Sí, estamos locas

(Post escrito el 18.06.2007 por FZ madredHelena)

Carta publicada en la sección de cartas al director de elpaís.com del pasado día 14 de junio 2007

Sí, estamos locas

Acabo de leer en el artículo de su periódico “La Pena Compartida” cómo Pilar Manjón dice que el Egipcio la miró, se llevo un dedo a la sien y le dijo: “Estas Loca” y ella afirma que efectivamente sí está loca, porque personajes como él la han vuelto Loca.

No me llama la atención que Pilar haga esta afirmación, porque sé lo que se siente cuando se pierde un hijo. Me resulta familiar, porque yo misma utilicé esa misma frase hace casi un año y medio en una carta dirigida a los jóvenes sobre el drama de las muertes en carretera.

Cualquier madre que ha perdido un hijo por las acciones de otros, por la omisión de alguien, la irresponsabilidad de tantos, por el olvido de todos, se vuelve loca, loca por las injusticias, loca de dolor

Cuando la muerte se produce en gran número, el dolor es el mismo pero el consuelo y el apoyo de la sociedad es mayor. Cuando la muerte se produce una a una, en un goteo continuo, cada día, cada fin de semana, como es en los mal llamados accidentes de tráfico, el apoyo es sólo de los más allegados.

Nuestros hijos no tendrán un macro juicio, muchos de ellos no tendrán ni siquiera la posibilidad de un juicio, por haber sido parte implicada o simplemente porque nunca se sabrá quién o qué fue la causa. Ellos no son víctimas como las producidas por un acto de terrorismo.

Pero, el resultado es el mismo.

Sí, entiendo, comprendo a Pilar Manjón y comparto su dolor y el de miles de madres que perdemos a nuestros hijos en las carreteras. Hasta el mes de Abril, según cifras de la DGT 631 muertos.

Sí, estamos locas.

Sí, yo también estoy loca, pero es de dolor.

Flor Zapata Ruiz, madre de Helena Castillo
Alcobendas. Madrid

Acerca de Flor Zapata Ruiz

Ahora soy una madre sin hijos. Mi única hija murió por un conductor con alcohol en abril de 2005. Desde entonces escribo para concienciar, especialmente a los jóvenes, sobre los peligros de una conducción no responsable.
Esta entrada fue publicada en Antiguos escritos, Cartas al director, Concienciación, Sentimientos, Solidaridad y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *