Morir antes de los 20

(Post escrito el 30 de Septiembre de 2007 por FZ madredHelena)

Como dice la estrofa de una canción «…que 20 años no es nada…», menos aún ha sido para muchos de los jóvenes que han muerto este fin de semana.

Ellos ni siquiera han llegado a los 20. Tenían 15, 17 y 18 años.

Cuando escribo este post ya van 6:

Rocío González Díez, 18 años.Madrid

Francisco Javier Canillo, 17 años. Madrid

Mabel García Bernedo. 15 años. Lancara

Lucia Alvarez Arias 15 años.Samos

C.D.B. 15 años. Valverde del Camino, Huelva

R.R.B. 17 años. Valverde del Camino. Huelva

Además, otros tantos heridos, algunos graves, también con 16, 17 y 18 años.

¿Qué pensáis? ¿Creéis que os hemos traído hasta este mundo para que os vayáis de él sin apenas haber vivido? ¿Creéis que  hemos luchado por hacer una sociedad con una mejor sanidad para que la mortandad infantil dejase de existir, para que os vayáis muriendo en cualquier cuneta, cualquier fin de semana?

Vuestra máxima ilusión es llegar a tener 18 años para sacaros el carnet de conducir y tener un coche ¿Y después? ¿Una caja de madera?

¡Si no os ha dado tiempo a vivir la vida! Pero, ¡En qué pensáis!

Una curva, la velocidad, la impericia de aún no dominar el coche, el alcohol y otras drogas y todo se va al garete. Amigos, coche y la propia vida, la vuestra, que si no se queda esa noche en la cuneta, se perderá incluso en la cárcel, porque a partir de ahora, vuestros actos cometidos con un coche pueden ser motivo de llevaros a la cárcel.

¡Dios mío cuánto dolor y que poca escucha!

Y vosotros, padres, ¿Qué pensáis? ¿Qué vais a hacer, además de sufrir? ¿Vais a seguir comprándoles coches, los más potentes? ¿Vais asistir mudos a esta masacre? ¿Vais a seguir poniéndoles en sus manos máquinas de matar, a hijos cada vez más jóvenes y con menos experiencia?

Vuestro dolor es también mío, porque antes, ya fui yo.

Flor Zapata Ruiz, madre de Helena, muerta por culpa de un conductor borracho.

www.quieroconducirquierovivir.com 

Acerca de Flor Zapata Ruiz

Ahora soy una madre sin hijos. Mi única hija murió por un conductor con alcohol en abril de 2005. Desde entonces escribo para concienciar, especialmente a los jóvenes, sobre los peligros de una conducción no responsable.
Esta entrada fue publicada en Antiguos escritos, Concienciación, Muertes en carretera, Quieroconducirquierovivir y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *