Rizar el rizo o deshacer lo que otros hacen

(Post escrito el 16 de marzo de 2008 por FZ madre de Helena)

Carta enviada a la Sección de Cartas al Director de El País y publicada en la misma sección pero en el apartado de Foros del País.com

 

Rizar el rizo o deshacer lo que otros hacen

 

Hoy día 13 de Marzo, a pocos días de comenzar una nueva campaña de tráfico por las vacaciones de Semana Santa, en la que se producirán, como siempre, numerosas víctimas, podemos encontrarnos dos noticias relacionadas con la Seguridad Vial y que van a tener importante incidencia en la responsabilidad de los conductores a la hora de llevar un coche.
Una de ellas, el margen de error en los aparatos de medir la velocidad o el consumo de alcohol y la otra, el uso y abuso de un médico para ocultar su ebriedad en el resultado de unos análisis.
Muchos estudiantes, cuando realizan un examen, suspenden por unas décimas:4,75; 4,80; 4,90.
Ellos, los padres, los amigos, se solidarizan con ese estudiante y dicen “jo, por unas décimas”. Pero los profesores son implacables. Saben cual es su misión, sus normas, sus reglas y no ceden. Aún así, todos, después comentamos que el nivel de conocimientos de nuestros jóvenes es malo.
Lo de este médico no tiene nombre. Él, que debería salvar vidas, realiza una acción que podría poner en peligro la vida de otros muchos conductores, además de la suya.
La fiscalia, tiene que estar luchando por unas décimas de más o menos para poder castigar a una persona que conduce bajo los efectos del alcohol o a mayor velocidad.
¡Pero qué nos pasa! ¿Es que no es suficiente más de 3000 muertos al año para tomar medidas?
Ir a más de 180 Kilómetros por hora ya es velocidad y me da igual que fueran 186. Conducir con 0,60 miligramos de alcohol es lo mismo que 0, 63. El resultado puede ser el mismo.
El caso es deshacer el trabajo que otros hacen, por ejemplo el de la Guardia Civil de Tráfico o el de los Legisladores.

Flor Zapata Ruiz, madre de una víctima de la carretera por la velocidad y el alcohol que otro llevaba (Alcobendas, Madrid)

Acerca de Flor Zapata Ruiz

Ahora soy una madre sin hijos. Mi única hija murió por un conductor con alcohol en abril de 2005. Desde entonces escribo para concienciar, especialmente a los jóvenes, sobre los peligros de una conducción no responsable.
Esta entrada fue publicada en Antiguos escritos, Cartas al director y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *