Morir con el casco puesto

(Post escrito el 24 de Septiembre de 2007 por FZ madredHelena)

Algo no funciona. En el transcurso de 24 horas han muerto cuatro motoristas y en el total del fin de semana 7 y supongo que en estos casos no ha sido por no llevar el casco, pues incluso, uno de ellos era un agente de la guardia civil de tráfico.

¿Qué está pasando?

Es imposible que todos sean moteros salvajes ávidos de velocidad. Es imposible que todos sean salidas de la carretera por no se sabe qué causa.

De seguir a este ritmo dentro de poco las víctimas serán superiores a las producidas en los accidentes de coches, cuando el número de coche circulando es mucho mayor que el de motos.

Por ejemplo, hace unos días, pude comprobar, como una moto no de gran cilindrada, ni a gran velocidad, se incorporaba a la M30 desde una de los muchos accesos, cuando la moto pisó las líneas discontinuas del carril de aceleración para su incorporación, hizo un requiebro próximo a ser una caída por deslizamiento. Supongo que el motivo fue el pisar la pintura de dichas líneas, porque no había en el pavimento, en aquel momento, ningún otro elemento que lo pudiese producir.

Quiero pensar también,  que no en todos los casos es por impericia o exceso de velocidad, porque si fuera así, entonces me confirmaría en la idea de que este mundo está, cada día, más loco.

Quizás todos tengamos que poner algo de nuestra parte para evitar esta locura: los conductores de  coches, los conductores de motos y  las autoridades con sus hechos o defectos.

Flor Zapata Ruiz, madre de Helena.

www.quieroconducirquierovivir.com

Acerca de Flor Zapata Ruiz

Ahora soy una madre sin hijos. Mi única hija murió por un conductor con alcohol en abril de 2005. Desde entonces escribo para concienciar, especialmente a los jóvenes, sobre los peligros de una conducción no responsable.
Esta entrada fue publicada en Accidentes motos, Antiguos escritos, Concienciación, Muertes en carretera, Quieroconducirquierovivir. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *