Una madre y los puntos negros

Según la dirección General de Tráfico, la definición de Punto Negro queda recogida en la instrucción 01/TV-29.  En esta instrucción se considera Punto Negro aquel emplazamiento perteneciente a una calzada de una red de carreteras, en el que durante un año natural se haya detectado 3 o más accidentes con víctimas, con una separación máxima  entre uno y otro de 100 metros.

 

Con anterioridad al año 2000 se consideraba Punto Negro “aquél en el que se producían  3 o más   accidentes a lo largo del año, incluso con daños materiales, en un espacio de 200 metros del entorno del punto de localización del primer accidente registrado”.

 

El Ministerio de Fomento emplea el término “Tramo de Concentración de Accidentes (TCA)” para referirse a los puntos peligrosos de una red de carreteras; considerándose como tal aquel tramo de la red que presenta un riesgo de accidente significativamente superior a la media. Fomento tiene en cuenta la Intensidad Media Diaria (IMD) del tráfico en un tramo de un kilómetro y a lo largo de un periodo de 5 años.

 

A principio del año 2009, Fomento ha comenzado a señalizar los Tramos de Alta Concentración de Accidentes,  pero estos no son realmente los puntos negros.

 

El día 18 de Octubre de 2008, moría otro joven en la carretera M-607 dirección Colmenar. Yo misma recogía la muerte de este joven en uno de mis post y veía horrorizaba cómo llegaban hasta el mismo comentarios de una persona que había presenciado este accidente y, lo que me temía, por mi propia experiencia, la madre de este joven llegaba hasta el blog y se tenía que enfrentar a los comentarios sobre el hecho, el rescate y la muerte de su hijo.

 

Hasta ese momento, lo que me llamaba la atención de esta nueva muerte era que, una vez más, se producía en el M-607, la misma donde había muerto mi hija. Entonces sólo tenía los datos aparecidos en la prensa, pero, también por propia experiencia, los ponía en cuarentena.

 

Más tarde, la madre de Juan, que así se llamaba este joven, se ponía en contacto conmigo y así conocía el inicio de la lucha de una madre por los puntos negros.

 

Juan había muerto en uno de los 8  puntos negros de la M-607. En el kilómetro 28,800.

 

Pero existen puntos negros en los siguientes kilómetros:

Punto kilométrico

Longitud del tramo(m)

Sentido de la circulación

Accidentes con víctimas

13,0 0 Ascendente 4
14,5 0 Ascendente 3
17,0 0 Ascendente 3
21,0 0 Ascendente 4
28,0 0 Ambos 3
29,0 0 Ambos 5
29,2 100 Ambos 3
44,0 200 Ambos 3

 

Es una carretera maldita en la que es raro el día en el que no hay un accidente.

 

Esther, la madre de Juan, ha comenzado su especial lucha contra los puntos negros, enviando una carta a los periódicos que hasta ahora no parece haber tenido demasiada suerte en su publicación.

 

Ésta decía así:

Carta a la Señora Aguirre y al Señor Gallardón 

Quiero hacerles llegar la reflexión que he hecho desde el dolor más profundo que en este momento me afecta, para que si de verdad le preocupan sus convecinos, hagan algo por ayudarnos.

  

¿Han pensado alguna vez en el estado de las carreteras que unen Madrid capital con el resto de los pueblos de la comunidad? ¿Son conscientes de que los vecinos de Madrid, cada día, nos movemos por las carreteras de la comunidad para llegar hasta nuestros trabajos, universidades, colegios, etc. y los siniestros que se producen en ellas?

 

Mi hijo de 22 años, encontró la muerte una mañana muy  lluviosa del pasado mes de octubre, cuando iba a trabajar y cumplía todas las normas de seguridad vial, pero tuvo que coger  la carretera ASESINA M- 607 (Madrid- Colmenar) y pasó por uno de los 8 puntos negros que hay en tan solo 31 Kms. Una carretera que está mal trazada de principio a fin.

 Ustedes tienen hijos, ¿Cómo se sentirían si esto mismo les ocurriera a uno de los suyos? Yo se lo diré. El vacío que queda no desaparece nunca, su vida nunca será igual, porque perder un hijo es algo antinatural.

 

Los ciudadanos responsables, intentamos cumplir con todas las normas que nos son impuestas: no probamos el alcohol si tenemos que conducir; nos abrochamos el cinturón; conducimos a la velocidad adecuada… En la ciudad, otro tanto. Pero ¿a dónde va todo el dinero recaudado por las multas? ¿Por qué nos multan por todo y no hacen nada por el estado de las carreteras? Y me refiero tanto a las multas de carreteras como a las de la ciudad. ¿Por qué no dedican el dinero recaudado a eliminar los puntos negros cercanos a Madrid?

 Los presuntos culpables de la muerte de mi hijo son muchos y, hasta ahora, no tienen nombre y cara, porque se trata de instituciones: Fomento, La Comunidad de Madrid, el Ayuntamiento de Colmenar…Pero no es cierto.  Como madre, es mi obligación encontrar al responsable de la muerte de mi hijo. Y necesito algo más y con mayor urgencia: que no mueran otros hijos.

 Pido su ayuda para que los ciudadanos de Madrid no perdamos la vida cada vez que tenemos que utilizar una carretera de nuestra comunidad. Uds. pueden ayudarme en ello, si es verdad que les preocupan la vida de sus vecinos.

 Esther Rincón, madre de Juan, que encontró la muerte en un punto negro de los 8 que hay en la ASESINA M-607

 

Según revela un informe de AEA, recogiendo los datos de la DGT, durante el año 2007 se contabilizaron en las carreteras españolas   802 puntos negros, 53 más que en 2006.

 

También, según datos de la  Dirección General de Tráfico DGT-  en el año 2000 había 850 puntos negros. En el 2007 eran 802, en los que se han producido 3.289 accidentes con víctimas, con un balance de 134 muertos5.269 heridos.

 

Y en la provincia de Madrid, en el año 2000 había 261 y en el año 2007 había  182. En 7 años, la disminución ha sido muy pequeña.

 

Un estudio realizado por Autopista.es sobre 54 tramos peligrosos de nuestras carreteras, la causas de esta peligrosidad se centraban en el trazado peligroso, el deficiente firme, la falta de protección de la vía y en travesías imposibles.

Necesitamos algo más que la simple señalización de los TCA. Los pocos radares que se han puesto en estos puntos tampoco han sido suficiente. Lo que se necesita es la eliminación de dichos puntos con actuaciones concretas y correctoras.

 

Pero estos son sólo números y estadísticas y los que se quedan en eso puntos negros son personas con nombre y apellidos.

 

Hoy se cumplen 8 meses de la muerte de Juan. Casi el mismo tiempo que su madre le llevó en su vientre. El vehículo más seguro hasta ahora.  Y ella siempre lo recordará en su vientre y se pregunta por qué no le pudo proteger como cuando estaba en él y por ello,  quiere y pide que otros hijos no se queden en ese punto kilométrico ni en ningún otro, aunque para eso hace falta que Fomento, la Comunidad de Madrid, y los municipios afectados por los que pasa esta M-607 se tomen en serio que estos puntos negros dejen de existir.

 Algo ha quedado tuyo en mis entrañas
que no morirá jamás,
y que Dios, por que es justo y porque es bueno,
a desunir ya nunca volverá.

(Rosalía de Castro)

 Querida Esther, no estás sola. Un abrazo.

Flor Zapata Ruiz, madre de Helena.

Esta entrada fue publicada en Afectados, D.G.T., Muertes en carretera, Opiniones importantes, Seguridad Vial, Testimonios, Víctimas. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *