Un rap`por la vida. Traducción

 (Post escrito el 15 de julio de 2008 por FZ madredHelena)

Allá por Abril, publiqué un post titulado “un rap por la vida”, era sobre un video de una campaña de Francia sobre los accidentes de tráfico.

Laura, amiga de Helena, fue quien me facilitó la información y ella misma se comprometió a su traducción, pero no quería hacerlo sin la supervisión de su profesora.

Pues bien, hoy está aquí dicha traducción.

No sé si en España habrá algún rapero que haya hecho algo sobre este tema. Si no es así, le invito a que lo haga.

“La muerte no tiene rostro: en coche, en moto o a pie la carretera mata. ¿Por qué arriesgar vidas, la suya y la de los demás? Escúchenos, estamos aquí como mejor podemos para sensibilizarle, para que tome conciencia de que esto no sólo les sucede a los demás. Aunque no estemos nunca seguros, aunque mañana todo pueda pasar, no seamos la causa de muertes. Usted mismo, puede que un día sea victima o responsable de un accidente mortal. Hasta puede que ya lo haya sido. Escuche y vea lo que podría suceder:

Salgo de una fiesta, son la doce de la noche, creo que voy a volver a casa, mañana a currar y el jefe no te paga los retrasos, los brazos me pesan tres, cuatro toneladas…, de todas formas no hay nadie a estas horas. Me subo en el coche y enciendo el motor. Llevado por la carretera , con ganas de ponerlo al máximo, el turbo todo poderoso, a 200 por hora, ya viene una curva pero no me preocupa más de la cuenta, cuanto más avanzo, más le doy, cuanto más le doy, más de prisa voy, pero, si no he visto este chisme en la calzada que me ha pinchado la cubierta, bueno, si pierdo el control, no me obedece el coche, ¿pero qué hago? ¿ a qué pedal le doy? Al principio,  todo se te echa encima, no tienes tiempo para cálculos, va demasiado de prisa, en nada de tiempo veo pasar mi vida, cierro los ojos, pienso en mi madre, en mi mujer y mis amigos, lo suelto todo, ruego a Dios, es lo único que me queda, pienso yo.

Estoy en el curro, es tarde, hago horas extras, tengo ojeras que me comen la cara y trabajo atrasado, tres meses que dura esto, que no veo a la familia, esta vez salgo antes para reunirme con mi mujer y mi hija, cojo la carretera, …, pienso que todo va bien , 30 kilómetros , no es mucho, a decir verdad se hacen con la gorra, cuanto más desfila la carretera, más se me cierran los ojos, cuanto más me esfuerzo, más me duermo. El pie se me hace de plomo, así que aplasto el pedal. Lo malo es que los otros sin que me de cuenta llegan en línea recta y con esto, el vacío total. Despierto, intento enderezar el coche pero no lo consigo, el coche gira, estoy en la nacional, no tengo nada, todo ha quedado en un susto, pero mierda ¿a qué le he dado, me he chocado con un coche y he dejado dos personas en el coma, he matado a dos personas…

Lo siento, no se puede hacer nada, se ha acabado, la hora del fallecimiento, las 17h30, he desconectado la máquina, ahora tengo que avisar a la familia.

Hoy estamos a sábado, son las 4h de la tarde, como me quedo en casa currando, mi mujer se va a la ciudad, coge mi hijo pequeño, lo instala en el asiento y viene a verme, me da un beso en la frente, me dice “cariño, te quiero, nos vemos esta noche”, los veo que se alejan como si algo me robaran, digo un hasta luego con la mano para que vean que pronto nos volveremos a ver, hago lo de siempre, de saberlo, yo también hubiera estado en este maldito coche, son las 5h30, suena el teléfono, otra vez mi madre, seguro. Pero vamos, ¿qué estarán haciendo?

Hola, buenas tardes, le llamo para comunicarle que su mujer y su hijo han tenido un accidente, un loco se les ha echado encima, siento tener que comunicarle que han muerto a causa de sus heridas, a causa de sus heridas..

He tirado el teléfono, lo he roto todo en el salón, tendría que haber matado a ese que ha acabado en 10 segundos con su vida, su pasado. Pienso de nuevo en mi hijo, sería mayor, tendría hoy 7 años, ahora estoy solo, hablo con el vodka, también yo te quiero, le digo, delante de su tumba.

Ya lo ve, la vida sólo pende de un hilo. Este hilo puede romperse en cualquier momento, ahí, ahora, dentro de dos horas, mañana, pasado mañana o dentro de 20 años.  Cuando menos no te lo esperas, cuando ni siquiera  te lo imaginas, pues inconscientemente piensas que sólo les pasa a los demás. En Francia en 2006, 4709 muertos en la carretera, es decir cerca de 13 muertos al día. Una cuarta parte de estas victimas, es decir 1200, se deben al alcohol,  o lo que viene a ser lo mismo, cada día, 3 personas mueren por culpa del alcohol. No es simple banalidad, es una verdad espantosa. El alcohol sigue matando. Cuando me dirijo a usted, trece familias no pueden creerse lo que les ha pasado, familias que ayer mismo no pensaban que esto pudiera sucederles. Hoy lloran a sus difuntos, querrían volver atrás, pero nada puede cambiar, se ha roto el hilo y se ha llevado por delante vidas. ¿Por qué tiene que ocurrir? Perder a un ser querido, eso añadido a la pena, a los dolores que nunca se borran. Por favor, tome conciencia hoy, no mañana. Hoy. Mañana,  quizá le toque a usted o a un familiar. Nuestro deseo es ver cambiar las mentalidades. Recuerde: Su vida sólo pende de un hilo. Por eso hay que ser prudente, nada de drogas, nada de alcohol, nada de excesos de velocidad y saber anticiparse a la conducción de los demás. No deje que un amigo suyo coja el coche si no lo ve capaz, quizá le salve usted la vida, piénselo. Y si mañana se dice a si mismo” he bebido, pues no conduzco, no vaya a causar un accidente” en vez de decirse “he bebido, pues no conduzco, no vaya a pararme la poli” será que las mentalidades están cambiando y que estamos en esto todos juntos. No lo olvide, por favor, tome conciencia de ello hoy mismo”.

Gracias, Laura. Y a tu profesora por la supervisión.

La versión original, ya sabéis, pulsando en el inicio de este post es “un rap por la vida”.

Flor Zapata Ruiz, madre de Helena. 

www.quieroconducirquierovivir.com

Acerca de Flor Zapata Ruiz

Ahora soy una madre sin hijos. Mi única hija murió por un conductor con alcohol en abril de 2005. Desde entonces escribo para concienciar, especialmente a los jóvenes, sobre los peligros de una conducción no responsable.
Esta entrada fue publicada en Antiguos escritos, Concienciación, Musica y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>