El alcolock. Si bebes no conduces

 (Post escrito el 9 de julio de 2008 por Fz madredHelena)

El Alcolock. Si bebes no conduces

Parece que se ha encontrado la fórmula para evitar 115 muertos al año (muy pocos me parecen) por conducir con alcohol.

La instalación de este aparato (el Alcolock) en los coches de los reincidentes, haría que el coche no funcionara si el conductor superaba la tasa de alcohol permitido.

Todos los dispositivos creados cuya finalidad es reforzar la seguridad de un automóvil y luchar por la seguridad vial, son bienvenidos, pero ¿Y las personas? ¿No deberíamos ser los primeros dispositivos de Seguridad Vial?

El conductor que mató a mi hija, estuvo durante horas sin parar de beber en la cantina del cuartel,  en la que, supongo yo, habría al menos una persona que le servía, otros que le veían y otra persona que subió al coche con él.

El problema es mucho más complejo y no se solucionará solo con la instalación de este aparatito. Mientras que no se perfeccione, siempre habrá alguien que soplará por el conductor.

Es cuestión de educación, cambios de costumbres, castigo y rehabilitación y, a pesar de tocar todos estos ámbitos, será difícil.

Hasta ahora, a los mal educados ya no hay quien los cambie. Las costumbres, hay que seguir intentándolo. El castigo sigue siendo escaso y tardío (2 años y 9 meses de cárcel para el culpable  de la muerte de mi hija. Más de 3 años de espera y aún no se ha hecho efectiva la sentencia) En cuanto a la rehabilitación  ¿Existen lugares para hacerlo? Lo dudo. Ni siquiera se cumplen las condenas impuestas como trabajos para la sociedad, por falta de estructura para poder realizarlas.

Flor Zapata Ruiz, madre de Helena, que murió por el alcohol que otro tomó.

Alcobendas. Madrid.

  Mientras, en otros países como Brasil, se plantean medidas más drásticas.

 Publicada en www.elpais.com

Acerca de Flor Zapata Ruiz

Ahora soy una madre sin hijos. Mi única hija murió por un conductor con alcohol en abril de 2005. Desde entonces escribo para concienciar, especialmente a los jóvenes, sobre los peligros de una conducción no responsable.
Esta entrada fue publicada en Antiguos escritos, Cartas al director, Quieroconducirquierovivir y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *