¡Rebajas!

Post escrtio el 14.01.2007 por FZ madredHelena

 

He tardado mucho tiempo en poder escribir este comentario. Me dolía especialmente, no sabía como titularlo y no podía admitir que cosas así pasaran.

Por fin creo que he encontrado la época especial para escribirlo, las rebajas.

Cuando mi «CARTA ABIERTA A LOS JÓVENES», comenzó a publicarse porl os  periodicos, gracias a 3 mujeres, las directoras de 3 periodicos nacionales y en especial a la directora del Diario de Navarra que la envió a otros periodicos, un día me escribió una madre y me decía algo así:

«Si otras madres hubieran escrito lo que has escrito, es probable que ahora nuestros hijos estuvieran vivos. Esta madre era Charo Gutierrez, madre de José Manuel, muerto en un también mal llamado accidente de tráfico en el año 2000.»

Esta carta había sido publicada en el periódico El Norte de Castilla, también había sido una mujer la responsable de que se publicara, ella lo vió en otro periódico y aunque resumida, la publicó en este periódico. Así fue como Charo la lleyó.

Charo es delegada para Castilla León de la asociación de víctimas «Stop Accidentes».

Durante estos 6 años ha luchado por una sentencia justa para un evento que se llevó por delante la vida de su hijo,dejó otros heridos y  tres años más tarde la muerte de uno de ellos, después de 3 años de padecimiento.

Los hechos según los describe el abogado de este caso:

«El pasado día 7 de Agosto de 2.000 sobre las 17,20 horas, a la altura del kilómetro 258,400 de la Ctra. Nacional 634 (San Sebastián-Santiago de Compostela), en el término municipal de Valdaliga y partido judicial de San Vicente de la Barquera (Cantabria), ocurrió un trágico suceso al ser arroyado el vehículo que conducía José Manuel Queipo Gutiérrez, y otros dos más, por el tractocamión que conducía el acusado de forma temeraria y con absoluto desprecio por el resto de las personas que próximos a la conducción de dicho vehículo pudieran encontrarse.

En concreto, el vehículo articulado y pesado, conducido por Manuel Jimeno Muñoz, quien en el momento del suceso contaba con 21 años de edad, arroyó a tres vehículos que venían en dirección contraria, haciéndolo en primer lugar contra el R-5 que conducía el hijo de mis clientes que resultó fallecido, a continuación el vehículo Fiat Punto que conducía Jesús Serrano Blázquez, y a continuación el Ford Maverick que conducía Rafael García García.

El hecho se produjo circulando el tractocamion en una zona de curvas, en tramo descendente, anterior a una curva peligrosa a la derecha, momento en el cual, el vehículo descontrolado por la conducción que venia realizando su conductor, barrió en su totalidad los dos carriles de circulación que allí se encontraban en sentido contrario, arroyando a los vehículos que por él circulaban. Fueron tres vehículos, pero pudieron haber sido más.

El citado tractocamión circulaba en forma descendente, por tramos de curvas, cargado, y muy posiblemente “en punto muerto”; lo que naturalmente a la velocidad que llevaba hizo que el vehículo fuera ingobernable, y como consecuencia de ello hiciera la conocida “tijera”, invadiendo el carril contrario y causando el homicidio imprudente de una persona, y varios heridos, algunos de ellos de muchísima gravedad.

El tractocamión mostraba unos neumáticos en buen estado de conservación rodadura y presión, sistema de frenos en buen estado, encontrándose el freno eléctrico del vehículo “en posición de desconectado” con buen sistema de dirección. Circulaba con una carga de 23.000Kgs.»

El hijo de Charo tenía 23 años, una carrera de Ingeniero Agrónomo a punto de terminas y un millón de ilusiones.

No quiero alargar más esta historia, aunque podría escribir mucho, pero las rebajas lo acortan todo.

Resultado de la Sentencia:

«Falta de Imprudencia Leve y multa de 50 días a razón de 10 €»

Charo Gutierrez hace 6 años que ya fue sentenciada:

«Nos has metido en una cárcel de la que ya no saldremos», esto le dijo Charo al autor de los hechos.

Amiga Charo, no podía escribir todo esto. ¡Me dolía tanto!.

Por fin he podido. Ojalá puedan leer esta noticia muchas personas.

Acerca de Flor Zapata Ruiz

Ahora soy una madre sin hijos. Mi única hija murió por un conductor con alcohol en abril de 2005. Desde entonces escribo para concienciar, especialmente a los jóvenes, sobre los peligros de una conducción no responsable.
Esta entrada fue publicada en Antiguos escritos, Correo sin entregar, Quieroconducirquierovivir y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *