De la importancia de un buen atestado

Hoy he estado con mi amiga Esther, la madre de Juan, acompañándola en su vista en el Tribunal Superior de Justicia, sobre su denuncia a la Comunidad de Madrid  por la curva en la que murió Juan.

Declaraban los peritos presentados por la acusación y el demandado, y como es natural, cada uno con su propia versión.

El periodista Javier Barroso de El País ha hecho una descripción de lo que allí ha acontecido, objetiva y aséptica y yo no voy a aportar más de lo que se ha tratado porque he estado más pendiente de Esther, de su estado, de controlar que no se le
escapasen las palabras que le venían a la boca, para que no hubiera motivo para
que nos echaran, que de las propias declaraciones.

Además, qué puede entender una madre de trayectoria, energías disipadas, coeficiente de restitución, tiro parabólico, tablas de coeficientes aplicables, escalímetro, grado de curvatura, cálculos de mínimos, etc.

Pero sí he entendido y  mucho,  la importancia que tienen los atestados, base para todo lo que vendrá después.

Por eso, este post no es hoy para los conductores, ni para concienciar, ni para contar lo que hoy ha sucedido. No es para decir que el perito presentado por la acusación me ha parecido muy profesional y convincente a la hora de dar toda serie de explicaciones para justificar sus cálculos y el perito de la compañía, MAPFRE, no ha tenido argumentos para dar explicación  del porqué ha hecho determinados cálculos y
no otros, ni cumplidas respuestas a las preguntas del abogado de la acusación.

Este post está dedicado a los policías y guardias civiles que cada día realizan esos atestados de accidentes en los que muchas madres perdemos a nuestros hijos y que serán la base para, posteriormente, demostrar o no la inocencia de nuestros hijos y la culpabilidad de otros.

¡Son tan importantes los datos que aportan! Cuantos más, mejor.

No sé si ellos son conscientes de que cualquier detalle es crucial, que el dibujo, croquis, y hasta los términos utilizados serán discutidos, aprovechados o desechados. Porque no es lo mismo, lloviznaba que llovía, ruedas en estado nuevo, regular, usadas o gastadas. Porque es diferente rozadura, rodada o surcos. Porque es fundamental definir el estado en el que se encontraba la calzada o la trayectoria que ha seguido el automóvil.

En fin, cantidad de términos que las madres no manejamos, ni  nos preocupan porque lo único que nosotros sabemos es que hemos perdido a un hijo y nunca lo volveremos a tener.
Esther, en principio, lo que tenía claro es que el coche de su hijo estaba en perfecto estado, porque había pasado la ITV, que su hijo era un chico prudente, que era por
la mañana y su hijo no había ni trasnochado ni bebido. Después, supo que esa
curva era uno de los puntos negros de la M-607. Más tarde, tuvo la oportunidad de grabar en directo un accidente muy parecido al de su hijo.

Posteriormente,  se supo que esa curva tenía un peralte equivocado. Que en la campaña del  año 2007, PP  prometía desdoblar esa autovía desde Tres Cantos hasta Colmenar y que no se había llevado a cabo. Y por último, un informe de la fiscalía  definía a la M-607 como mal trazada y diseñada. La comunidad de Madrid, después del revuelo ocasionado por la grabación de Esther, aunque la presidenta de la Comunidad decía que no entendía que se organizara tanto lío por un solo accidente (en esa curva han existido 723 accidentes y 8 muertos desde 2008), rectificó y asfaltó  la curva Juan.

¿Más señales de que Esther tiene razón?

Como anunciaba ayer en mi Facebook, en esta vista, que no es un juicio al uso de los que conocemos por ser un contencioso administrativo, ninguna persona será declarada culpable, ni nadie va a pedir perdón por la muerte de Juan, tampoco suele suceder en muchos de  los juicios penales, pero como dice Esther, necesito que se demuestre que Juan no fue culpable y ya que nadie me va a pedir disculpas ni perdón, que al menos se sepa que la culpa fue de la carretera.

No  sé si Esther ganará este pleito, aunque, para mí que ya lo tiene ganado y que consiguió mucho: evitar que otros pierdan la vida en ese punto kilométrico de la M-607, el km. 28,800.

Querida Esther, no puedo decir que ha sido un placer estar contigo cogiéndote la mano o tapándote la boca de vez en cuando. Pero lo ha sido, después, cuando me has ayudado tú a buscar zapatos para mis pobres pies (cadena de favores), aunque hemos tenido menos suerte que la que creo vas a tener tú en ese contencioso. ¡Espero!

Estimados policías y guardias civiles, no me canso de pediros que hagáis vuestro trabajo lo mejor posible. Que aportéis datos muy claritos para que los jueces no puedan argumentar que no tienen pruebas suficientes. Para que los peritos, puedan investigar y aportar más pruebas. Que de vuestros datos depende que se haga justicia o no. Y, aunque este no es el caso, para que más de un delincuente vial sea apartado de esas carreteras y evitar con ello más muertes.

Lástima que no sea tan fácil, por ahora, llevar hasta el juez a los responsables del mal diseño, trazado o mantenimientos de muchas de nuestras carreteras, origen de muchos puntos negros.

Flor Zapata Ruiz, madre de Helena, que murió por un conductor con alcohol.

Acerca de Flor Zapata Ruiz

Ahora soy una madre sin hijos. Mi única hija murió por un conductor con alcohol en abril de 2005. Desde entonces escribo para concienciar, especialmente a los jóvenes, sobre los peligros de una conducción no responsable.
Esta entrada fue publicada en Convocatoria/Celebración, Madres sin hijos, Muertes en carretera, Puntos negros, Reflexiones, Seguridad Vial, Sentencias, Sentimientos, Solidaridad, Víctimas y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

6 respuestas a De la importancia de un buen atestado

  1. Esther, madre de Juan dijo:

    Gracias Flor por acompañarme ayer, junto con Carmen, por apoyarme y taparme la boca de vez en cuando, porque a ratos me costaba contenerme por la cantidad de mentiras que allí se dijeron.
    Si en algún momento de este largo camino recorrido, hubiera tenido la más mínima duda de que mi hijo no hubiera hecho las cosas bien; habría parado en mi lucha por demostrar su inocencia. Pero todo me ha venido de cara y… si, mi hijo cumplía con todas las normas de seguridad vial y así todo perdió su vida.
    Los responsables de la carretera tienen que asumir su culpa y como tu bien dices, como nunca se van a disculpar, un tribunal si puede obligarlos a «reparar» el daño ocasionado por su mal hacer.
    Aunque ya nadie me devolverá a mi querido hijo.
    Un abrazo Flor

  2. Javier Rodríguez dijo:

    Excelente relato y aproximación a lo que son muchas tragedias.
    Dice un buen amigo que cornudos y apaleados. De hecho aquí se juegan muchas cosas, sobre todo, el daño moral que reciben las familias cuando no se contempla la responsabilidad compartida y se crucifica a la víctima que no se puede defender.
    Nunca nos contará que pasó, como sucedió y porqué. Pero las conjeturas suposiciones e investigaciones, nos acercarán a una realidad que a veces es interesada e intenta esconder la responsabilidad de quien ese día no estaba en la carretera, pero pudo también ser responsable, por no preservar su seguridad y por ende, de los que circulan por ella.

  3. Amiga Esther, te deseo toda la fuerza y suerte del mundo, aunque no sé exactamente a lo que te enfrentas, si te quiero decir que sea cual sea el veredicto, debes seguir teniendo fuerzas para seguir luchando por lo que sabemos que es de ley de Justicia, y sobre todo por la dignidad y la memoria de los nuestros. Yo estoy igual, a la espera de ese juicio o lo que sea, y desde luego que sea cual sea el veredicto final, No va a cambiar mi forma de pensar, ni va a menguar mi lucha en contra de los inútiles e ineptos que considero responsables de la muerte de mi Hijo. Es por eso que te mando un fuerte abrazo y te deseo toda la fuerza del mundo, tenemos siempre donde apoyarnos, en los nuestros, en los recuerdos tan bonitos que nos dejaron. Por Ellos y por los que Vienen detrás debemos seguir luchando a favor de la Justicia y la Dignidad de las personas. Un Fuerte Abrazo Esther, Suerte.

  4. También para Ti, Amiga Flor. Un Fuertísimo Abrazo. Y Gracias por Preocuparte por todos Nosotros, un Abrazo…

    • Carmen dijo:

      Por supuesto que este juicio está ganado.Está ganado,no solo judicialmente,si no porque ha salvado vidas y muchos accidentes con consecuencias tragicas.
      Gracias Esther,por tu lucha,por no conformarte y hacer que se sepa la verdad de los hechos.Por todo esto,este ¡¡¡¡¡¡¡ CONTENCIOSO ADMINISTRATIVO !!!!!! está mas que ganado.
      Besos GORDOS

  5. ITRASA dijo:

    Es fundamental una buena investigación, pues de no ser así se pierden cantidad de pruebas que permiten establecer las responsabilidades en el accidente.

    Formación a quienes realizan los atestados, fiscales y jueces especializados, son demandas que han de cumplirse de manera efectiva.
    http://www.asociacionabogadosrcs.org/doctrina/doctrina41-3.pdf

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *