Cincuenta mil visitas

Este blog ha llegado a las cincuenta mil visitas. Gracias, a todos los que habéis venido hasta aquí, en tan poco tiempo.

Y solo se me ocurre una frase de una de las canciones de la película que he estado viendo hoy, por no sé qué vez:

No tengo nada, nada, nada, si no te tengo a ti…

¡Quiero Conducir, Quiero Vivir! en memoria de Helena. Por siempre en mi corazón, en mi pensamiento. Cómo me gustaria tenerte entre mis brazos.

[youtube=http://www.youtube.com/watch?v=3cjV5dTaE6U]

Esta entrada fue publicada en Amor, Convocatoria/Celebración, Correo sin entregar, Sentimientos. Guarda el enlace permanente.

4 respuestas a Cincuenta mil visitas

  1. Raul Peniche dijo:

    Felicidades estimada Flor:

    Haz demostrado una entereza ante la adversidad admirable, solo entendible el esfuerzo por el dolor de madre y la tenacidad por no olvidar que el alcohol fue un factor primordial que sego la vida de inocentes y afectando gravemente tu mundo…

    Pero no te quedaste en Tu Mundo, te HICISTES ESCUCHAR, dejastes las sombras de la resignación y elevaste la voz para pedir, que tu DOLOR deje de Multiplicarse y ese es un logro importante para ese angel que fue y ha sido Elena.

    Te agradezco el tiempo que nos haz dedicado y te reintero mi compromiso por seguir luchando para que la seguridad vial sea parte de nuestro dia, pugnando por la cultura de la responsabilidad y el autocuidado.

    Sinceramente

    Raul

  2. Laura dijo:

    Eres un ejemplo para muchos. Gracias por ello.

  3. Esther, madre de Juan dijo:

    Gracias a tí, muchas madres hemos encontrado consuelo para nuestro dolor insoportable. Y… yo sigo apoyandome en tí
    GRACIAS por estar siempre ahí cuando te necesito.
    Un besazo

  4. mila dijo:

    yo no hay un solo día que coja el coche que no me acuerde de vosotros y gracias a tí me he vuelto una pejiguera con todos mis amigos y conocidos, en hacerles ver todo lo que puede desencadenar una imprudencia de segundos….un besito muy fuerte y gracias por estar al otro lado siempre¡¡

Responder a Raul Peniche Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *