El coste de una vida

El pasado día 19, tuvo lugar el “VII Foro contra la violencia vial” de Stop Accidentes”, en esta ocasión con el estremecedor título de “El Coste de una Vida”.

Para los que somos y hemos sido víctimas es difícil asumir este título porque la vida de nuestros seres querido no tiene precio.

Un foro que en su apertura tuvo al Fiscal Bartolomé Vargas, al director de la DGT y al concejal de Seguridad de Madrid Pedro Calvo y en su cierre la secretario de estado de justicia, Jun Carlos Campo.

Un Foro repleto esta vez de ponencias referidas al “Baremo” existente para indemnizar a las víctimas y a las propuestas de lo que debería ser. Porque, desafortunadamente, ese dinero que nos quema en las manos y del
que muchos familiares de víctimas no quiere oír hablar, para los heridos de por vida nunca es suficiente,  por las secuelas que les quedan. Pero, además, es un dinero que nos trata como a víctimas de menor grado si se compara con las indemnizaciones que ofrecen las mismas compañías de seguros en otros países de Europa. Tres veces más en algunos.

Forenses como Santiago Delgado y la médico rehabilitador Eulalia Miján, destacaron como las valoraciones de las lesiones y las secuelas casi nunca son suficientemente valoradas y adecuadas, ni las correspondientes
compensaciones económicas, suficientes.

Así no es de extrañar que la propia Fiscalía de Seguridad Vial esté de acuerdo en el cambio de ese “Baremo” a todas horas insuficiente. También es de destacar la propuesta que harán sobre la responsabilidad de los
menores en los accidentes de tráfico: “los menores y mayores no pueden tener el mismo tratamiento”, decía la Fiscal Elena Agüero Ramón. Y yo recuerdo aquí el caso reciente que tratamos del niño que fue considerado como causante del atropello de un coche. Y lo mismo sucede con los ancianos. Algo que en otros países europeos sí está contemplado, salvaguardándolos.

También pudimos escuchar la presentación del estudio “Valor monetario de una vida estadística”. Un lío para mí y para cualquier víctima.

Y la encendida ponencia del abogado José Pérez Tirado, sobre la propuesta de reforma del Baremo de accidentes de tráfico, consensuado con las asociaciones de víctimas. Y no es la primera vez que nos hace ver la gran diferencia en las cantidades de indemnización, pagadas por las compañías, en relación con las pagadas en otros países.

Las compañías de seguros siguen viendo aumentado su negocio (aumento del parque automovilístico, más seguros), disminuido el número de accidentes (menos víctimas en los últimos años), con la consiguiente
disminución de gasto para las mismas, y con unas indemnizaciones que vienen del año 1994, que en ese momento se realizaron a la medida de las aseguradoras, y más bajas que en épocas anteriores.

Pérez Tirado abogó porque todas las asociaciones formen una federación de asociaciones (cosa que yo llevo defendiendo desde hace años. No entiendo como puede existir una federación de asociaciones para Iberoamérica y no existir una para España), para poder luchar por unas indemnizaciones justas.

También contamos con la presencia de un representante de la justicia que habló también de lo difícil que es, a veces, para el poder judicial, aplicar  sentencias ante trabajos mal hecho o insuficiente (atestados, declaraciones testigos, valoraciones forenses), antes de llegar a ellos, o por la ambigüedad del legislativo.

Pero como siempre, hay otros que están peor, y así quedó de manifiesto en la intervención de la representante de Víctimas de Colombia, Mary Bottagisio.

Por último, la presidenta de Stop Accidente Ana Novella, comentó la propuesta conjunta que han hecho las asociaciones para entregar a los partidos políticos ante la campaña electoral. Porque los partidos políticos  irán pasando pero las víctimas de violencia vial seguiremos aquí, recordando y presionando para evitar que las cifras de muertos aumenten o no sigan disminuyendo.

La justicia dice que la reparación del daño debe ser total: material y  moral. Pero ¿quién puede restituirnos a nuestros hijos? ¿Quién puede cuantificar nuestro daño moral? ¿Quién puede valorar lo que nuestros hijos nos habrían aportado material y moralmente? ¿Quién cuantifica lo que nos habíamos gastado en su manutención, educación, cuidado? ¡Con lo que cuesta sacar adelante a un hijo! ¿Quién me va a compensar
de los besos perdidos? ¿Quién me va a curar el corazón partió?

No hay dinero en este mundo para reparar nuestro dolor.

“Nada se parece tanto a la injusticia como la justicia tardía”. Séneca.

Un año más, gracias por la invitación.

(En este foro supe del atropello de una joven en un paso de peatones en Alcobendas. Hoy he conocido
que se llama Irene, que resultó gravemente herida pero espero que se recupere y no necesite de estas indemnizaciones para el resto de su vida. Un abrazo para ella y su familia).

Flor Zapata Ruiz, madre de Helena, muerta por la acción de un conductor con alcohol.

 

 

Esta entrada fue publicada en Afectados, Convocatoria/Celebración, Muertes en carretera, Opiniones importantes, Reflexiones, Seguridad Vial, Víctimas y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

18 respuestas a El coste de una vida

  1. Helena, mi querida amiga hermana… Gracias por tus reflexiones y por aumentar con ellas nuestra fuerza para continuar diciendo, cada vez que sea necesario, que nuestros hijos y los hijos de tantas otras madres y padres no son números ni menos aún tiene precio sus vidas…
    Te cuento aquí, porque fue algo mágico, que el día en que hice entrega de nuestro libro «Si me quieres ver reír… ¡Déjame llorar!» recibí de una vecina un hermoso ramo de calas… Me emocionó, sentí clarito que tu amada hija Helena estaba junto a mi amado hijo Mijáil junto a nosotros esa tarde… Como hoy y siempre. Con el amor que nos une, un abrazo azul de paz…

  2. Te tenía sentada delante y mi nerviosismo apenas me dejó saber que eras tu, esa cómplice del dolor con quien en tantas ocasiones había conectado aún sin conocernos personalmente. Fue Rosamaría (madre de Enaitz Iriondo quien, en un instante determinado exclamó…»Es Flor….» y entonces pude abrazarte y darme cuenta de que me encontraba rodeado de personas amigas que siempre habían comprendido lo que es el dolor porque antes habían pasado por ello.
    Una frase de las que se dijeron durante el foro me gustó especialmente: «Las normas del tráfico son normas de vida…y quien no las cumple no tiene aprecio ni a su vida ni a la de los demás».
    Un fortísimo abrazo y gracias por el paseo por Madrid a cuerpo de rey.

  3. Mari Carmen Corral, madre de víctima de la velocidad y el alcohol que otro tomó dijo:

    Estimada Flor, agradecemos nos informe del VIII foro contra la violencia vial, pero en tus escritos siempre hay un tono diferencial entre los fallecidos y los que sobreviven a la misma violencia vial.
    Sobre las indemnizaciones dices que para los familiares de fallecidos os quema en las manos ese dinero que para los que quedan con grandes secuelas nunca es suficiente… amén de cómo suena en los oídos de las víctimas que sobreviven y los que vivimos su día a día con todas sus limitaciones y su compleja realidad. Víctimas en ocasiones en estado de coma con una dependencia total y unos cuidados durante 24 horas, una familia entregada sin descanso a que no coja un costipado y se le muera, esa y otras muchas complicaciones que, sólo puede entender quien lo ha pasado o lo está pasando. No es que nunca sea SUFIENTE, es que para los grandes lesionados, es pero que muy INSUFICIENTE. Para quien se ponga un collarín sin tener nada y se invente un cuento puede que nunca sea suficiente, pero no para quienes una adecuada valoración de sus secuelas dependa el coste para una mejor calidad de vida.
    No sé si en el foro se trató el tema con toda la problemática, o no has caído en ello, porque a veces sólo tenemos en cuenta a los que se van, pero resulta que a veces se va un padre de familia y deja esposa con 2- 3 hijos pequeños y en ocasiones esperando a otro, esta familia pierden sus ingresos ¿no ves de justicia y necesidad para ellos que tengan un apoyo económico? ¿Imagina alguien como podrán salir adelante estos niños sin su padre y con una indemnización que no les cubre ni para lo más básico durante unos pocos años? ¿Y cuando en un accidente son los progenitores los que quedan en silla de ruedas? ¿Quién mientras se recuperan cuidan de sus hijos? ¿Quién les va a proveer de todas las necesidades que les surgirá a consecuencia del siniestro? Comprendo que tu dolor no te deje ver la compleja variedad de sufrimientos que producen los siniestros viales, las formas de erradicar una vida o la calidad de una vida, pero no podemos permitir que se entienda QUE NUNCA TIENEN SUFICIENTE como si fuese cuestión de enriquecerse con una desgracia, mientras que las familias de los fallecidos que el dinero les quema en las manos, lo donáis al tercer mundo.

    Estoy totalmente de acuerdo contigo en que la vida de nuestros seres queridos no tiene precio, la salud tampoco.

    Un fuerte abrazo

    • Flor Zapata dijo:

      Perdona Mari Carmen si no soy un profesional que pueda informar todo lo bien que se desearía de un evento así. Por eso creo que te ha dado esa impresión. Nunca en un Foro se trato tanto la vida de los vivos como en este. Esos vivos que quedan heridos para siempre. La palabra «suficiente» está puesta con toda la intencionalidad porque es así, tal como tú los describes: nunca es suficiente para lo que esos heridos necesitarán de por vida.
      Tú mejor que nadie puedes saber de lo que hablo.
      Fue un Foro tan intenso que no puedo informar de cada tema que se trató con el nivel de detalle que tú y muchos desearíais pero me comentaron que las ponencias estarán disponibles en la página de Stop Accidentes. Si es así, allí podrás encontrar que de lo que más se hablo fue de los heridos, porque a los familiares de las víctimas no se les evalúa, cuantifica, puntúa, etc., sobre el nivel de secuelas que les quedan, ni física ni psíquicamente. Nunca pasaremos por ningún tribunal o forense que dictamina el grado de dependencia que nos ha quedado, los medicamentos que tomaremos de por vida, las “enfermedades raras” que nos aparecen después de un hecho tan traumático, en definitiva, las secuelas que nos quedan aunque nosotros no hayamos sufrido el accidente. Eso solo está reservado para los heridos y malamente, como tú bien sabes.
      Está clarísimo que somos las víctimas peor compensadas por la pérdida de un ser querido o por las lesiones y secuelas producidas en un accidente de tráfico, y no debe importante lo que los demás piensen porque la diferencia es que a ellos no les ha ocurrido.
      Espero que las personas que leen este post entiendan mi humilde resumen y sepan comprender que a todas las victimas se nos rompe la vida, muertos y heridos. Pero hay que reconocer que a unas más que a otras. Siempre dije que hubiera preferido que mi hija se quedara en una silla de ruedas. Un abrazo. Flor Zapata Ruiz, madre de Helena.

  4. Mari Carmen Corral, madre de víctima de la velocidad y el alcohol que otro tomó dijo:

    Nada que perdonas Flor, para mí queda todo aclarado con tu contestación, tal vez si en tu anterior escrito hubieses puesto lo que ahora: «nunca es suficiente para lo que esos heridos necesitarán de por vida» .. En vez de: «Porque, desafortunadamente, ese dinero que nos quema en las manos y del que muchos familiares de víctimas no quiere oír hablar, para los heridos de por vida nunca es suficiente». Como verás hay una notable diferencia, más notable para unos que para otros como todo en la vida.

    Entiendo que no eres una profesional y yo tampoco, por eso cuando hablamos de algo tan delicado, no podemos hacerlo mirando sólo con profundidad la parte que nos toca y por encima la que toca sufrir a otros.

    Tú hubiese deseado tener a tu hija en sillas de ruedas antes que fallecida, lógico, yo rogé a los médicos que me la salvaran aún cuando me aseguraban que de existir ese «milagro» Rebeca sería un vegetal, a lo que contesté que aún así la quería, que dedicaría mi vida a ella. Otros padres sienten diferente y no por ello quieren menos a sus hijos, no desean una vida así para ellos y es comprensible,conozco familas en esa situación y estan en un infierno y rogando a Dios que al menos abra lo ojos o se lo lleve, otros se conforman con que al menos coman solos etc.. mucho dolor vivido día a día y que por supuesto no tiene precio, pero desgraciadamente las secualas dejan unos costes que las familias no puden asumir y a las que por ley tienen derecho a ser resarcidos, de no ser así sería una injusticia más y una carga más: la de no tener cubiertas las necesidades provocadas por el accidente
    .El baremo de indemnizaciones que tenemos en España, ya lo habéis visto, no cubre ni mucho menos las necesidades de las secuelas,pero ahí no queda la cosa, además de que cada vez sacan alguna ley que hace perder derechos a las víctimas sobre la indemnización, en 2007 salió la última, articulo 120 de la ley de contrato de seguros. Esta ley aaprte de hacer ganas más dinero a las aseguradoras les permite tener la tranquilidad de alargar los casos lo que les viene en gana, hasta agotar a las familias como si ya no tuviesen bastante sufriemiento. El caso de mi hija, digamos su derecho a tener cubierta sus secuelas, va para 8 años, 8 años de espera, de lucha, de verla una y otra vez los médicos que han querido tanto al compañia como la justicia,y aqui estamos esperando que el 23 de novembre que tenemos el juicio civil no lo alargen otra evz con otra excusa, porque teniamos fecha el 21 y sólo un dñia antes se nos avisa que por peticion de la aseguradora hay que volver a ponerle fechas, mientras tanto si tienes una familia con recursos o dispuesta al sacrificio de vacaciones y otras tantas cosas, más o menos se tira adelante y se paga los fisioterapeutas y todas demás necesidades, si no tienes recursos, tus lesiones no mejoran o empeoran, esto debe dar una impotencia tremenda, yo no quiero ni imaginar si no hubiese podido dar a mi hija todo lo que ha necesitado.

    Siempre he pensado que de haber perdido a mi hija y no haciendome falta la indemnización, como a vosotros ese dinero me quemaría en las manos, pero porque me conozco estoy segura que no se lo hubiese perdonado a las aseguradoras, hay muchos niños muriendo de hambre a los con ese dinero hubiese dado de comer qal menos unos días y con ese acto ademas de rendir homenaje a mi hija, segura estoy que me hubiese hecho más favor a mi misma que a ellos. La mayoría de las veces dar es recibir y en este caso con abundancia.
    Creo que con lo expuesto por ambas queda clara las situaciones d elas víctimas y se entienda el mal entendido.
    Un abrazo a todas…

    • Flor Zapata dijo:

      Yo no encuentro ninguna diferencia ni la necesaria aclaración. Era un pequeño resumen de lo allí tratado, no un exhaustivo relato. Yo sé lo que quería decir y siento si tú no lo entendiste así. Para eso están los comentarios. Gracias por ellos. Pero no olvides que yo perdí a mi hija.

  5. Mari Carmen Corral, madre de víctima de la velocidad y el alcohol que otro tomó dijo:

    Flor, no soy yo sola la que he sentido una vez más la diferencia con que tratas a las víctimas que sobreviven con las que no. Siento en el alama que perdieras a tu única hija,creo que los que sobreviven no tienen que pedir pedón por ello, son tan víctimas como los que no, sólo que con más o menos suerte.
    No puedo olvidar a tu hija Flor,pero son tantas hijas. hijos, hermanos , padres, tantos… que no podemos pararnos solo en una víctima, debemos volcarnos todos con todos, ser un todo. Si constantemente andamos personalizando eso es imposible.

  6. Mari Carmen Corral, madre de víctima de la velocidad y el alcohol que otro tomó dijo:

    Flor, no soy yo sola la que he sentido una vez más la diferencia con que tratas a las víctimas que sobreviven con las que no. Siento en el alma que perdieras a tu única hija,creo que los que sobreviven no tienen que pedir pedón por ello, son tan víctimas como los que no, sólo que con más o menos suerte.
    No puedo olvidar a tu hija Flor,pero son tantas hijas. hijos, hermanos , padres, tantos… que no podemos pararnos solo en una víctima, debemos volcarnos todos con todos, ser un todo. Si constantemente andamos personalizando eso es imposible.

    • Flor Zapata dijo:

      Este blog dice en su subtítulo «en memoria de Helena, que murio por el alcohol que ella no tomó». Pérmiteme que hable de ella, se lo dedique, y aluda a los que mueren como ella. Personalizo en Helena y con ello no falto a concienciar. La lucha por el resto la llevo en otros ámbitos, y nunca los olvido.
      Carmen, quiero dar por zanjada esta conversación, al menos en este medio, porque si no es así entonces si que se convierte en una polémica personalizada. Flor, madredHelena.

  7. Mari Carmen Corral, madre de víctima de la velocidad y el alcohol que otro tomó dijo:

    No me cabe duda que es el blog de Helena y que cada padres que tienen un blog en memoria de sus hijos traten de darle vida y necesiten del aliento de todos. Por mí quedó zanjada la conversación con tu cotestación de esta mañana, no creo haya polémica. No soy de pensamiento único, la diferencia de opiniones como el diálogo sirve para enriquecernos.

    Un beso, esto no es álgo sencillo, tropezar es de humano y rectificar de sabios y a eso aún no llegamos.

  8. Charo madre de Jose Manuel dijo:

    Buenos dias Flor. Como siempre tu y la semilla que nos vas dejando,pero siempre, como dijo Marina Torres,somos los ya convencidos y luchamos por algo tan humano, como que a otro no le pase lo mismo,somos tan pocas personas y desperdigadas en absurdas divisiones, no veo la solución y de algo estoy segura .La union hace la fuerza,
    Si trabajo en un movimiento que defiende La Vida de los seres humanos¿que aptitud he de tomar con quien la mia la echa por tierra?

  9. Tina madre de Régis-Olivier dijo:

    CUANDO TE DOMINA LA IRA, NO ESCRIBAS NINGUNA CARTA
    PREFIERO GUARDAR SILENCIO, NO ESCRIBIR NINGÚN COMENTARIO,
    DESPUÉS DE LEER LOS COMENTARIOS DE M. C. CORRAL (BOCHORNOSOS)

  10. Flor Zapata dijo:

    Tina, Mari Carmen, es Navidad. Tiempo de paz. Os deseo, de corazón, todo lo mejor para vosotras y vuestras familias.
    Flor, madredHelena.

  11. Mari Carmen Corral Camarena dijo:

    Flor, para mí, todo el año es tiempo de paz, estos días lo diferencia la alegría que otros me contagian o que trasmite el ambiente navideño, cosa que se mezcla con la tristeza de saber que hay personas pasándolo muy mal, sin comida, sin amor, sin PAZ.. Por ello mi regalo de navidad que es mi regalo de aniversario de boda, pues mañana haré 31 años de casada, más mi regalo de reyes, todo lo que pido es paz y pan, que a nadie les falte.

    Hay otra clase de paz y pan, de la que necesitamos mucho las personas que vivimos con paz y pan, pero quejándonos constantemente: la paz interior y la humildad para alimentar el espíritu.
    Flor, este comentario no lo elimines como otros… este es mi regalo de navidad para quienes quieran o sepan apreciarlo.

    Si no mucha felicidad, si paz y pan en todas las mesas y una sonrisa aunque solo sea por dar gracias a la vida, por los demás…y muchos abrazos, el mío para tod@s.

  12. Tina madre de Régis-Olivier dijo:

    «CUANDO ESTAMOS PLETÓRICOS NO CREAMOS; ESCRIBIMOS CUANDO NO VIVIMOS» (FRANCISCO BRINES)
    «LA INDIFERENCIA HACE SABIOS Y LA INSENSIBILIDAD MONSTRUOS»
    DENIS DIDEROT.
    «ANTES DE INICIAR LA LABOR DE CAMBIAR EL MUNDO, DA TRES VUELTAS POR TU PROPIA CASA» PROVERBIO CHINO.
    FRASES PARA REFLEXIONAR….

  13. stop Madrid dijo:

    Mª Carmen , antes de decir ciertas cosas tienes que tener en cuenta a quien las
    dirijes y en que foro hablas , más cuando las afirmaciones que haces llevan cierto tono acusatorio .

    Estos padres a los que te refieres bastante desgracia y dolor están pasando como para que les juzguemos y les acusemos de lo que les ha pasado a sus
    hijos. Ellos son victimas como cualquiera de nosotros y debemos ayudarles a
    superar su trauma.

    Stop Madrid

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *