La Ley de Tráfico: Más Sencilla, Más Fácil, Más Justa

Acabo de recibir un tríptico titulado “reforma ley de tráfico, cambiamos para mejorar”.

Cuando se desplega, en su interior aparecen tres palabras como titulares precedidas del símbolo “+”: SENCILLA, FÁCIL, JUSTA.

 

Ahora la Ley de Tráfico es: más Sencilla, más Fácil, más Justa.

Estas palabras podrían asemejarse a las que definen a la Real Academia de la Lengua: limpia fijan y da esplendor. Pero no estamos hablando de palabras mal sonantes, estamos hablando de acciones que pueden conllevar la pérdida de vidas humanas.

La idea del tríptico me ha parecido muy clara para informar pero echo de menos cosas muy importantes:

Yo no habría dado tanta importancia a la difusión de cómo puedes hacer para pagar las sanciones y conseguir un descuento. Sigue pareciendo que esta reforma lo único que persigue es la recaudación (+ Sencilla).

Tampoco habría destacado tanto que la Ley ahora es más justa a la hora de restar puntos,  que ahora se pueden recuperar más puntos a través de los cursos, que se eliminan las suspensiones temporales de carnet (+ Justa)

Yo habría destacado, los muertos que se producen cada año y las causas.

Yo habría enumerado el número de heridos que se producen cada año y cuántos de ellos quedan en estado tetrapléjicos, parapléjico o vegetativo.

Yo habría hablado de los conductores sancionados judicialmente y que están cumpliendo condena.

Yo habría nombrado a algunas de las muchas asociaciones de víctimas que existen en la actualidad, donde pueden encontrarse a los familiares de las víctimas de violencia vial, como consecuencia  de muchas de  esas 20 infracciones que restan puntos, pero que hacen algo peor: quitar la vida a alguien.

“La Reforma de la Ley de Tráfico es un paso para alcanzar nuestro principal objetivo. Conseguir que nuestras carreteras sean cada vez más seguras. Por esta razón hemos cambiado las normas. Hemos cambiado los procedimientos. Hemos cambiado para conducir mejor”

Esto se  da de bruces con la facilidad para pagar menos por las infracciones que cometemos, con la rebaja de puntos en acciones que antes tenían una calificación más grave, y con la eliminación de suspensiones temporales.

Porque, desgraciadamente, para una gran parte de esta sociedad,  sólo sirve  el “palo y tente tieso”, el temor a perder puntos y el carnet. Porque pocos se plantean  que conducir es algo más que tener un carnet y conducir un coche. Porque el coche puede ser un arma de matar: a uno mismo y a otros.

Es muy “Fácil “ perder la vida.

No es ”justo” que te la arrebate otro.

Para el infractor siempre será “Sencillo” seguir viviendo. Tiene todos los puntos de la vida.

Las víctimas siempre serán las perdedoras, sin posibilidad de recuperar nada de nada.

Mañana día 25 de Mayo de 2010, entra en vigor la Nueva Ley de Seguridad Vial

 

 

¡Seis puntos por la vida de mi hija!

Flor Zapata Ruiz, madre de Helena, que murió por un conductor con alcohol

Esta entrada fue publicada en D.G.T., Seguridad Vial. Guarda el enlace permanente.

3 respuestas a La Ley de Tráfico: Más Sencilla, Más Fácil, Más Justa

  1. willy Jiménez dijo:

    Donde están los que tienen un poco de cerebro y crean esas leyes?.talvez anden en un vehiculo con chofer.

    Pobre de los Chilenos.Se quiere imitar algo parecido a ese sistema

    un abrazo desde Chile

    Willy Jiménez

  2. juan carlosparra sanabria dijo:

    cordialsaludo a todos

    la verdad,es que no se puede tolerar conductas de las personas que toman cualquier bebida alcoholica y despues van a conducir unvehiculo.

    Elestado,cualquier estado,debeprohibirlaingesta de alcohol cuando se va a conducir.
    En Colombia por ejemplo laNueva Ley 1383 permite conducir hasta el primer grado,pues empiezan las sanciones a losconductores despues del segundo grado de alcoholemia.

    Todoslos que servimosaesta causa debemos estar unidos.

    gracias

    juancarlosparra sanabria
    RED DESEGURIDAD VIAL
    Colombia

  3. Estimada Flor,

    una vez más te doy toda la razón.

    Desgraciadamente solo las víctimas sabemos el inmenso dolor que se siente cuando nos arrebatan la vida de nuestros seres queridos de cuajo y vemos la impunidad a la que se somete a los verdugos de nuestras vidas.
    Es difícil no pensar en hacerles pagar con la misma moneda.

    Esto se está convirtiendo en un mercadeo de vidas humanas.

    El próximo lunes tengo una cita con el Fiscal de Seguridad Vial, Bartolomé Vargas, para hablar del lamentable atropello de mi hija. Me resulta demencial que nosotros hayamos tenido que actuar como detectives para desenmascarar los tremendos errores policiales y judiciales que salpicaban el brutal atropello de Julia, y por ello ser denunciados tanto mi esposa como yo.

    Espero que nuestra lucha sin cuartel sirva para algo….

    *Permíteme que utilice la coletilla que siempre utilizas en tus escritos.

    Un fuerte abrazo

    Antonio Angel, padre de Julia *(víctima del alcohol y las imprudencias que otros cometieron)

Responder a juan carlosparra sanabria Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *