Terrorismo vial

El primer lazo naranja

El primer lazo naranja

Terrorismo vial es un término utilizado por muchas víctimas de los mal llamados accidentes de tráfico, pero muy poco asumido por el resto de la sociedad.

Cuando España se convulsiona por la sentencia del tribunal de derechos Humanos de Estrasburgo  , sobre el derecho de una terrorista, derechos contra los que ella ha atentado, no recordamos que en nuestro propio país, en nuestros tribunales, también se tiene más en cuenta a los delincuentes que a las víctimas.

Así sucede con la gran mayoría de delincuentes viales, de terroristas viales, si se tiene en cuenta el número de víctimas que producen, que salen de nuestros tribunales con sentencias de apenas meses o como máximo 4 años, que ninguno llega a cumplir.

Es ridículo e indignante que los terroristas sean sentenciado a penas de 100, 200 y más años, porque tampoco las cumplirán, y que los asesinos, no rehabilitados, vuelvan a la sociedad porque volverán a asesinar, haya o no doctrina Parot.

Pero es también injusto e indignante que  aquellos delincuentes viales, asesinos en potencia, sean juzgados bajo un prisma de accidentalidad, habiendo producido muerte y destrucción, porque siempre habrá un resquicio por el que no pagaran su culpa, ni se podrá igualar a las penas impuestas por un homicidio común, cuando el resultado es el mismo: muerte.

Hace pocos días, conocíamos la historia del “Terrible Sosa”, ahora un boxeador en Pensilvania bastante bien situado en las listas de los boxeadores pesos welter, y hace 5 años, uno de los causantes de la muerte de un matrimonio en Vigo.

Sosa, antes conocido como “Makelele”, junto al “Coleta”, fueron los causantes del mal llamado accidente de tráfico que causó la muerte del matrimonio García Lemos/Iglesias.

Jorge Luis Sosa Mejuto y su rival en ese momento, en la calle, no en un ring, hacían una carrera por la calle Jenaro de la Fuente, en la noche del 12 de Diciembre de 2008. La velocidad, el estado de ambos (drogados y bebidos), la acción, la temeridad, produjo el fatal choque que acabó con la vida de ese inocente matrimonio.

Makelele se dio a la fuga. Después volvió, mintiendo, con una moto, como si él hubiera sido testigo. A su compañero de fechoría “El coleta” se le puede observar en el vídeo del enlace anterior, en el propio siniestro. Y de Makelele, el terrible Sosa en la actualidad, hay infinidad de imágenes en Internet, así como vídeos de su obra pugilística.

El terrible Sosa tuvo otros encontronazos con la justicia pero de todos salió con unas penas de risa: 8 meses de cárcel por conducción temeraria en este caso, cuatro meses por conducción con alcohol en otra ocasión, 3 meses por conducir sin carnet, en otra. Y en 2011 pidió el indulto, que le fue denegado… y se marchó a América.

Ahora piden su extradición.

¿Es que los muertos en el asfalto son menos muertos, son menos víctimas para que ocurran estas cosas?

Somos menos víctimas porque matar con un coche no es considerado un arma. Porque todos conducimos y pensamos que nos puede pasar. Porque son o somos pocos, los que no conducimos bebido o drogados. Porque los padres que ponen en manos de sus hijos un coche potente piensan que sus hijos no hacen carreras ilegales ni se drogan. Porque los que conducen mal son, siempre, los otros. Porque la justicia piensa siempre en el vivo, no en el muerto.

Y por encima de todo, los derechos humanos. Pues, habrá que ver quién ha agotado los puntos en el carnet de derechos humanos y ha pasado a la categoría de animal. En ese caso, la justicia debería ser eso, justa.

Flor Zapata Ruiz, madre de Helena, muerta por la acción de un conductor con alcohol.

 

Acerca de Flor Zapata Ruiz

Ahora soy una madre sin hijos. Mi única hija murió por un conductor con alcohol en abril de 2005. Desde entonces escribo para concienciar, especialmente a los jóvenes, sobre los peligros de una conducción no responsable.
Esta entrada fue publicada en Correo sin entregar, Muertes en carretera, Noticias, Seguridad Vial, Sentimientos, Solidaridad, Víctimas y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

1 respuesta a Terrorismo vial

  1. Carmen dijo:

    Totalmente de acuerdo Flor
    Besos GORDOS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *