Las sentencias por delitos contra la seguridad vial, no se ejecutan

20100122_1

Si el otro día nombraba a los padres de Álvaro,  que hoy hace trece años que perdió su vida en un rally, hoy quiero nombrar a los padres de Julia Pertusa, una pequeña que fue atropellada cuando iba en su cochecito de bebé, por un conductor borracho.

 

Ambos casos se distancian en el tiempo unos seis años, en lo que se refiere al hecho, porque Julia sobrevivió a este atropello durante dos años pero, a pesar de la diferencia de tiempo, ambos casos siguen cohabitando. Y, al final, el resultado sigue siendo de risa, si no fuera por la situación tan triste y dolorosa que conlleva la pérdida de un hijo.

 

Los padres de Julia, que parecía habían conseguido algo de justicia (Condena compartida entre el culpable del atropello y la persona que  llevaba el carrito del bebé), se encuentran que la sentencia no se ha ejecutado. Que los condenados, uno aún no se le ha detenido y sigue conduciendo, y la otra, por su edad y la condena (menos de dos años) no entrará en la cárcel y, además, está pidiendo el indulto. Todo ello pone de manifiesto, que  en los casos de hechos de tráfico, las sentencias son de pena. Una pena más para unir a las víctimas. Y, además, esas sentencias no se ejecutan.

 

Los padres de Julia me han enviado este mail pidiendo ayuda solidaria, a mí y a las asociaciones de víctimas. Este es su escrito:

 

 

Tras el Juicio Penal fueron dos los condenados en firme según expresa la Sentencia de la Audiencia Provincial de Alicante (Vicente Cosme Clemente Rodes, 3 años de Prisión…) y Amparo Navarro Ruíz (2 años de Prisión…)

 

Tal como adjuntamos en documento y según el “Sistema de Registros Administrativos de Apoyo a la Administración de Justicia”, la orden de Búsqueda, Detención e ingreso en Prisión contra el condenado (Vicente Cosme Clemente Rodes) se adopta el 13/06/ 2014, pues bien, a día de hoy 01/07/2014 todavía NO SE HA PROCEDIDO A SU DETENCIÓN y continúa conduciendo (lo estamos viendo a diario…) a pesar de tener retirado el carné y quebrantando la condena ante lo que tanto el Juzgado de lo Penal Nº1 de Orihuela (Alicante) y el Cuerpo de la Guardia Civil NO HACEN NADA POR REMEDIARLO. Todo son excusas de unos y de otros; el juzgado dice que emitió la orden al Ministerio de Justicia y de Interior y ellos ya no pueden hacer nada mas…, mientras que la Guardia Civil dice que la orden no les ha llegado todavía, algo que resulta del todo inverosímil puesto que nosotros mismos les hemos entregado la orden en persona a los efectivos del cuartel que debió proceder a su inmediata detención. En el día de ayer 30/06/2014 y ante nuestra personación en el Juzgado fue la Secretaria Judicial la que volvió a remitir directamente al cuartel la orden mediante fax y acreditando que había llegado al lugar de destino. Pues bien, ante esta extraña y surrealista situación todavía continúa sin proceder a la detención inmediata e ingreso en prisión. Vamos a dar 2 días de margen y si no se actúa nos veremos obligados a acudir al Juzgado de Guardia y presentar denuncia contra quienes están entorpeciendo que una Sentencia Penal no se esté llevando a cabo de inmediato y burlando nuestros Derechos como víctimas y denunciantes a ser informados de cuándo y dónde los condenados cumplen la pena…

 

 

Pero otra cuestión inadmisible es que se intente INDULTAR a la otra condenada en la causa cuando al haber sido condenada mínimamente a 2 años de prisión y no teniendo antecedentes penales y por tanto no ingresando en prisión, quedando la ejecución de la pena en suspenso de (Amparo Navarro Ruíz), por un periodo de CINCO años, informándole de que si delinque durante el mismo periodo, se revocará la suspensión y cumplirá la pena privativa de libertad impuesta.

 

Pues bien, sabemos que esta condenada y sus allegados tienen suficientes influencias en las instituciones como para preveer que ese intolerable indulto a quien “jamás pidió perdón por lo sucedido y a quien nunca ha considerado su incuestionable y juzgada culpabilidad” pueda llegar a ser una realidad, incrementando así el dolor y la burla hacia unas víctimas que viven y sufren el empobrecimiento democrático de una “Justicia tardía” que siendo injusta además queda en nada por la arbitrariedad de un Estado que se burla de las decisiones judiciales.

 

Ante esta situación hemos de señalar que duele la forma en la que la Justicia se permite jugar con el dolor de las víctimas condenando a penas de prisión que realmente no son efectivas y ni mucho menos disuasorias…Realmente se nos queda una muy triste y amarga sensación de impunidad legal.

 

“Si la Justicia no es preventiva, inmediata y eficaz no sirve de nada, tiene que ser reparadora para la víctima, reeducadora para el infractor y preventiva para la sociedad”. Por tanto, condenando a penas ante las que cabe la posibilidad de que jamás lleguen a cumplirse (penas de carácter eminentemente simbólico), creemos que es una forma insultante para con las víctimas de “maquillaje” de la respuesta penal ante conductas criminalmente responsables.

 

Julia y nosotros sus padres (al igual que tantas y tantas víctimas) fuimos condenados al dolor y el sufrimiento desde el mismo instante…Nosotros nunca tendremos derecho alguno a que nuestra condena sea menor, quede en suspenso o se nos indulte. Como siempre los privilegios son para los autores criminalmente responsables de los hechos mientras se olvida, se burla y no se tiene en cuenta el verdadero dolor de las víctimas.

 

*Por todo ello solicitamos de ustedes que apoyen nuestra iniciativa con el fin de parar este posible indulto, y para ello solicitamos extiendan un “documento/carta de apoyo” contra la concesión del mismo que será remitido al Ministerio de Justicia, al Consejo de Ministros…y a todas y cada una de las instituciones oficiales que fuera necesario.

 

Por favor, entiendan la durísima situación que estamos teniendo que soportar tras casi ya 7 años de incesante lucha por la Justicia que ha ido incrementando nuestro dolor e incomprensión hasta límites insospechados.

 

Adjuntamos información y quedamos a su entera disposición para poder facilitarles toda aquella adicional que precisen.

 

Reciban un afectuoso abrazo y consideración de nuestra parte, quedando a la espera de sus comunicaciones.

 

Antonio Ángel Pertusa Rebollo y Belén Rodríguez Ruíz

(Padres de Julia, víctima del alcohol y de las imprudencias que otros cometieron)

 

Queridos padres de Julia, os deseo mucha suerte en esta nueva lucha, y mucha fuerza para aguantar un revés más. Ojalá termine pronto esta situación y podáis poner punto y final al tema burocrático, porque al dolor será difícil poner final.

 

Un fuerte abrazo.

Flor Zapata Ruiz, madre de Helena, muerta por un conductor borracho.

P.D. Después de la publicación de este post, he conocido que el culpable de la muerte de Julia ha huido de España. Ahora sí que no podrán hacer efectiva la sentencia. Una justicia que se demora más de cinco años, no es justicia.

Acerca de Flor Zapata Ruiz

Ahora soy una madre sin hijos. Mi única hija murió por un conductor con alcohol en abril de 2005. Desde entonces escribo para concienciar, especialmente a los jóvenes, sobre los peligros de una conducción no responsable.
Esta entrada fue publicada en Alcohol, Historias, Muertes en carretera, Seguridad Vial, Sentencias, Sentimientos, Solidaridad, Víctimas. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Las sentencias por delitos contra la seguridad vial, no se ejecutan

  1. Ana Alvarez dijo:

    Como siempre, Flor cuánta razón tienes pero esto sigue igual: las víctimas más víctimas y los culpables menos culpables. ASCO DE IN….JUSTICIA. DE PAIS Y DE GOBIERNO.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>