Verano 2014

Verano, Agosto, fiestas y siniestros van muy unidos. Y cada verano, las estadísticas se llenarán de nuevas cifras, que ocultan un rostro, una historia, una tragedia.

Es cierto que ya llevamos un tiempo de verano, pero con Agosto se produce la salida más masiva de coches, y las playas y pueblos se llenan de personas con un objetivo común: pasarlo bien. Pero ese pasarlo bien de unos, puede convertirse en pasarlo mal de otros.

La DGT dice que en este mes de agosto se producirán casi 40,9 millones de desplazamientos. Y cada año, en esos desplazamientos de verano, en esas salidas multitudinarias, se producen una gran mayoría de los muertos por tráficos.

Este año, hasta el inicio de la primera operación salida, el acumulado de víctimas era de 526 muertos. Y lo decimos como si no fuera nada. La primera operación salida se saldó con 8 víctimas y el mes de julio se cerró con 111 muertos. Y esta segunda operación salida, coincidiendo con el uno de agosto, ha comenzado con 18 víctimas.

Y este mes de agosto también comenzaba con la publicación de un artículo sobre los delitos contra la seguridad vial, que habla de que casi hay 1000 personas en la cárcel por delitos contra la seguridad vial, que parece que son muchos, pero es que en lo que va de año, ya hay más de seiscientos muerto en siniestros de tráfico, y en una gran mayoría, muchos de los muertos lo habrán sido por culpa de la acción de otro. Pero, además, de esos casi mil presos, muchos de ellos, y en lo que se refiere a culpables de delitos de homicidios imprudentes, será personas que han cometido el delito, como mínimo, hace tres años, y en la mayoría de los casos más de tres años.

En Agosto, se producen la mayoría de las fiestas locales. Cada pueblo tiene su día de la virgen, su verbena, su fiesta mayor, y que mejor motivo para divertirse y pasarlo bien. Y ese pasarlo bien va ligado, inevitablemente, a beber. Pero beber está reñido con conducir.

De esas casi mil personas que están en prisión por delito contra la seguridad vial, casi el 65 % de los condenados lo son por conducir con alcohol y otras drogas.

En definitiva, que éste es el noveno verano sin Helena. Que un verano más sentimos su ausencia. Que se acabaron los veranos felices con playita, moreno, y terminar en la verbena. Que el alcohol que otro tomó a ella la mató. Que mis reflexiones van siempre encaminadas a que tú no seas el próximo en no terminar tus vacaciones. Que todos los años me repito con este post pero, por favor, pongamos todos un poquito de cordura en la carretera, porque la vida es muy bonita y se puede perder en un segundo.

Mi querida hija, ¡cuánto te echo de menos!

Tengo el alma en pedazos
ya no aguanto esta pena
tanto tiempo sin verte
es como una condena. (La ventanita)

Flor Zapata Ruiz, madre de Helena, muerta por la acción de un conducto con alcohol.

Y ya nunca bailaré con mi hija esta ventanita:

 

Acerca de Flor Zapata Ruiz

Ahora soy una madre sin hijos. Mi única hija murió por un conductor con alcohol en abril de 2005. Desde entonces escribo para concienciar, especialmente a los jóvenes, sobre los peligros de una conducción no responsable.
Esta entrada fue publicada en Accidentes carretera fin de semana, Concienciación, Correo sin entregar, Quieroconducirquierovivir, Reflexiones, Víctimas y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *