La Navidad en el País del Rey Melenao

portadanavidad

-¡Venid, venid! ¡Corred! ¡Ya ha empezado!

Diego, el guardián del ventanal, saltaba con los brazos extendido. Parecía que se había vuelto loco. Todos corrieron hasta el ventanal y miraron en dirección donde el osito Diego marcaba con su pata. Un ¡Oh! prolongado, con diversos matices, pero emitido a la misma vez, se escucho.

diego

(El osito Diego. El guardián del ventanal)

El hada Helena, dejó lo que estaba haciendo y se unió al grupo, entonces pudo ver lo que tenía tan alborotado a Diego y que el resto observaba con tanta atención.

-¡Ah, se trata de eso! –dijo el hada.

La visión a través del ventanal era nítida. Las calles estaban muy iluminadas, y abarrotadas de personas que caminaban con paquete de colores, algunos con grandes lazos.

-¡Es la Navidad! -dijo por fin Diego-.  A mí me encanta la Navidad.

-Y a mí –dijo Julia-. Y a mí – acompañó Adrián-. -¿Quiere decir que queréis celebrar la Navidad? –preguntó Helena.

-Síiiiiiiiiiiiiiiiiiiii – nuevamente un coro de infantiles voces.

¡Y yo, y yo! Yo quiero celebrar la Navidad -dijo Alejandro.

-Está bien, veré si podemos montar una Navidad.

Y dirigiéndose al trono del rey león, preguntó a este -¿Podemos celebrar la Navidad?

-¿Me estás pidiendo permiso para celebrar la Navidad? Eso no es problema. Lo que sí va a ser un problema es montar una Navidad en este país.

-Ese no es problema para un hada, -dijo Helena. –Lo que estoy pidiendo es un poco de tu magia.

-Necesitarás luces, guirnaldas, lazos, y regalos, muchos regalos. Y los peques no te podrán ayudar a poner los adornos, son demasiados pequeños.

-No importa, utilizaré a los mayores. Edu, Guille, Christian, Sergio, Juan José, Manuel, Raúl, Uge, Carlos, y otros tantos, estarán encantados de ayudar y de darles gusto a los pequeños. Además, muchos de ellos son ya tíos o padres y les vendrá bien, se harán la idea de que lo están haciendo en sus casas.

-¿Tú crees que ellos quieren celebrar la Navidad? Ellos son ángeles, no son pequeños animales.

-Creo que a todos ellos les encantaba celebrar la Navidad, y les gustaría poder seguir haciéndolo.

-¿Y tú?

hadahelenaamp

(El hada Helena)

-¿Yo? -Tardó un poco en contestar, y con tono bastante triste dijo -A mí me encantaba celebrar la Navidad. Me gustaba poner el belén. Me gustaba arreglarme para la Noche Buena y más aún para la noche de Fin de Año. Y disfrutaba bailando con mi madre. Y a ella también le gustaba. Pienso que los pequeños han tenido una buena idea. Quizás nuestra energía y alegría les llegue a nuestros seres queridos y dejen de estar tristes y vuelvan a recuperar estas fiestas, aunque nunca serán como antes.

-Si lo tienes así de claro, en marcha –dijo el rey Melenao.

Y el hada Helena se dispuso a comenzar los preparativos. Al día siguiente, el hada reunió a Julia, Diego, Alejandro, Adrián, Alex, Ibai, y Juan, y les preguntó.

-¿Qué era lo que más os gustaba de la Navidad?

Todos se atropellaban por contestas –Un momento, un momento, de uno en uno. Empecemos por Diego. ¿Qué era lo que más te gustaba?

-Poner el árbol. Me volvía loco.

– A mí  los Reyes Magos –dijo Julia.

elcolumpio-de-julia

(El columpio de Julia)

– A mí las luces, y los caramelos del día de la cabalgata –comentó Adrián.

 

-A mí me encantaba poner el belén –dijo Helena-. Un belén muy antiguo que comenzó a formar mi mamá cuando ella era una niña. Montaremos un árbol lleno de luces y cada uno podrá colgar,  el regalo que le gustaría poder entregar a sus padres o a sus hermanos. Vendrán a ayudarnos los ángeles. Ellos son altos y podrán ayudarnos a llegar a los lugares que vosotros no llegáis. Ellos también podrán un regalo.

Todos jalearon la idea y comenzaron a pensar que regalo pondrían. Los ángeles también aceptaron la idea con agrado, y comenzaron su labor.

En unas pocas horas, todo estaba lleno de guirnaldas, luces, lazos, y estrellas. Quedaron en que el día de Nochebuena, cada uno traería su caja de regalo para dejar junto al árbol. Ese día,  muy temprano, comenzaron a poner esos regalos. El hada les había pedido que cada uno tendría que explicar para quién era su regalo y de qué se trataba.

La primera en hacerlo fue la pequeña Julia. Ya no era tan pequeña. Había crecido y sabía que tenía un hermanito que ella no llegó a conocer, pero del que se encargaba de cuidar cada vez que tenía que cruzar una calle. Julia traía una caja, no muy grande, con un lazo rojo, casi más grande que la caja. Cuando el hada le preguntó que para quién era el regalo, Julia dijo, -el regalo es para mi hermanito Antonio. Esta caja está llena de recuerdos. Momentos que él no llegó a conocer, pero que con esta caja,  yo le transmito para que siempre me tenga presente.

1280652084

-Ahora, el mío, dijo Diego. Mi caja está llena de algo que nunca se gasta. Son besos.. Cada Navidad, los besos volarán y se posarán en la cara de mi madre, padre y mi hermano.

– Mi caja está llena de caramelos -dijo Adrián-. Ahora, además de mi hermanita,  tengo dos hermanos más, y no estoy para recoger los caramelos de los reyes Magos. Cada Navidad, esta caja estará llena de caramelos para ellos.

-Ahora me toca a mí -dijo Edu. Yo voy a dejar de ser el tito Edu, para convertirme en algo así como un tío abuelo. Mi caja esta llena de plumas. Estas plumas quiero que le den mucho calor a ese nuevo ser que va a nacer, hijo de mi sobrina.

11

(Pluma del ángel Edu)

-Yo tengo dos preciosos sobrinos –dijo Christian. Mi caja es para ellos. Cada Navidad encontrarán una caja como esta en el árbol y en ella habrá siempre algo que les hará feliz.

prezent

-Pues, yo también tengo ya dos sobrinos -dijo Manuel. Mi caja contiene los recuerdos que guardo de mi hermana. Y ella los compartirá con ellos, cada Navidad.

-Yo quiero regalarle a mi hijita toda la felicidad del mundo, y esta caja te llena de sentimientos de bienestar -dijo Uge.

cajas-regalo

-Pues yo quiero compartir con mis hermanos esto. –Alejandro abrió su caja asomando lo siguiente:

alejandro

(De Alejandro)

Y así, uno a uno, todos fueron poniendo su caja de regalo junto al árbol, comentando su deseo.

machovka_christmas_1

-¿Y tú, Helena? – preguntó Diego.

-¿Yo? Pues, yo, no voy a poner ninguna caja. –Y golpeando con su varita mágica,  el árbol se llenó de brillantes mariposas. Luego, sopló fuertemente, y las mariposas comenzaron a volar.

mariposasdeluz

-Estas mariposas llegarán hasta mi casa,  para que mis padres estén un poquito más alegres, en estas fechas.

Ibai, Omar, Jordi, lola, Álvaro, Cristina, Jordi, Sergio, Carla, Juan José, Rubén, Ana, Raúl, Alan, Adrián…., se sumaron  con más regalos. Y así lo hicieron otros, y fueron tantos que desde el día de Nochebuena, y  hasta el día de reyes, no dejaron de pasar por ese árbol tan mágico, depositando cajas con deseos para sus seres queridos.

arbolmagico

 

(El árbol mágico)

Y cuando todos  los animalitos del País del rey Melenao, junto con todos los ángeles y estrellas del País Infinito depositaron sus cajas, llegó el rey Melenao, con su larga melena, con su porte majestuoso y de autoridad,  y dijo así:

-Yo voy a unir un regalo más a este maravilloso árbol. Cada una de esas cajas que habéis depositado, portará un ingrediente mágico. Por la autoridad que me concede mi cargo, a partir de ahora, vuestras familias comenzarán a ver la navidad con otros ojos. Las vivirán y  pasarán con menos tristeza, y ya no serán tan terribles, porque se habrán dado cuenta que vosotros estáis entre ello, celebrándolas.

Y colorín colorado, este cuento de Navidad, se ha terminado.

Feliz Navidad desde el País del Rey Melenao.

Flor Zapata Ruiz, madre del hada Helena.

Diciembre 2016

Notas de la autora:

Ángeles, duendes, estrellas, hadas y princesas que han dejado una caja para sus seres queridos en este árbol mágico:

Los pequeños, Julia, Irina, Ana María, Diego, Adrián, Alejandro, Alex, Ibai, en su gran mayoría,  integrantes de la fauna del País del Rey Melenao.

Y:

-Alan, Agustín, Alejandro, Adrián, Ariel, Angélica, Álvaro, Albert, Ainhoa, Adriana, Alberto, Anais, Aday, Alfonso, Alberto, Alex, Anna, Ana, Ángela, Ángel, Ainhoa, Amaia, Allison, Anibal, Antonio Guillermo, Ángel Steven, Arturo,

– Beatriz, Bárbara, Brenda, Brian, Belén,

-Christopher, Cristóbal, Cristina, Cecilia, Carlos, Carla, Carol, Christian,Carol,

-Dani, Diego, Daniel, David, Didac, David, Danna,

-Edu, Eugenio, Edgarito, Enrique, Emanuel, Enaitz, Estibaliz, Esaú, Edgar,

-Fernando, Fernando Andrés, Fabían,   

-Guille, Garazi, Gabriel, Gladys, Gastón, Gregorio, Gabriela, Gerardo,  

-Hugo, Helena,

.Iván, Ismael, Iago, Ignacio, Iker, Israel, Iñaki, Ignasi,

-José, Julián, José Ramón, Juan, Jesús, Jordi, Jorge, Javi, José Miguel, Juan Ramón, Josué, Juan José, José Vicente (Boti), Jokin, José Antonio, Judith, Javier, Joao,  Javier Andrés, José Enrique, Juan David,Javier, John Alejandro, José Fráncico, Jonathan, John, Jordán, Jana, Jesús Enrique,

-Kiara,Kevin, Katia,

-Laura, Lola, Lourdes, Leonela, Lucia, Luis Mariano, lorenzo, Luis Ariel, Lorenzo Andrés, Luis Gustavo,

-Michail, Manolo, Miriam, Maider,Miguel Ángel,  María, Manuel Alejandro, Mijail, Marcos, Moises, Manuel, Mario, Mila, María Teresa, María Julissa,  Matias, Michel Alexis, Miguel, Marina, María Cristina, Miguel Carlos,

-Nadia, Nacho, Naira, Noemí, Nicolas, Néstor, Noelia,  Nerea,

-Omar, Osvaldo,

-Paula, Paolo, Petra, Pipo, Paco, Pedro, Pau, Paquito,

-Rocío, Regis, Rodrigo, Raúl, Richar, Rafael, Reymond, Ru, Reyes, Richard, Roberto, Renzo, Roly,

-Sandra, Sonia, Santi, Silvana, Susy, Santiago, Samuel, Scarlett, Sergio, Salvador, Susanna,

-Tovías,

-Vero,  Verónica, Vera,

-Yisela, Yared, Yamiles

-Zeus, Zianny,

Y algun otro que se me habrá escapado, pero que seguro dejó su caja.

*Melenao es un león de larga melena, que reina “el País Melenao”, rodeados de pequeños animales y con la ayuda de un hada, mariposa, a veces,  joven con alas y larga melena, otras, que se llama Helena, y que llegó a este país después de perder la vida en un siniestro de tráfico, producido por un conductor borracho.

*El hada Helena se encarga de recoger y llevar al País del Rey Melenao a aquellos niños que pierden la vida demasiado pronto, por diversos motivos, especialmente por siniestros de tráfico.

*Algunas imágenes que  acompañan a este cuento, son de autores desconocidos. Si su autor no está de acuerdo que me lo haga saber para eliminarlo inmediatamente. El resto de imágenes son de mi propiedad o imágenes que han hecho otros niños para mí. Si tú quieres hacer un dibujo sobre este cuento, puedes hacerlo y mandarlo a mi correo personal. Estaré encantada de recibirlo y utilizarlo en posteriores cuentos: mamydehelena07@yahoo.es

*Los Cuentos del hada Helena son cuentos sobre seguridad vial o víctimas, especialmente de siniestros de tráfico.

*Este cuento está escrito sin ánimo de lucro

*Todos los derechos son de su autora, Flor Zapata Ruiz, madre de Helena.

*Puedes encontrar más cuentos del hada Helena, en:

 http://blog.quieroconducirquierovivir.com/cuentos-de-la-hada-helena/

http://cuentosdelhadahelena.soopbook.es/

© Reservados todos los derechos.

 

Acerca de Flor Zapata Ruiz

Ahora soy una madre sin hijos. Mi única hija murió por un conductor con alcohol en abril de 2005. Desde entonces escribo para concienciar, especialmente a los jóvenes, sobre los peligros de una conducción no responsable.
Esta entrada fue publicada en Cuentos de Navidad, Cuentos del Hada Helena y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>