Sobre la ambigüedad de la reforma del Código Penal

(Post escrito el 17 de enero de 2008 por FZ madredHelena)

 Hoy leía la noticia de que un Juez de Barcelona ha absuelto a un conductor temerario, basándose en la ambigüedad de la reforma del Código Penal.

 

Este conductor circuló a gran velocidad, por encima de la acera obligando a 3 peatones a saltar a la calzada para no ser atropellados. Pero anteriormente a esto, el conductor había colisionado con un vehículo estacionado y se dio a la fuga. Después una cámara de seguridad captó al vehículo circulando a gran velocidad y chocando con la parte posterior de un autobús.

 

Aún así, el juez opina que, aunque el artículo 380 castiga la circulación con temeridad manifiesta, este código está redactado de manera que conducción temeraria equivale a circular sobrepasando la tasa de alcohol y la velocidad máxima permitida. Y, claro, no hay pruebas de que este conductor infringiese ambas.

 

Pero es más, advierte que algunos casos como conductores que circulen en sentido contrario por autopistas, haciendo eses o saltándose un semáforo en rojo, pese a que puedan poner en peligro la vida de otras personas, pueden quedar también impunes, dada la ambigüedad de la redacción del artículo 389 del Código Penal.

 

O sea, que si no hay fiambre de por medio o control de alcoholemia con resultado positivo, la reforma de Código Penal no sirve para nada.

 

¡Pues si que estamos bien!

 

Hay alguien por ahí que me sepa dar una explicación razonada y justificada.

 

Si no fuera porque esta noticia viene fechada el 15 de Enero, pensaría que es una inocentada.

 

(Fuente www.lexureditorial.com)

Flor Zapata Ruiz, madre de Helena, muerta por la acción de un conductor con alcohol.

www.quieroconducirquierovivir.com

Acerca de Flor Zapata Ruiz

Ahora soy una madre sin hijos. Mi única hija murió por un conductor con alcohol en abril de 2005. Desde entonces escribo para concienciar, especialmente a los jóvenes, sobre los peligros de una conducción no responsable.
Esta entrada fue publicada en Antiguos escritos, Concienciación, Seguridad Vial, Sentencias y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *