Los radares y los puntos negros

La nueva iniciativa de “Ponle Freno” es “Radares sí, pero para salvar vidas”. Es una petición para que los radares se coloquen en los puntos negros, y así dejar de tener esa imagen de recaudación para pasar a ejercer de aviso de peligro.

Todos sabemos  lo que los conductores hacemos ante los radares fijos: levantar el pie del acelerador.
Con ese gesto, quizás, en muchos puntos negros se salvarían vidas, porque si
reduces velocidad, reduces riesgo.

Aunque, en algunos momentos y lugares, esa reducción de velocidad
termina por ser ridícula, como sucede en algunas rotondas,  porque ya solo les falta que nos digan que lo pasemos a pie, empujando el coche, para no tener ningún percance, es cierto que una señal de reducción de velocidad no es tan coercitiva como la señal de un radar. Porque lo que nos duele no es el probable accidente, sino la multa.

Poner un radar en cada punto negro no es la solución. Lo ideal sería que se eliminaran esos puntos negros. Pero como sabemos que eso es una utopía, al menos en este país y en este momento, pues bienvenida sea esta campaña.

Y aprovechando la excusa de escribir sobre este tema, me he puesto a contar si tendríamos radares suficientes para poner en cada uno de los puntos negros de este país, porque con la crisis tampoco nos van a poner más radares.

He tenido la santa paciencia de ir contando uno a uno, los radares de los que tenemos información. Los fijos, no móviles o de detramo, y que la mayoría de las veces están puesto en lugares no especialmente peligrosos.

Pero con el primer problema que me he encontrado  ha sido con que la última información de puntos negros es del año 2007, en un informe actualizado del 2008, de la DGT. Y los radares que he ido sumando, tampoco tengo seguridad de su actualización. Por eso, este informe no debe ser tomado como un estudio exhaustivo sino como el análisis realizado por una madre que lleva el recuento de víctimas como el de radares, sumando de uno en uno.

Según el informe de La DGT, existen o existían en el año 2007, unos  802 puntos negros.

Supongo que como posteriormente se comenzó a denominar tramos de alta concentración de accidentes, los informes sobre puntos negros desaparecieron.

Y el recuento de radares que me ha salido ha sido el siguiente:

-Según información de la DGT: 586 radares totales,  distribuidos por todas las provincias de España a excepción de País Vasco y Cataluña.

-En el País Vasco, según un informe de AEA, son 47

– En Cataluña, según la información de La Generalitat, son 216.

Tengo que decir que no he encontrado información  sobre los puntos negros del País Vasco, ni de la comunidad Catalana. Solo he encontrado esta  noticia de enero de 2010, que dice que ya no existe ningún punto con riesgo elevado de accidente en Cataluña. Sí con riesgo alto. Pero también es verdad que Cataluña es la comunidad con más
radares (216)

Así es que tomaré para esta observación  solo los datos del resto de provincias que no se encuentras en estas comunidades.

En total,  si no me he confundido al ir sumando uno a uno, provincia por provincia, son 586 radares. Siempre me estoy refiriendo a radares fijos. Y puntos negros, según el informe de 2007, son  802.

¡Nos faltan radares!

He  observado:
Que en Madrid, que no es la provincia o comunidad más grande,  es la que más
radares tiene, pero no suficiente para la cantidad de puntos negros que existen
(39 radares, 182 puntos negros).

– Que  11 provincias no tienen suficientes radares en relación a sus puntos negros.

– Que La Rioja es la provincia que más puntosnegros ha eliminado (de 13 en el año 2003 ha pasado a 3 en el año 2007).

-Que Santa Cruz de Tenerife es la provincia que ha aumentado sus puntos negros en lugar de disminuir (de 19 ha pasado a 53).

-Que Madrid, Santa Cruz de Tenerife, Sevilla, La Coruña, Cantabria y Granada, son las provincias que están muy por debajo en número de radares, en relación con sus puntos negros.

Dado el estado de algunas carreteras en la actualidad, que se supone que no irán a mejor, sino todo lo contrario,  por los recortes, a los puntos negros anteriores se irán uniendo nuevos.  Una nueva reubicación de los radares para colocarlos estratégicamente en los lugares más peligrosos no sería suficiente, pero  menos es nada.

No me parece mala iniciativa esta de Ponle Freno. Ya llevan reunidas unas 50.000 firmas y se puede seguir firmando. Puedes hacerlo como particular o como institución, empresa, etc.,  e incluso aportar tu logo.

Y repito que las víctimas pensamos que la solución pasa por eliminar esos puntos negros, pero  ahora mismo, quizás ésta otra sea la única

Súmate a esta iniciativa, y ese “Juntos podemos”, quizás algún día se haga realidad.

Flor Zapata Ruiz, madre de Helena, muerta por la acción de un conductor con alcohol.

Acerca de Flor Zapata Ruiz

Ahora soy una madre sin hijos. Mi única hija murió por un conductor con alcohol en abril de 2005. Desde entonces escribo para concienciar, especialmente a los jóvenes, sobre los peligros de una conducción no responsable.
Esta entrada fue publicada en Convocatoria/Celebración, D.G.T., Muertes en carretera, Noticias, Noticias Seguridad Vial Sudamércia, Velocidad y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>