Implicación política

diavictimas

Hace 9 años, cuando el número de víctimas de tráfico era de 3823, aunque ya se  había producido una importante reducción, cuando el carnet por puntos ya llevaba funcionando un año, El Sr. Aznar cuestionaba la labor de la DGT de ese momento, y decía que quién eran ellos para decir lo que uno tenía que beber o no beber.

En ese tiempo, como ahora, porque siempre hay gente que cuestiona a gente, hechos y cosas, la DGT también era cuestionada por algunos. Pero, en aquel momento (hasta esta madre tenía argumentos para callar la boca de Aznar), las cosas se estaban haciendo mejor.

Fueron años en los que se vio cierta implicación política, en cuanto al tema de las víctimas de tráfico. Recuerdo en un foro de Seguridad Vial, de una asociación de víctimas, al que asistía, que se celebraba en las dependencias del ministerio del interior, y el propio ministro en aquel momento Pérez Rubalcaba, se presentó en un determinado momento, que no estaba previsto,  y se comprometió a hacer algo por la reducción de esas víctimas.

En estos momentos en los que se habla que la DGT está en siniestro total, ni toda la culpa es de la DGT, ni toda la solución, aunque es natural que haya llegado a la situación actual.  Han ido ocurriendo una serie de acontecimientos que han ido minando ese buen hacer en pro de la disminución de las víctimas, porque no ha habido una verdadera implicación política por parte del gobierno.

No creo que el ministro de interior se haya preocupado mucho del tema. Tampoco ha ayudado lo que el ministerio de justicia ha ido haciendo, al revés. Las tasa judiciales, la reforma del Código Penal, la sentencias tan benévolas ante los casos de delincuencia vial, y la certeza de que no pasa nada si se pierden todos los puntos porque hay cursos para volverlos a recuperar, han dado al traste con lo que en unos años se consiguió.

Las víctimas siempre lo hemos dicho: no hay que bajar la guardia. Y es misión de todos, velar por la disminución de víctimas. No solo es misión de la DGT, aunque es el referente, sino de todo el gobierno, y de muchos ministerios implicados (Sanidad, Educación, Justicia, Interior, Fomento) Pero la mayoría de estos ministerios siguen sin estar totalmente implicados.

Por ejemplo: Todavía no he visto un cartel en un hospital, en un centro de salud, aludiendo a que el alcohol u otras drogas, pueden quitar la vida en las carreteras. La asignatura de Seguridad Vial, sigue sin ser obligatoria en todas las etapas de la vida escolar. La justicia sigue emitiendo sentencias ridículas en hechos de tráfico con resultado de muerte, que no tienen comparación con otros hechos delictivos de menor transcendencia (blanqueo, estafas, malversación, etc.) A Interior solo se ve, y no siempre, cuando hay que dar cifras y, por supuesto, si son buenas. Y Fomento, qué decir de fomento. Que no se gasta un duro en arreglar las carreteras.

Y entre todos la mataron, y ella sola se murió.

La seguridad vial no es cuestión de unos pocos, es bastante más, es de todos, porque todos estamos en las calle y en las carreteras, y todos podemos ser víctimas o victimarios.

Y si todos debemos estar implicados y comprometidos, debe haber una implicación política para que las cifras sigan bajando, no subiendo como está pasando en los últimos meses.

Pero a quién le importa. Para muchos no son nada más que accidentes. Por supuesto, la mayoría de las veces, evitables.

Flor Zapata Ruiz, madre de Helena, muerta por la acción de un conductor con alcohol.

 

Publicado en D.G.T., Muertes en carretera, Reflexiones, Seguridad Vial | Etiquetado , , | Deja un comentario

Quiero una carretera segura

siniestros viales

En el mismo día en el que aparece información sobre el número de víctimas de la carretera, de Junio y Julio, y con el resultado de un aumento de las víctimas, también podemos ver información sobre cómo la inversión en carretera cae al 0,4% del PIB, o lo que es lo mismo, a niveles del año 1986, y para rematar, información sobre una nueva malversación en los gastos de la construcción del Ave Alicante-Murcia.

¿Qué relación tiene todo? Todo está ligado y tiene consecuencia.

Hace unos días, la vicepresidenta del gobierno, en su mención sobre la dimisión de la directora de la DGT, que aquí no voy a analizar, decía que le agradecían la labor realizada y había que reconocerle la disminución de víctimas.

Creo que la vicepresidenta no tenía en ese momento la debida información porque si miramos las cifras publicadas, parece que han hecho un corta y pega con un poco de maquillaje:

2013  1.134 fallecidos

2014  1.132 fallecidos

2015  1.131 fallecidos

Y en lo que va de 2016,  667 muertos. En tan solo Junio y Julio, 51 víctimas más que el año anterior.

En lo que va de este año está claro que es más elevado, pero en los años anteriores, no sé donde está la disminución.

Pero volvamos a la inversión en carreteras:

Desde 2013, la inversión en las mismas ha decaído, llegando a los años 2014 y 2015, en los que ni siquiera se ha publicado la inversión, por parte de fomento. Y ya se anuncia un nuevo recorte de 600 millones en el gasto que tenía previsto el ministerio para 2016. Es decir, del presupuesto de 2016 (883 millones para mantenimiento y otros 883 para obra nueva), si se quitan 600 millones que son los que se han reducido al ministerio de Fomento, según el artículo publicado, serán reducidos de las carreteras, porque las inversiones referidas al ferrocarril se quieren mantener, dada la implicación de los fondos europeos, y , por, supuesto, si les piden cuentas.

La OCDE fija el 2% del coste de la infraestructura como la cantidad mínima para el mantenimiento de la infraestructura.

El gobierno dice que las necesidades de infraestructuras están cubiertas y es mejor recortar en inversiones que en pensiones o empleo público.

Jamás escuche, durante todo este tiempo, por parte del gobierno o de los representantes de la DGT o ministerio del interior, que entre las causas de los siniestros viales se encuentre la no seguridad de las carreteras y la falta de mantenimiento de las vías, que todos sufrimos, y vemos.

Y es cierto que la crisis ha afectado a todos los niveles. Pero ¿Por qué no hay un mayor control del gasto público y sepersigue el gasto y la eficiencia de los gastos relacionados con infraestructuras públicas? ¿Por qué tanta malversación y desfalco en las obras relacionadas con el AVE? ¿A dónde va a parar lo que recauda la DGT por sanciones?

La DGT recauda más de un millón de euros, diarios, por sanciones. Y 1,5 millones de euros, diarios, por tasas.

Y estas son algunas de las cantidades recaudadas a lo largo de estos años:

2009   466 millones

2010   457,9 millones

2011  463,6 millones

2012  407,5 millones

2013  369 millones

2014  384 millones en sanciones. 534,9 en tasas, y 420 millones en tramitaciones.

Las víctimas, en su día, pedimos que un porcentaje de estas recaudaciones se dedicaran a la mejora de las vías, y a la ayuda a las víctimas.

A la mejora de las vías , ya vemos lo que hay, y a las víctimas, que yo sepa, solo hay algunas ayudas a ciertas asociaciones de víctimas, bajo presentación de un proyecto bien fundamentado y desarrollado, por supuesto no para ayudar a víctimas, directamente, sino para proyectos de cocienciación, es decir, en el mismo sentido de las campañas de la DGT. En 2014 el dinero destinado a ayudar a estas asociaciones fue de 450.000 euros. No he encontrado información posterior.

Estoy completamente de acuerdo en que se sancione a aquellos que no cumplen las normas y sí ponen en peligro la vida de los demás, pero esa recaudación debería revertir en una mejora de la seguridad vial.

¿A dónde va tanto dinero?

Yo quiero conductores responsables, campañas de concienciación, estudios sobre mejoras y avances de seguridad, pero sobre todo quiero carreteras seguras.

Flor Zapata Ruiz, madre de Helena, muerta por la acción de un conductor con alcohol.

Publicado en Concienciación, D.G.T., Muertes en carretera, Noticias, Víctimas | Etiquetado , , , | Deja un comentario

Santiago y la Seguridad Vial

calas Santiago

En solo dos meses, he tenido la oportunidad de viajar dos veces a Galicia. Motivo, distinto, pero con el mismo objetivo. Y si Galicia es siempre apetecible y encantadora, en este viaje lo ha sido aún más.

En esta ocasión, el destino era Santiago, y el motivo, la Seguridad Vial. Y es que Santiago está muy implicado en el tema de la prevención y educación en Seguridad Vial. A mi parecer es uno de los sitios donde más se está haciendo por este tema.

La Academia Galega de Seguridade Pública, en La Estrada, con sus cursos y actividades, fue mi anterior destino, y esta vez, en Santiago, he podido comprobar que hasta los semáforos hablan. Sí, sí, yo al menos crucé uno que me decía el nombre de la calle y luego “pode pasar”.

Y me encontré cantidad de discos que indicaban los caminos seguros al cole.

camiños

Y, para rematar,  una nueva sesión de Road Show.

roadshow

No hay nada mejor y más importante que estar comprometidos e implicados con la Seguridad Vial, y creo que en Santiago, lo están. Al menos mi amiga Diana Parente, policía local, y sus jefes y compañeros que la apoyan y le siguen.

Moitas gracias, amiga, por pedir nuestra colaboración. Y por tu empeño en lo que haces. Y “Camiño a camiño, aprenden los niños”.

Imagen (255)

Flor Zapata Ruiz, madre de Helena, muerta por la acción de un conductor borracho.

Publicado en Convocatoria/Celebración, Educación, Mis Charlas, mis esloganes seguridad vial, Quieroconducirquierovivir, Seguridad Vial | Etiquetado , , | Deja un comentario

Por culpa del alcohol

Hoy se cumple el quinto aniversario de la muerte de Carlos Parra, el hombre al que mató Ortega Cano, por conducir con alcohol.

Y mañana, mi hija, no cumplirá años por culpa, también de otro conductor borracho.

Otro cumple sin velas

helena

-En 2015, de los siniestros de tráfico producidos por alcohol, un 29% de conductores sobrepasaban los límites de alcohol. Y el 21% de peatones fallecidos, también.

-El alcohol está presente en el 30 y el 50% de los siniestros viales, en los que se producen muertes.

-El 42% de los conductores españoles, beben y conducen alguna vez.

-Las personas menores de 18 y los mayores de 65, son los más sensibles a los efectos del alcohol.

Flor Zapata Ruiz, madre de Helena, que murió por el alcohol que otro tomó.

Publicado en Alcohol, Aniversario/Conmemoración, Seguridad Vial | Etiquetado , | Deja un comentario

El coche salió volando

coche

Ayer cuando leía la noticia de que un conductor era acusado de provocar el accidente en el que murió su novia, me llamó la atención una frase: “El coche salió volando”.

Sí, esa frase me recordó a mi hija. Cuando se celebró el juicio por la muerte de mi hija, la testigo del siniestro contó cómo fue la colisión y pronunció una frase muy parecida para describir cómo después de chocar con el coche de mi hija, por alcance, el coche de mi hija salió volando, por encima de los guardarraíles.

Al causante de la muerte de mi hija le condenaron a dos años y nueves meses por homicidio imprudente. La noticia que leía sobre el suceso, en el que murió la copiloto, al parecer la novia del conductor, da a entender que no se trató de un siniestro de tráfico, sino un siniestro provocado por violencia de género.  El conductor lanzó el coche por unas escaleras, acabando con la vida de la novia, parece ser que debido a una riña.

No es el primer caso en el que se utiliza el coche para producir la muerte de una pareja, porque un coche es un arma de matar. Ahora lo que hace falta es que se demuestre que se ha utilizado para tal fin, porque, las sentencia por homicidio producido con un coche, lo que es considerado como accidente, son sentencias ridículas, nada que ver con sentencias por otros homicidios.

Pero es muy probable que este implicado pueda ser juzgado como violencia de género y sentenciado por homicidio, cosa que no pasará con otro conductor que ha atropellado a una madre y a su hijita de cuatro años, produciendo la muerte de la pequeña, cuando conducía con alcohol y otras drogas.

A pesar de producir lo mismo: muerte y dolor, podremos ver cómo las condenas no tendrán nada que ver.

¿Pero qué diferencia existe? Yo solo encuentro una: familiaridad.

El primero ha matado a su novia. El segundo ha matado a una desconocida. El arma, la misma: el coche. El resultado, el mismo: muerte.

Dice el conseller catalán Jordi Jane, que las personas que se ponen al volante deberían tener concienciar del daño que pueden producir, más allá de la respuesta penal. Y pide a los jueces y fiscales que las  personas que son multadas por conducir bajo los efectos del alcohol u otras drogas, no puedan volver a conducir hasta que no supongan un peligro en la carretera. Ya me explicará cómo.

Mi más sentido pesar a los familiares. Vuestro dolor es también el mío.

Flor Zapata Ruiz, madre de Helena, muerta por la acción de un conductor con alcohol.

Publicado en Correo sin entregar, Muertes en carretera, Noticias, Sentencias, Víctimas | Etiquetado , , , , | Deja un comentario

Si bebes deja el coche

Se cumplen once años de la muerte de mi hija.

helena
El alcohol que otro tomó a ella la mató, en un mal llamado accidente de tráfico.

esquela

coche

el rastrode los siniestros (2)

Por favor, si bebes, deja el coche, y disfruta de la vida.

Y me desangraré en el intento,

viviré rota

por el resto de mi vida

procurando que

tú no seas el bebedor pasivo (Flor, madre de Helena)

Flor Zapata Ruiz, madre de Helena, muerta por la acción de un conductor con alcohol.

Publicado en Alcohol, Aniversario/Conmemoración, Muertes en carretera, Seguridad Vial | Etiquetado , , | 1 comentario

Criminología, Víctimas y Seguridad Vial

20160401_091050

El pasado treinta y uno de marzo y uno de abril, tuvo lugar en la Academia Galega de Seguridade, de A Estrada, las II Jornadas Nacionales de Aspectos Criminológicos en Materia de Seguridad Vial, al que pude asistir, junto a otros autores del libro del mismo nombre.

mariavictoria

Me pareció importante e innovador que la AGSP incluya una actividad así en la formación de su policía.

Como víctima, me parece primordial que los siniestros de tráfico se estudien bajo todos los puntos y en especial, también, desde el punto de vista criminológico.

Muchos conductores realizan acciones con un comportamiento criminal que, a veces, tiene como resultado la muerte de una persona.

violencia vial

Si las víctimas ya tenemos bastante problema para que se nos reconozca como tal y las acciones que llevan a nuestra pérdida y dolor sean debidamente castigadas, sería un gran avance que los que actúan en los atestados de los siniestros viales estén lo mejor formados para tal fin. Que no seamos las víctimas quien tengamos que encargarnos de hacer las investigaciones sobre qué pasó, cómo fue ese mal llamado accidente.

lo llaman accidente

Por eso, con la presentación del “Libro Aspectos criminológicos en Materia de Seguridad Vial” por expertos en criminología, se está produciendo un avance en la formación  y concienciación sobre los siniestros de tráfico.

Y yo me encuentro halagada, reconfortada, y muy agradecida, de que se fijaran en mí para escribir la parte de ese libro dedicada a las víctimas, y que me incluyan en estas jornadas. Y como siempre, me sirven para aprender un poquito más.

que esperamos

En esta ocasión, me han servido para confirmar que la última reforma del código penal, en cierto sentido, parece un nuevo retroceso.

En el plano jurídico las víctimas seguimos muy perdidas.

La nueva distinción entre delitos graves y delitos leves conlleva una nueva sistemática de qué se ve por la vía civil y qué por la vía penal.

Alguien me ha insinuado que anterior a la última reforma, pareciera que las víctimas solo queríamos una modificación de las indemnizaciones, más que encontrar justicia por la vía penal. Y yo, que no tengo ni idea de leyes, contesto que a las víctimas, especialmente las mortales, ese es un dinero que nos quema.

Yo no he escuchado todavía a una madre que se queje por el dinero que ha recibido por la muerte de su hijo, pero sí he oído a muchas del poco o ningún castigo recibido por parte del causante de la muerte de su hijo.

Es cierto que se ha conseguido modificar el baremo de indemnizaciones totalmente obsoleto, e injusto en muchos casos, especialmente para los gravemente heridos, pero necesitamos también la aplicación de sentencias justas, cuando el hecho ha producido la muerte de una persona.

La mayoría de los hechos viales son sancionados con penas que no conllevan la entrada en prisión. Los delincuentes viales tienen diversidad de formas de recuperación y rehabilitación. Nuestras víctimas no tienen ni una sola oportunidad.

En la primera presentación del libro de criminología  encontré como conclusión que los accidentes de tráfico deberían llamarse “Siniestro Vial”. En esta ocasión, mi conclusión ha sido más negativa. Quizás porque mi estado era más negativo, o porque me preocupa que la siniestralidad tenga un repunte y no veo qué más podemos hacer las víctimas.

Pero sí quiero traer un punto de optimismo con ese consejo que me dio una persona del ámbito jurídico.

Dice que con el estatuto de las víctimas se abre un sinfín de posibilidades. Igual que me suele decir mi marido, esta persona me dice que no se trata de tener más leyes, sino saber utilizar las que tenemos.

También he dicho yo en alguna ocasión que no era necesario imponer penas mayores, sino aplicar las existentes, pero ya no estoy segura, porque las que se aplican cada vez son menores.

Nunca me plantee hacerme una experta en derecho, es más, sabía que la justicia es lenta y siempre pensé que no podía esperar hasta que actuase, porque hasta que se celebrara el juicio pasaría mucho tiempo. El que mató a mi hija podía seguir matando. De hecho, hasta pasado tres años y medio no se produjo el juicio ni se le retiró el carnet.  Por eso, desde el principio, me plantee como misión, concienciar.

No tengo facilidad para entender códigos y artículos de leyes, es un lenguaje que siempre me ha producido pavor. Y siempre he dicho aquello de “Pleitos tengas y los ganes”.

Por eso, por lo que he logrado aprender en estas jornadas, y por la ayuda de mis compañeros, os aconsejo:

Recurrid siempre a verdaderos profesionales: buenos abogados penalistas, investigadores y criminólogos especializados en siniestros de tráfico.

Dejad en manos de expertos estos temas, porque vuestro dolor es tan grande y no seréis capaces de sacar fuerzas para enfrentaros a los mismos, y cuando logréis tenerlas, ya se habrá pasado el plazo de reclamación.

Y después de las últimas reformas:

Toda víctima en su primera comparecencia en el juzgado, para denunciar o para ser informada, manifestad, siempre, que deseáis recibir notificación de todas las resoluciones que dicte el juicio, y de aquellas que pongan fin al  procedimiento (Autos y sentencias)

Las víctimas tienen derecho  a estar acompañadas en todo momento, en la práctica de diligencias por personas que ellas mismas designen.

Las víctimas pueden participar en la ejecución de las resoluciones judiciales.

Y sobre el papel todo esto está muy bien, pero del estatuto de las víctimas  siguen muchas cosas sin desarrollarse ni ponerse en  marcha, así es que, mejor que no llegues a ser una víctima.

La nota positiva, como ya he dicho, es que a las personas implicadas en los siniestros, se les hable de todas estas cosas, y que la criminología vial sea una asignatura más dentro de su formación.

070608_db38725b16ea4d51b80789a7575d2eab

Flor Zapata Ruiz, madre de Helena, muerta por la acción de un conductor con alcohol.

Podcast alusivo a las  las jornadas y a mi historia. Minuto 21 aproximadamente.

http://www.crtvg.es/rg/podcast/a-tarde-a-tarde-do-dia-05-04-2016-1953662

 

 

Publicado en Convocatoria/Celebración, Mis Charlas, Reflexiones, Seguridad Vial | Etiquetado , | Deja un comentario

Morir en el Erasmus

cala

La tragedia del siniestro del autobús en la AP 7 , en Freginals (Tarragona), de esta madrugada, me ha traído el recuerdo de mi hija y otros muchos post que he escrito sobre estudiantes de Erasmus, que encuentra la muerte durante este periodo, y casi siempre, por siniestros de tráfico.

En esta ocasión han sido 13 estudiantes, todas chicas, y el resto de los integrantes del autobús, heridos de mayor o menor gravedad.

Mi hija también murió durante su época de Erasmus, pero, desgraciadamente, por suerte, no estaba en Holanda, sino que había venido a pasar unos días. Le faltaban tres para volver a Holanda y a sus estudios, cuando encontró la muerte por culpa de un conductor borracho.

Y siempre me decía que peor hubiera sido que nos hubiéramos tenido que trasladar hasta Holanda si hubiera sido allí, pero, no, eso no es lo peor.

Mientras que estuvo en Holanda, Helena también aprovechó para visitar otros paises europeos. Ella junto con otros compañeros de Erasmus, alquilaron una furgoneta y pasaron, por ejemplo, los carnavales en Colonia.

Estos estudiantes de Erasmus, que hoy han encontrado la muerte, también se habían desplazado de donde realizaban el Erasmus, Barcelona, Hasta Valencia, para conocer las Fallas.

Ahora mismo pienso en esos padres que ya habrán conocido la noticia y viajan hasta España para encontrarse con sus cuerpos. No hay dolor más grande.

Aunque tampoco se pierdan el dolor de tener que recoger sus cosas, como tuvimos que hacer nosotros un mes después.

¡Qué inoportuna es la muerte! ¡Qué cruel es la vida! ¿Por qué se ensaña en gente tan joven, que aún no han empezado a vivir? ¿Por qué este castigo para unos padres?

Siento que mi dolor se reaviva con cada noticia de siniestros viales. Y me indigno cada vez que oigo la palabra “accidente”. En este nuevo siniestro, parece que está por medio el factor humano. Habrá que investigar de qué modo. Pero el resultado es muerte y destrucción, porque el automóvil es una máquina de matar.

siniestro vial

No necesito  ponerme en el lugar de esos padres y familiares, porque ya pasé por ello.

Vuestro dolor es también el mío.

Flor Zapata Ruiz, madre de Helena, muerta por la acción de un conductor con alcohol.

Publicado en Accidentes carretera fin de semana, Muertes en carretera | Etiquetado , , | Deja un comentario

Los jóvenes y el carnet de conducir

12801187_10206813374127441_3502739531927578028_n

 

Casi todos los padres consideramos que una parte de la formación de nuestros hijos pasa por obtener el carnet de conducir, y la mayoría de los jóvenes tienen como objetivo tenerlo, en cuanto tienen dieciocho años.

Cuando perdí a mi hija y me adentré en este mundo de la concienciación, mi primer mensaje fue para los jóvenes, con mi carta abierta a los jóvenes. Y después, muchas de mis actividades han ido encaminadas a hablarles, escribirles, y hacerles ver que un coche nos transporta, nos hacer vivir momentos especiales, nos lleva a lugares inolvidables, pero puede ser una arma de matar en unas manos inexpertas o irresponsables.

Pero siempre ha sido mi deseo, que no tuvieran miedo de conducir, creo que el título de este blog lo dice todo.

Hoy, en mi visita a la última morada de mi hija, me he encontrado una gran sorpresa.

Entre sus flores, había una “L”. Sí, ese cartelito  que, antes, debían llevar los conductores noveles, con un mensaje: Tú siempre me animaste a que me lo sacara. Aquí la tienes, te la debía. Te quiero, amiga. Te necesito.

1918187_10206813294205443_5419658833856501131_n

Desde lejos, cuando he visto esa “L” he pensado que quizás algún joven que conoce la historia de Helena, quizás alguna autoescuela, de las que he visitado dejando las pegatinas de ¡Quiero Conducir, Quiero vivir!, y la carta a los jóvenes, le había llevado  para agradecerle por algo, pero cuando he visto el mensaje tan personal, no podía ser de un extraño sino de una amiga de Helena.

Me ha emocionado enormemente porque después de casi 11 años, son pocas las visitas de amigos de Helena. Algo completamente normal.

Me ha gustado enormemente el detalle. Es más, creo que esa placa, hace publicidad a una autoescuela que creo fue la misma con la que Helena se sacó su carnet.

12814194_10206813371847384_8174916935869948371_n (1)

Hasta que se deteriore, esa placa estará con Helena.

Queridos jóvenes, decid a vuestros padres que no os metan prisa por sacar el carnet, que no escatimen en una buena formación que os puede salvar la vida, y vosotros no tengáis miedo a conducir, pero sí mucha precaución.

Helena conducía bien y era muy prudente, y le encantaba conducir. Lástima que el que se la llevó por delante no tuviera sus mismos principios. Porque ya sabéis lo que digo: Conduce sin miedo, pero con vergüenza.

Enhorabuena, Susana, y muchas gracias por tu detalle.

Flor Zapata Ruiz, madre de Helena, muerta por la acción de un conductor borracho.

 

Publicado en Concienciación, Correo sin entregar, Historias, Jóvenes, Muertes en carretera, Quieroconducirquierovivir | Etiquetado , , | Deja un comentario

La música y los siniestros de tráfico

 

calavera

No me estoy refiriendo a que en cada coche lo primero que se escucha, nada más introducir la llave  es un mensaje de advertencia, con tono de robot: “Cuidado con el asfalto, está mojado”, “tienes 15 puntos, no pierda ninguno hoy”, “la velocidad mata, no te pases”, “cierre el móvil, vamos a conducir”, “no siga si ha bebido” o “¿cuánto tiempo hace que no me llevas al taller”.  No estarían mal estos consejos. Lo primero que suena es la música en la radio.

El coche es el lugar donde más música escuchamos. Pero, además, la vida de muchos cantantes, grandes figuras o futuras promesas de la música, se han perdido en un coche. Así pasó, que recuerde ahora mismo,  con Nino Bravo, Cecilia, Bruno Lomas o Tino Casal, por nombrar algunos de los más conocidos o recientes.

Siniestros de tráfico por velocidad, estado de las carreteras, mala iluminación de un obstáculo… diferentes motivos, muchos completamente evitables, pero que todos asumimos como “accidentes”, y no es necesario nada más.

Hace unos días,  moría una joven, con 20 años, cantante del programa gallego “Luar”,  de la televisión gallega. Una especie de programa parecido a “la Voz”. Y quizás, quién sabe, si podría haber llegado a ser una voz tan famosa como todos los anteriores. Pero de momento era conocida por sus paisanos, yo reconozco que no la conocía.

Paula Sueiro Rodríguez,  que así se llama esta joven, dejó su vida en el asfalto en la carretera AC 552, en las peligrosas curvas de O Carrizal, cerca de Agualada (Coristanco). El suelo estaba mojado y parece ser que perdió el control del coche.

Y probablemente yo no habría reparado en esta nueva muerte, si no conociera a madres gallegas, también golpeadas por la muerte, y en especial, madres que también perdieron a sus hijos en  Zas, de donde era la madre de Paula.

Tan solo un día antes de morir Paula, leía que,  en Lugo, en dos décadas, 400 jóvenes han muerto en siniestros de tráfico.En concreto, de 1.595 vidas perdidas, 399 eran menores de 29 años.

Imaginaos, eso solo en Lugo. No tengo ahora mismo el dato del resto de Galicia, pero lo que sí es seguro es que es uno de los lugares de nuestros país, donde su infraestructura y el clima pueden ser el origen de muchos de esos siniestros.

Dicen que la vida de Paula se quedó en un poste de hormigón. Sé por el dolor que van a atravesar sus padres. Paula, igual que mi hija, no murió por la noche, sino sobre las cuatro y media de la tarde. Ella también era hija única. Muchas coincidencias. Y como mi hija, era también preciosa. Pero, yo que ellos, investigaría las causas.

Es duro y muy doloroso, pero no es la primera vez que un joven pierde la vida por las inclemencias del tiempo y después resulta que había algo más: una curva mal trazada, el mal estado de la carretera, o la acción de otro conductor.

No podemos seguir perdiendo a nuestros hijos en esos malditos accidentes, la mayoría de las veces, evitables.

Mi más sentido pesar por esta nueva muerte en siniestro de tráfico. Ojalá exista un lugar donde Paula pueda seguir cantando.

“La sociedad no puede asentarse bien sobre la resignación y la generosidad, sino sobre la justicia” Concepción Arenal

Era apacible el día
y templado el ambiente
y llovía, llovía,
callada y mansamente;
y mientras silenciosa
lloraba yo y gemía,
mi niño, tierna rosa,
durmiendo se moría… Rosalía de Castro
Flor Zapata Ruiz, madre de Helena, muerta por la acción de un conductor con alcohol.

 

 

Publicado en Correo sin entregar, Jóvenes, Madres sin hijos, Muertes en carretera, Musica, Reflexiones, Sentimientos, Solidaridad | Etiquetado , , , | Deja un comentario