Los famosos y los accidentes de tráfico 2

No hay nada como ser famoso, para lo bueno y para lo malo.

Pienso en la cantidad de muertos en la carretera que se pusieron a
dos metros bajo tierra sin saberse qué había pasado, cómo había sido ese
accidente. Muchos en los que no se pudo probar quién fue el culpable o lo más
mínimo, no se hizo la prueba de alcohol, menos aún pensar en ninguna otra prueba
relacionada con otras drogas. Recuerdo a tantos que se consideraron culpables
porque fueron los que murieron y no nos pudieron contar cómo fue.

Hasta donde yo sabía, alguno de mis amigos policías que me
rectifique, en un accidente si el conductor no da su aprobación para hacer la
prueba de alcohol, o si no está en estado de soplar, el herido se lleva al
hospital, y si no hay un juez por medio que ordene un análisis de sangre, ese
presunto conductor con alcohol, se queda sin probar.

Si algún médico guarda un poco de sangre para hacer un análisis
posterior puede buscarse un gran problema.

Pero si el implicado en el accidente es un famoso, la cosa puede
cambiar, y de hecho esta mañana lo que leía era este titular: El
juez ordena guardar una muestra de sangre de Ortega Cano para futuros análisis

¿Por qué no se hace en todos los siniestros de tráfico? ¿Por qué
no se modifica el reglamento, el protocolo o como quiera que se llame, cuando
existe cualquier accidente para saber en qué estado iban los conductores? ¿Por
qué tiene que haber un juez al que se le ocurra y otro al que no? ¿Por qué
tiene que ser solo bajo mandato judicial?

Recuerdo ahora mismo el famoso siniestro de mis compañeros de
asociación en el que murieron cinco personas en Mérida, en el que al conductor
culpable no se le hizo ni tan siquiera la prueba de alcohol.

Y también recuerdo nuestro caso, en el que fue fundamental la actuación
de la guardia civil haciendo la prueba de alcoholemia y la suerte de que
existiera un testigo que iba sentado en el mismo coche del causante del
siniestro. Fue una suerte que casi nunca se da.

¿Es tan difícil hacer bien las cosas desde el principio? Téngase
nombre conocido o no. Que alguien me conteste.

Flor Zapata Ruiz, madre de Helena, muerta por la acción de un
conductor con alcohol.

Esta entrada fue publicada en Alcohol, Drogas, Muertes en carretera, Noticias, Reflexiones, Seguridad Vial, Velocidad, Víctimas. Guarda el enlace permanente.

5 respuestas a Los famosos y los accidentes de tráfico 2

  1. Meli - madre de Guillermo dijo:

    Que razón tienes Flor. Como siempre. A mi hijo en sus dos accidentes, en el primero estando muy grave si se lo hicieron, pero a la señora que lo atropelló, que ya la he visto muchas veces tomando vinitos de aperitivo, no se lo hicieron. Y en el segundo accidente, le hicieron la prueba despues de fallecer, y al colombiano que se lo llevó por delante, nada de nada.
    El otro dia lo comentaba con otros padres de niños que tuvieron accidentes y comentabamos lo mismo. La tendrían que hacer siempre siempre, no dejar ni un cabo suelto. Luego ya no tendrá remedio.
    Un beso grande Flor

  2. Flory García Zapata dijo:

    Querida Flor:

    Una más de tantas cosas incomprensibles en la Justicia. A veces piensa uno que más que Justicia debería llamarse Injusticia. Creo que nuestras leyes necesitan una gran reforma a fondo para que todos sintamos que somos verdaderamente iguales ante la ley, sin pesar más la balanza del famoseo, del dinero o de las influencias.

    Un beso

  3. A VER SI ME CABE COMPLETO EL COMENTARIO:

    Así es, nada como ser famoso, en este caso para lo malo. Llevas razón, en un accidente si el conductor no da su aprobación para hacer la prueba de alcohol, o si no está en estado de soplar, el herido se lleva al hospital, y solamente queda solicitar al juez de instrucción que ordene al centro médico guardar la sangre para un análisis posterior.

    Los hospitales guardan (por lo general) muestras de sangre de los accidentados, con fines terapéuticos, que no se pueden utilizar para averiguar el grado de alcohol en sangre (si el herido consiente sí). Si algún médico guarda un poco de sangre para hacer un análisis posterior puede buscarse un gran problema. Porque estaría vulnerando el art. 15 de la CE, del derecho a la integridad física.

    En el caso de Ortega Cano, por presión mediática, parece lógico que el juez haya ordenado guardar esa sangre, como lógico será que el torero consienta ese análisis, por repercusión mediática, vemos pues que ser famoso le perjudica bastante.

    A tus preguntas:
    ¿Por qué no se hace en todos los siniestros de tráfico?
    Porque depende del juez que decida ordenar su análisis o no.

    ¿Por qué no se modifica el reglamento, el protocolo o como quiera que se llame, cuando existe cualquier accidente para saber en qué estado iban los conductores?
    Porque no hay instrucciones claras al respecto y cada cuerpo policial actúa a su libre arbitrio.

    ¿Por qué tiene que haber un juez al que se le ocurra y otro al que no?
    Por esa independencia judicial y porque los jueces actúan a solicitud de los policías que intervienen en el accidente.

    ¿Por qué tiene que ser solo bajo mandato judicial?
    Porque estamos hablando de un derecho fundamental, y me dirás que la vida lo es, claro, y la integridad física también, pero es el precio que tenemos que pagar si queremos democracia y Constitución Española, lo contrario me asusta pensarlo.

    ¿Es tan difícil hacer bien las cosas desde el principio?
    Falta coordinación y bajarse del burro a veces, falta unificar criterios, pero sobre todo falta empalizar, pensar que la víctima eres tú y después actuar, seas policía, juez o torero. Solo así, haz con los demás lo que querrías que hiciesen contigo.

  4. Por desgracia he tenido que empaparme y estudiar mucho sobre el tema alcohol y drogas en la conducción. Yo mismo y por nuestro caso he tenido que facilitar a la juez instructora del caso de Julia importante documentación sobre el tema ante los graves errores demostrados en el atestado policial al respecto.
    Mi esposa es bióloga de la rama fundamental y me ayudó muchísimo a entender lo que ocurre en el organismo cuando se ingiere este tipo de sustancias.
    Tal y como dictan las leyes y los procedimientos…»todo conductor deberá someterse a la prueba en aire expirado y si no está de acuerdo podrá someterse al contraste en sangre». Pero se el advierte que en caso de que sea positivo deberá pagarla el mismo.
    Pero no se dice que la prueba en aire expirado no deba de hacerse transcurridas varias horas después del siniestro. En nuestro caso fueron 2 horas y seguía dando positivo en las dos secuencias con un intervalo de 20 minutos y la cifra era idéntica en las dos muestras, admitiendo que no tomó nada de alcohol tras el siniestro.
    ¿Cuánto hubiera sido en el instante tras el suceso?
    Según la curva de etiloxidacción de Widmark indica formulas para establecerlo con márgenes de error.
    Siempre es más peligroso cuando la curva desciende que cuando va en ascenso y esto no se tiene en cuenta al igual que si es bebedor habitual o asimila de forma distinta en alcohol.
    Todo queda a la libre determinación de los agentes policiales y muchas veces estos no poseen los conocimientos suficientes para determinar si hay influencia o no del alcohol en su justa medida. Jueces y Fiscales tampoco conocen estos asuntos y creo que va siendo hora de que entren en acción criminólogos y victimiólogos a la hora de ejercer valoraciones que permitan al sistema judicial actuar en consecuencia.
    El cabello puede llegar a ofrecernos mucha más información al respecto puesto que esas sustancias quedan impregnadas en el mismo durante mucho más tiempo…..de esto sabe mucho más nuestro amigo Carris y podría darnos una explicación.
    En el caso de este famoso lo que no es de recibo es que tras 6 días del accidente un juez decida custodiar una sangre que podría haber sido manipulada con anterioridad.
    Un saludo a todos.

  5. Mari Carmen Corral camarena dijo:

    Hay tantas cosas que no se comprenden Flor, tantos porqués que nadie contesta y mucho peor no les da solución pudiéndola tener.
    No creo sea tan difícil aprobar que a toda persona que no se le puede hacer, por su gravedad, la prueba de alcoholemia, los médicos tomen una muestra delante del juez, que igual que va al levantamiento de un cadáver, puede hacerlo en estos casos, y así queda los derechos de todos asegurados ¿tan difícil es?
    Yo no creo que ser famoso te perjudique, mas bien beneficia, mírese caso farruquito, anda que no costó nada que pagara algo por lo que hizo, y en este caso pues a lo que vemos podernos remitirnos, que no digo yo que fuese bebido, pero alguien que antes del accidente pisa tres bares seguidos, después de dejar a su hija en casa de una amiga, no creo yo que sea para beber agua, que invade el carril contrario y que se esté tardando tanto en tener el atestado, digo yo que si uno no tiene nada que ocultar no hay tantos rodeos que darle al asunto, en la mayoría de casos de personas anónimas por desgracias sabemos muy bien que no son así las cosas.
    Estos días me esta recordando mucho lo que pasamos con mi hija, la incertidumbre, la gravedad, la fiebre, las infecciones, las operaciones pendientes y que no podían realizar por la fiebre que provocaba las infecciones, etc…Tantas cosas y tan pocas esperanzas que dan en estos casos…
    Era un día un pasito hacia adelante y al otro un paso hacia atrás, una autentica tortura.
    Rebeca tuvo a su favor su juventud, sus 19 años y que no bebía alcohol, ni siquiera ha fumado nunca, era deportista, sana y muy fuerte, ya no puede ejercer el deporte que tanto le gustaba, pero tuvo, tuvimos la oportunidad de pelear y ganar la batalla a la muerte que la acechaba en aquellos momentos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *