«No corras mucho, papá»

Este antiguo escrito, sigue vigente. Fue escrito con motivo de un puente. El de octubre de ese año. Hoy, venía a mi recuerdo por el recuento de víctimas de la Semana Santa:

Esa era la recomendación que decía una antigua canción, hace muchos años y puesta de moda en el anuncio de Estopa, recientemente.

Efectivamente, los papás conducen más que las mamás, cuando se va en familia, y es cierto que muchas veces hay que irles recordando que miren la velocidad a la que van.
Helena enseguida se lo recordaba a su padre si éste se pasaba. Antes de tener su carnet ella te increpaba si hacías algo no reglamentario e iba pendiente de la conducción, no en balde llevaba subida a un coche, diariamente, desde que tenía 4 meses.

Te llamaba la atención si no utilizabas la velocidad adecuada, la marcha adecuada y lo único que le gustaba hacer que no estuviera permitido, y que apenas se lo dejabas hacer, era, alguna vez, cuando tuvimos un coche con una de esas ventanas en el techo, sacar su cabeza por ahí unos momentos, para hacerse la ilusión de ir en un descapotable. Otra de sus ilusiones no cumplidas.

Por eso, Papás, no corráis muchos al volver de este puente.

!Volved, eso es lo importante!
Hay muchos Puentes por disfrutar y vacaciones y excursiones. Nosotros salíamos mucho con Helena. En su corta vida conoció muchos lugares. Ahora, para nosotros los viajes ya no tienen ninguna emoción, aunque tratamos, el uno por el otro, de que el contrario esté bien. Nos falta la emoción de enseñarle a Helena los lugares que no conocía y nosotros conocíamos con anterioridad. Nos falta ella, nuestro motor.
Es muy probable que los que leáis este blog es porque no hayáis salido de Puente o hayáis vuelto de él.

 

Hay muchos Puentes por disfrutar y vacaciones y excursiones. Nosotros salíamos mucho con Helena. En su corta vida conoció muchos lugares. Ahora, para nosotros los viajes ya no tienen ninguna emoción, aunque tratamos, el uno por el otro, de que el contrario esté bien. Nos falta la emoción de enseñarle a Helena los lugares que no conocía y nosotros conocíamos con anterioridad. Nos falta ella, nuestro motor. Es muy probable que los que leáis este blog es porque no hayáis salido de Puente o hayáis vuelto de él.

!Cuántos no volverán!


No corras mucho… Papás, Mamás, abuelos, jóvenes, futuros padres, etc. No permitas que la vida se te corte y no puedas pasar por todos los estadios naturales; madre, padre, abuelo…

Publicado viernes, 13 de octubre de 2006 8:06 por FZ_madredHelena
Esta entrada fue publicada en Antiguos escritos. Guarda el enlace permanente.

1 respuesta a «No corras mucho, papá»

  1. Pingback: La canción “No corras mucho papá” « ¡Quiero Conducir, Quiero Vivir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *