Indulto a un kamikaze

Dicen que la justicia deja de ser justicia cuando se alarga en el tiempo. Algo muy habitual hoy en día, pero qué pasa cuando el poder legislativo se impone al poder judicial.

El mismo gobierno que habla de alargar penas, de imponer la prisión permanente revisable,  acaba de dar un indulto a un kamikaze, que puso en riesgo la vida de muchos conductores y que produjo la muerte de uno de ellos y heridas a otros.

 (El rrecorrido del kamikaze, según la Audiencia Provincial de Valencia, aparecido en El País 20.01.2013)

Esta es la historia:

Ramón Jorge Ríos Salgado, el conductor kamikaze, el día 1 de diciembre de 2003, con un Opel Magnum, circulaba por la A-7, comenzando por acosar al conductor de un Hyundai Lantra que estaba realizando un adelantamiento a la altura de Torrente-Calicanto. Le arroyó, continuó pegado a él, y  le volvió a impactar hasta que este conductor se apartó y paró en el arcén.

El kamikaze, accedió al peaje de la AP7, cogió su tique y después de circular un tramo, se pasó al arcén derecho, hizo un giro de 180 grados y recorrió 5 kilómetros en sentido contrario. Nueve coches tuvieron que esquivarle hasta que produjo la tragedia.

La víctima fue José Alfredo Dolz, de 25 años. Un joven lleno de proyectos e ilusiones, que iba con su novia y que no pudo evitar el impacto cuando se lo encontró de frente.

El kamikaze, Ramón Jorge Ríos Salgado, fue condenado a 13 años de prisión por un delito de conducción grave, con desprecio para la vida de los demás. Pero de esa condena solo ha cumplido 10 meses. Se ha pasado desde el año 2003, litigando y aplazando su condena durante nueve años. Por fin el 2 de febrero de 2012 entro en la prisión de Alicante, tras ratificar su condena el Tribunal Supremo. Solo le quedaba recurrir al Tribunal Constitucional y pedir el indulto. Y lo hizo.

Cuando escuché la pasada semana las explicaciones, creo recordar de la vicepresidenta, sobre los motivos de la concesión de este indulto, tal como lo explicó, creí entender que este individuo llevaba en la cárcel nueve años, por esa condena de trece, y en relación con otras condenas, casi no me pareció extraña la concesión de indulto. Pero cuando he podido leer en la prensa la historia de este kamikaze, cómo se ha pasado 9 años dilatando esa condena, cómo, siempre según la prensa, el abogado que defendió a este kamikaze, Esteban Astarloa, es hermano del diputado del PP Ignacio Astarloa, que fue secretario de Justicia de 2000 a 2002, he comprendido que este kamikaze ni ha podido arrepentirse, ni rehabilitarse, y sí tener mucho padrino. Según la prensa, el bufete de abogados que defiende al kamikaze es el mismo en el que trabaja el hijo del ministro de justicia.

Parece ser que este indulto ha tenido en su contra a la Audiencia Provincial, la Fiscalía y por supuesto, las víctimas. Solo el centro de penitenciaría emitió  informes favorables. No es la primera vez que instituciones penitenciarias interpreta la sentencia a su manera y pone en casa, con una pulserita de maltratador, en tres meses, a condenados por cuatro años.

Incluso el propio ministro de Justicia, Jorge Fernández Díaz decía, «tendremos que estar atentos a estas cuestiones». Y el presidente del Tribunal Supremo y del Consejo General del Poder Judicial, Gonzalo Moliner, decía » A mí no me acaba de gustar. Eso se lo digo tranquilamente».

Si a este caso, unimos el caso de Carromero, está claro que para este gobierno no existen los delincuentes viales.

Y la firma Opel, de la que Ramón Jorge Ríos Salgado parece ser es directivo, y apoyo siempre su defensa,  tampoco sale aquí bien parada.

Mi solidaridad para con la familia Dolz, que después de nueve años, sigue sin encontrar justicia. Mejor dicho, un gobierno que respete y apoye a la justicia.

Flor Zapata Ruiz, madre de Helena, que murió por un conductor borracho.

 

Acerca de Flor Zapata Ruiz

Ahora soy una madre sin hijos. Mi única hija murió por un conductor con alcohol en abril de 2005. Desde entonces escribo para concienciar, especialmente a los jóvenes, sobre los peligros de una conducción no responsable.
Esta entrada fue publicada en Kamikaze, Muertes en carretera, Noticias, Sentencias, Sentimientos, Solidaridad, Víctimas y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

1 respuesta a Indulto a un kamikaze

  1. Antonio Fernandez dijo:

    Señor ministro, se que no leerá esto, pero de todos modos me apetece escribirlo, seguro que mas de uno si lo leerá. Quiero que sepa la indignación que sentimos las personas que luchamos contra la violencia vial, ante el absurdo INDULTO concedido, el pasado 5 de Enero, al un homicida KAMIKAZE. No puedo entender el objetivo de conmutar una pena de 13 años de prisión por una sanción de 6 euros diarios. ¿ Que quiere conseguir con esto? ¿cual es el plan?, las victimas de la violencia vial somos maltratadas a diario, ignoradas, consideradas victimas de tercera ( cuando se nos considerara), y ahora también violadas por un sistema totalmente injusto y arbitrario donde no importa tener una sentencia firme, no vale de nada cuando existe un ministro de justicia dispuesto a indultar a un homicida. Siento VERGÜENZA. Hay mucha gente luchando cotra la violencia vial en todos sus ámbitos, luchamos por nuestros hijos a los que han matado sin tener culpa, y por todos los que viajan en coche, en moto, en bicicleta o cruzan un paso de peatones, también luchamos por usted, por su familia… pero usted no lucha por nosotros, nos martiriza con sus decisiones, como el «TASAZO» o volviendo a conceder indultos a los delitos de trafico que llevaban años sin ser concedidos. Siento VERGÜENZA. Que sera lo próximo?, ¿retirar el carnet por puntos o incentivar a la población para que consuma alcohol y conduzca como hizo su colega Jose Maria Aznar. Siento VERGÜENZA. Por todo esto tengo el derecho de afirmar que el coche del KAMIKAZE también lo conducía usted y por lo tanto se puede sentir cómplice del homicidio de un muchacho de 24 años, con estas decisiones lo único que hace es confundir a la sociedad lanzando mensajes incoherentes. No se si con todo esto su conciencia estara tranquila, pero mañana su hijo puede ser ese muchacho de 24 años que choco inevitablemente un un KAMIKAZE, en ese caso ¿ volvería a tomar la misma decisión y le concedería el indulto? Que VERGUEZA cuantos pasos atrás estamos dando. RECTIFIQUE antes de que sea demasiado tarde y llegue a ser recordado como aquel ministro..KAMIKAZE DE LA JUSTICIA.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *