracias, mis niños de Isla Cristina. Gracias, Carlos Ruiz Martínez policía local de Isla Cristina. Me encanta ver cada año esos globos naranjas, y esos lazos y esas manitas naranjas, todo lo que hacéis, porque una vida no perdida,son muchas vidas salvadas. 21.11.2017

A pesar de la lluvia, el cielo se lleno de nombres. 21.11.2016

Mal tiempo para las penas. El gris se apodera del corazón y la lluvia se mezcla con las lágrimas. 21.11.2015

Flor comienza a desconectarse. Flor está intentando desengancharse. Iros acostumbrando .21.11.2012

Hoy, El Retiro, se ha vestido de lazos naranjas para recordar a nuestras víctimas de accidentes de tráfico. Personalmente, me he encargado de repartir lazos hechos con 15 metros de cinta de raso naranja. Un color lleno de energía. Un color de prevención. 21.11.2010

Y la más actual, la que he dejado hoy en el muro de la directora de «Una Mañana Fría»:

El trabajo es siempre para otros. A veces te pagan por ello, y otras veces te sientes pagado. Flor, madredHelena. De mi cosecha. 21.11.2019

¿Quién me escribirá cuando mi cuerpo bajo tierra esté? ¿Quién me leerá? ¿Quién consultará lo que escribí con agua? ¿Quién hablará de mi cuando esté muerta?

Flor Zapata Ruiz, madre de Helena, a la que mató un conductor con alcohol.

www.quieroconducirquierovivir.com

https://www.quieroconducirquierovivir.com/
Publicado en DíaMundialVíctimasTráfico, Publicadoenlared, Reflexiones | Etiquetado , | Deja un comentario

Después del Día de las Víctimas de Tráfico

El lazo de las víctimas de siniestros de tráfico

Siempre hay un después, al día siguiente, los siguientes días, etc. Con el día de las víctimas pasa igual.

Nos dan un día para reivindicar, protestar, llorar, un día que ningún año es el mismo porque por eso es «el tercer domingo de noviembre», con lo cual, mis recuerdos están llenos de diferentes días de las víctimas. Y mis reflexiones sobre este día, en Facebook, se dispersan casi durante una semana.

De nada ha servido un nuevo día de las víctimas de tráfico porque han seguido muriendo. Como los cuatro jóvenes de Jódar. Demasiada juventud. Un abrazo solidario. 20.11.2018

Este año 2019, otra vez pasó con jóvenes, esta vez en Alcantarilla

Hoy mi corazón está en muchos lugares. En todos los eventos realizados en memoria de las víctimas de tráfico o tránsito. Sí, también con las madres de Sudamérica. 20.11.2016

Y siempre, a la semana del día de las víctimas, un evento deportivo, que siguen sin realizar en el día de las víctimas, con lo cual se pierde su efectividad como acto en memoria de las víctimas :

Oficialmente, el día de las víctimas fue ayer, domingo, pero en muchos lugares se sigue homenajeando a las víctimas. Son eventos, casi todos, propiciados por Policía Educadores de Seguridad Vial, que lo hacen en colegios, con los niños. Y también queda un evento de gran publicidad y apoyo, por el gran numero de personas que participa en él, pero que yo estoy segura que la mayoría no recuerda el motivo por el que lo hacen. Se trata de la carrera de Ponle Freno, que será el próximo domingo. Si de verdad corres por las víctimas de tráfico, pon en tu camiseta por quién lo haces. Esa sí que es una forma de concienciar. 20.11.2017

Así que ese Día Mundial en Recuerdo de las Víctimas de Siniestros de Tráfico se va extendiendo en el tiempo, y creo que con poca efectividad.

Algunas madres, este año, se decepcionaban por la poca participación de la sociedad en la conmemoración de este día. A mí ya no me extraña después de asistir a quince celebraciones.

Cuando comenzamos nosotros, creo que fue la primera celebración en Madrid, en el Retiro, y solo eramos los familiares. Después conseguimos que hasta las autoridades asistieran al acto. Hubo un año que hasta se consiguió que todas las asociaciones estuvieran juntas en el mismo acto. Ese fue el último, después cada asociación volvió a reinterpretar ese día, según su criterio. Si es cierto que cada vez hay más actos de conmemoración en distintos lugares. Para ello siguen habiendo buenas personas, altruistas, que ponen voz y cara al sufrimiento de las víctimas y se afanan en que no se pierda este día de concienciación.

Pero la sociedad, no responde. Le da igual. «Mientras que a mí no me toque».

Pues toca, ya creo que toca. Como la lotería. Pero esto no es una lotería, es una cuestión de educación, enseñanza, concienciación, involucración, empatía, participación, política, y justicia.

Así que cuando os toque, acordaros de esos locos que hablaban sobre los siniestros viales, porque habían perdido algún familiar, y no pasan página.

¿Dónde estaban los que protestan por las leyes que tenemos y piensan que todo se arregla presentando unas firmas? La solidaridad es una forma de fuerza. Dicen que las batallas se ganan luchando, aunque a mí no me gustan ese tipo de guerras. Yo prefiero utilizar la palabra en la batalla. La educación, la enseñanza y la concienciación. Cuando ya tienes el muerto, de nada me sirven los años de cárcel, aunque son necesarios porque nuestros muertos son tan muertos como a los otros que asesinan con otro tipo de armas.

Pero mientras que sigamos pensando que matar con un coche es un accidente, esto no cambiará. Y ya hasta estoy cansada de clamar en el desierto.

Flor Zapata Ruiz, madre de Helena, a la que mató un conductor con alcohol.

www.quieroconducirquierovivir.com/

Publicado en Concienciación, Convocatoria/Celebración, DíaMundialVíctimasTráfico, Seguridad Vial, Víctimas | Etiquetado , , | Deja un comentario

Llamas de dolor

Escrito en Facebook,el 17 de noviembre de 2019, por FZmadredHelena.

Y cerca de tantos lazos naranjas, donde muchas victimas sufrían el dolor que quema por la pérdida de los seres querido en siniestros de tráfico, esta menina, naranja. Llamas de dolor.

De nuevo pasó el torbellino del dolor y la solidaridad de un día. Un día para reivindicar, porque para recordarles eso lo hacemos todos los días y a todas horas. Flor, madredHelena. 18.11.2019

Flor Zapata Ruiz, madre de Helena, a la que mató un conductor borracho.

www.quieroconducirquierovivir.com/

Publicado en Aniversario/Conmemoración, Concienciación, Convocatoria/Celebración, DíaMundialVíctimasTráfico | Etiquetado , | Deja un comentario