SMS al volante

(Post escrito el 25 de septiembre de 2008 por FZ madredHelena)

El otro día leía en la sección “Dicho en 20 minutos.es”, lo que muchos lectores opinaban sobre la noticia de que un estudio en El Reino Unido revelaba que escribir SMS mientras se conduce era más peligroso que conducir con alcohol o marihuana.

 

Algunos de esos comentarios decían así:

 

“Ojo al descubrimiento científico: El experto indicó que los conductores que enviaban mensajes por el teléfono móvil solían soltar el volante para escribir. ¿Cuánto le han pagado por tan sagaz descubrimiento? Franbak”

 

“Yo, como no uso móvil, no mando mensajes, pero me encanta hacer punto de cruz cuando voy conduciendo, relaja un montón. Luz (nhcscdle)”

 

“Es muy serio que muera tanta gente en accidentes. Alguno de nosotros, ahora aquí tan felices, a lo peor moriremos en un absurdo accidente. Piénsalo, toda información sobre precaución es buena. Jorge”

 

“Ya sabéis, antes de coger el coche, beber todo lo que queráis y fumar porros. Como es más peligroso escribir un SMS… ya sabéis”

 

Y así otros muchos…

 

No lo pude evitar, me salió esta carta:

 

ZONA20Carta de Madrid.Mal llamados accidentes de tráfico

 

 FLOR ZAPATA RUÍZ [madre Helena, que murió por el alcohol que otro tomó]. 25.09.2008. He leído en la sección Dicho en 20minutos.es distintos comentarios sobre la teoría de que los SMS al volante son más peligrosos que conducir bajo los efectos del alcohol o la marihuana. Algunos estaban escritos con mucha ironía, otros con humor y todos ellos, supongo, y, afortunadamente para ellos, sin haber sufrido en sus carnes las verdaderas consecuencias de las imprudencias que se comenten con un volante entre las manos. Porque, por mucho que se comente, se estudie, se divulgue, nadie es consciente del dolor que produce la pérdida de un ser querido en esos mal llamados accidentes y que todos podemos ser víctimas. ¡Quiero conducir, quiero vivir!

 

Gracias, 20 minutos, por su publicación y especialmente por respetar mi pie de firma.

 Efectivamente, tal como ponía el titular, es una imprudencia muy grande. Una más de las que producen accidentes.

Flor Zapata Ruiz, madre de Helena.

Acerca de Flor Zapata Ruiz

Ahora soy una madre sin hijos. Mi única hija murió por un conductor con alcohol en abril de 2005. Desde entonces escribo para concienciar, especialmente a los jóvenes, sobre los peligros de una conducción no responsable.
Esta entrada fue publicada en Antiguos escritos, Cartas al director, Seguridad Vial, Teléfono móvil y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *