Un año sin Juan

Hoy, hace un año, moría Juan en uno de los puntos negros de la M-607

 

Hace un año recogía su muerte porque coincidía con el día que tres años y medio atrás, cubríamos el cuerpo de Helena con un verde manto de hierba.

 

Hace un año, en ese post titulado “muere otro joven en la M-607”, alguien que firmaba José dejaba este escalofriante comentario:

 

Yo estuve presente el otro dia en el accidente del km 29 de la m-607. Fui uno de los muchos conductores que ayudamos a dar la vuelta al coche que estaba volcado antes de que llegasen los servicios de emergencia. Lo peor fue la impotencia de ver como a pesar de estar mas de 20 personas alrededor del coche no sabiamos ninguna que hacer para ayudar al chaval que estaba alli atrapado, no sabiamos si moverle, si no moverle, si sacarle o no del coche, solo esperabamos la llegada urgente de un medico que salvase la vida de ese joven que respiraba y que NO murio en el acto. Esa carretera es una ratonera, cada dos por tres muere alguien sin que las autoridades hagan nada al respecto. Si no quieren declarar esa carretera como punto negro por lo menos podrían poner ambulancias que llegasen rapidamente al lugar del accidente, de ese modo no tendrian que engañar diciendo que alguien muere en el acto para quitarse responsabilidades. Autoridades sinverguenzas!!!!!

 

Como yo misma había pasado por este trance, y sé que cualquier madre busca hasta debajo de las piedras una explicación de cómo muere un hijo, intenté saber si este comentario tenía una base real. José volvió a contestar:

 

No estoy jugando, lo que vi el sabado me esta costando asimilarlo y estoy indignado con lo que han contado los periodicos. Por que no han dicho que estaba lloviendo y que en esa carretera cuando llueve se forman charcos y no se ven las líneas? Por que no han dicho el alto número de accidentes que se producen? Por qué dan por supuesto un exceso de velocidad cuando puedo ser un despiste o un reventón? Por qué dicen que murio en el acto??? El chico respiraba con mucha dificultad por eso la gente estaba como loca queriendo moverle la cabeza o queriendo sacarle del coche. Al rato vino un guardia civil diciendo que no lo moviesemos y que el que no tuviese chaleco que se fuese y eso es lo que hicimos. Lógicamente no soy médico y no se si hubiesen llegado antes las ambulancias hubiesen podido salvarle la vida pero lo que es seguro es que no murio en el acto

Siento la muerte de su hija Helena. Es cierto que saber la verdad despeja dudas y miedos pero solo puede ser escuchada por la gente que es fuerte, la felicito si se sintio con esas ganas de saber la verdad. Para mi la verdad no hace daño, lo que hace daño es la mentira. Un saludo

martes, 21 de octubre de 2008 21:56 by jose

 

Y como me temía, la madre de Juan, que así se llamaba el joven que moría en ese accidente, encontró mi blog y se enteró de estos comentarios y un año después, sigue buscando a “José”.

 

Porque necesita saber.

 

Esther, madre de Juan, no se conforma con saber que su hijo murió en un punto negro de la M-607. Ella ha comenzado una lucha para que no haya más personas que se queden en ese mismo punto pero, sobre todo, quiere conocer detalles de ese maldito accidente, ocurrido en un día lluvioso, el 18 de Octubre de 2008, sobre las 12,20 h, en el kilómetro 29 de la asesina M-607, dirección Colmenar.

 

Querida Esther, hoy poco puedo hacer por ti.

 

Juan 18.10.2008

Juan 18.10.2008

 

 

 (Juan)

 

Ni en el mejor de los casos en que apareciera ese famoso José o cualquier otra persona que leyera este post y hubiera presenciado ese accidente, tu dolor no se paliaría. Pero intento que, al menos, sepas que no estás sola.

 

….Algo se ocultó para siempre

un rostro, un corazón, unas manos que sabían tocarme

y jugar con mis miedos demasiado deprisa

y se ocultó debajo de la tierra

en esa niebla profunda en donde brillan las raíces

como almas que está esperando aparecer

para volver a encontrar sus viejas habitaciones

algo con lo que recordar

que no pueden rendirse todavía a la evidencia

de que la tierra nunca miente

cuando oculta todo aquello que nunca devuelve

 

lo tuve todo y ahora nada tengo

me queda un caudal de días oscuros

que esperan devolver su mirada

y cambiarse de luz

sin la memoria 

(Manuel Julía. «Sobre el volcán la flor»)

 

 

Un abrazo,

Flor Zapata Ruiz, madre de Helena, otra madre que perdió  a su hija en la asesina M-607, aunque por otros motivos.

Publicado domingo, 18 de octubre de 2009 7:59 por FZ madredHelena

Esta entrada fue publicada en Aniversario/Conmemoración, Muertes en carretera, Víctimas. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *