Salida de la vía

lazo victimas de tráfico

Este post iba a versar sobre la reciente muerte de Alex Angulo y la causa de la misma, de momento accidente de tráfico por “salida de la vía”, pero acabo de ver las noticias que hablaban sobre otras muertes más reciente aún: las ocho víctimas de la AP-7

Y digo que iba a hablar sobre el término “Salida de la vía”, porque siempre que oigo, en las noticias o en las informaciones de la D.G.T., cuando hablan de las estadísticas, uno de los motivos de los accidentes de tráfico (otro término que me pone enferma) es la dichosa salida de la vía. Y yo digo que la salida de la vía no será el motivo, sino la consecuencia.

Pues, como decía, cuando veía hoy las noticias sobre esas ocho víctimas que han fallecido cuando un camión se les ha echado encima, hablaban de posible motivo el reventón de una de las ruedas del camión, he pensado que tenía que escribir sobre ello.

Pero es que después, han comenzado a hablar de  la furgoneta donde viajaban estas personas, han insinuado que esta furgoneta era realquilada, que había algo anormal, etc.

¡Pero si ellos no han tenido la culpa! ¿Qué tiene que ver la legalidad o ilegalidad de la furgoneta para la desgracia ocurrida?

Pues lo mismo pasa con el término “salida de la vía”.

No hay que permitir que el motivo de un siniestro sea “salida de la vía”, hay que estudiar el motivo: exceso de velocidad, mal estado de la vía, alcohol u otras drogas, punto negro… Eso es lo que hay que investigar, así como cual ha sido la verdadera causa de la tragedia producida por ese camión de la AP-7

Pero la D.G.T. cada año declara en sus estadísticas un elevado número de siniestros producidos por “salida de la vía”, conformándose con eso. En el 2013, nada menos que el 30% de los accidentes fueron por salida de la vía, según información de la DGTY este  motivo, junto con el atropello de peatón, fueron los tipos de accidentes más frecuentes.

Así mismo, me ha llamado la atención todas las declaraciones sobre la muerte de Alex Angulo, por parte de sus amigos y conocidos, que destacan su personalidad, su buen hacer como actor, su bondad, pero que nadie hace ni la más  mínima referencia a la desgracia, la tragedia, la fatalidad de haber perdido su vida en un siniestro de tráfico, que en la mayoría de las publicaciones denominan “accidente de tráfico”, como si ese tipo de muerte fuera de lo más natural, algo irremediable que tiene que existir. Ninguno hace referencia a que es una pandemia, a que no nos deberíamos acostumbrar a que las personas puedan morir de esta forma, a que su amigo haya perdido así su vida.

Como decía Albert Camus, no hay muerte más absurda que la que se produce con un coche. Aunque, el mismo, murió también de esta forma.

Todos podemos ser víctimas, algunos puede que lleguemos a ser victimarios, pero no todos podemos vivir con esta conformidad de que los mal llamados accidentes de tráfico tienen que existir como un mal necesario. Rebelémonos.

Vuestro dolor es también el mío porque, antes, ya fui yo.

Flor Zapata Ruiz, madre de Helena, muerta por la acción de un conductor con alcohol.

Acerca de Flor Zapata Ruiz

Ahora soy una madre sin hijos. Mi única hija murió por un conductor con alcohol en abril de 2005. Desde entonces escribo para concienciar, especialmente a los jóvenes, sobre los peligros de una conducción no responsable.
Esta entrada fue publicada en Accidentes carretera fin de semana, Concienciación, Correo sin entregar, Muerte, Muertes en carretera, Reflexiones, Seguridad Vial, Sentimientos, Solidaridad, Víctimas y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>