Carta a los padres de Begoña y Cecilia Tarazaga

 (Post escrito el 4.05.2007 por FZ madrdHelena)

 

 

 

El mismo día que se cumplían dos años de la muerte de Helena, descubrí que dos hermanas que murieron el 20 de Agosto de 2005, cuatro meses después de Helena, y que por la cercanía de ambos accidentes y porque me impactó que fueran dos hermanas y que sucediera en un lugar cercano a casa, en la Plaza de Castilla de Madrid, están enterradas muy cerca de Helena.

Tan cerca de ella que sólo hay que andar o desandar, depende de la dirección, una calle de donde está enterrada mi hija.

A partir de ahora, siempre que visite a mi hija lo haré también a ellas.

Recuerdo cuando leí la noticia de la muerte de estas dos hermanas decía “se desconocen las causas”. También recuerdo que escribí una carta a un periódico diciendo que “casi siempre, en principio, se ignoran las causas, porque la mayoría de las veces nuestros muertos no nos pueden contar cuales fueron las causas”.

En muchas ocasiones, la causa, se marcha velozmente del lugar o si queda con vida, es probable que en un principio, culpe precisamente a la parte que ya no puede hablar.

Queridos padres de Begoña y Cecilia Tarazaga, por desgracia, estamos unidos en el dolor.

Sé que vuestro sacrificio al dios “asfalto” ha sido mayor que el mío, vosotros 2 hijas, pero aún así, os envidio porque vosotros, creo, tenéis otra hija.

Tenéis un motivo por el que vivir y luchar. No la abandonéis por el dolor.

Flor Zapata Ruiz, madre de Helena, muerta por la acción de un conductor con alcohol.

Acerca de Flor Zapata Ruiz

Ahora soy una madre sin hijos. Mi única hija murió por un conductor con alcohol en abril de 2005. Desde entonces escribo para concienciar, especialmente a los jóvenes, sobre los peligros de una conducción no responsable.
Esta entrada fue publicada en Antiguos escritos, Correo sin entregar y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *