El mensaje

Post escrito el  17.10.2006 por FZ madredHelena.

Tal día como hoy, hace 1 año y medio, en nuestro contestador telefónico, se quedó grabado el mensaje más impactante y menos deseado que pueda existir:

«…Si son Uds. los familiares de Helena Castillo, hagan el favor de llamar al teléfono …»

Este mensaje, que no presagiaba nada bueno y la posterior salida de tono de quien descolgó el auricular del otro lado, una vez marcado el número del mensaje (de la que preferimos pensar que no era una persona y que debía pasar por allí)…»es qué Ud. no sabe que su hija hace 3 horas que está muerta»… cortó nuestras vidas para siempre. No sólo había muerto nuestra hija.

Dedicado a todas las personas que nos dejaron, sin quererlo, un día 17, de cualquier mes, de cualquier año:

…….
Tú te fuiste por siempre; mas mi alma
Te espera aún con amoroso afán,
Y vendrá o iré yo, bien de mi vida,
Allí donde nos hemos de encontrar.
Algo ha quedado tuyo en mis entrañas
Que no morirá jamás,
Y que Dios, porque es justo y porque es bueno,
A desunir ya nunca volverá.
En el cielo, en la tierra, en lo insondable
Yo te hallaré y me hallarás.
No, no puede acabar lo que es eterno….,

Rosalía de Castro
“En las orillas del Sar” 1884

Flor Zapata Ruiz, madre de Helena, muerta por la acción de un conductor con alcohol.

 

Acerca de Flor Zapata Ruiz

Ahora soy una madre sin hijos. Mi única hija murió por un conductor con alcohol en abril de 2005. Desde entonces escribo para concienciar, especialmente a los jóvenes, sobre los peligros de una conducción no responsable.
Esta entrada fue publicada en Alcohol, Historias, Reflexiones, Seguridad Vial y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *