Acuerdos antes del juicio, en los siniestros viales

diavictimas

La muerte es siempre inoportuna, nunca nos pilla preparados, y eso de, mi abogado se pondrá en contacto con usted, es solo cosa de películas. Así pues, la muerte de un ser querido nos tomará por sorpresa y nos dejará fuera de juego, y, además, no tenemos ni idea sobre leyes y derechos en el momento de convertirnos en víctimas.

Y en la mayoría de los casos, en lo que se refiere a los siniestros de tráfico, tardaremos en reaccionar, en reconocer o saber qué fue lo que pasó y si nuestro familiar fue o no el culpable. Recuerdo cuando tome mi agenda y comencé a llamar a la familia o a los amigos: Dicen que Helena se ha matado. Esta fue la frase que repetía una y otra vez a todo el mundo.

Al día siguiente cuando estábamos en el tanatorio fue cuando supe que el causante de su muerte había sido un conductor borracho, que cuando se detuvo unos quinientos metros más allá de donde se quedó la vida rota de Helena, porque el coche de este individuo se paró, le vieron dar golpes a su coche para justificar que había sido un golpe en cadena, la primera noticia que apareció en los periódicos, la explicación del culpable, el único que podía hablar en ese momento. Y antes de que pudiéramos dar sepultura a nuestra hija, cuando un familiar estaba en el juzgado presentando unos papeles, ya pudo ver cómo este individuo era puesto en libertad. Por supuesto nosotros no contábamos, todavía, con un abogado que hubiera pedido prisión preventiva, y dudo que aunque lo hubiera hecho en ese preciso momento, hubiera conseguido que siguiera privado de libertad.

Toda esta disertación es para plasmar que el tiempo y nuestra situación emocional corre en nuestra contra.

Conozco muchos casos en los que se les pasó el tiempo para reclamar, o simplemente fueron engañadas: usted cobre la indemnización que después ya lo denunciaremos. Pero cuando se deciden a poner la denuncia, resulta que firmaron algún papel, de esos que les pasaban para firmar para cobrar la indemnización que decía que renunciaban a entablar pleito por el caso.

Luego están los casos en los que aconsejan a los padres que no se metan en juicio, que no van a conseguir nada, que es mejor llegar a un acuerdo y no incordiar mucho al juez de turno que probablemente pondrá menos condena si le obligan a iniciar un juicio. Así me lo han contado.

Algunos abogados, y algunos fiscales, son partidarios de este tipo de acuerdo. Me lo han contado en varias ocasiones y casi no lo puedo creer, porque, en mi caso, cuando nuestro abogado se puso en contacto con el fiscal que llevaba el caso, le recibió en guardia, pensando que iba a proponerle un acuerdo, y directamente le dijo, no hay acuerdo. Nuestro abogado que había recibido instrucciones de qué era lo que nosotros queríamos, le tranquilizó diciendo que no venía a ningún acuerdo, solo quería conocerle.

Claro que también es cierto que, antes, al fiscal general del estado, de ese momento, ya le llegó una misiva mía pidiendo su colaboración para acabar con la lacra de los accidentes de tráfico.

La mayor fortuna que puede sucederte cuando comienzas un pleito de estas características es que el fiscal y tu abogado coincidan en la misma petición de condena. Para el juez será un tema a tener en cuenta.

Hoy leía con indignación como, según la noticia aparecida en El País de hoy, Mauricio Eduardo Apolo Granda, de 28 años no ingresará en prisión pese a que el 7 de agosto de 2013 atropelló y mató al ciclista Oscar Fernández Pérez, de 37 años, cuando se dirigía su trabajo, en bicicleta.

Y no va a entrar en la cárcel porque ha sido condenado a un año y tres meses de cárcel, por el titular del Juzgado de lo Penal número 31 de Madrid, después de que la fiscalía y el abogado defensor llegaran a un acuerdo previo. (Recomiendo leer el artículo porque transcribe la sentencia y las consideraciones de la jueza, y no tiene desperdicio)

Dice la noticia que la madre de la víctima ha recurrido la sentencia por injusta.

No sé de leyes, no tengo ni idea, pero no sé cómo se puede hacer un acuerdo previo entre el condenado y la fiscalía, ¿y la acusación? Se supone que la fiscalía debe estar para ayudar a la víctima.

Pero lo que más me ha indignado es, cómo un fiscal puede negociar este tipo de condena con un culpable que conducía sin carnet porque ya se le había retirado hasta el año 2017, por delitos contra la seguridad vial. Tenía retirado el carnet desde el 2012 y en el 2013 ya le habían vuelto a detener conduciendo sin carnet. Y por si fuera poco, mató al ciclista y le negó auxilio, dejándole tirado.

¿Qué clase de Fiscalía tenemos?

Ya es bastante que en los siniestros de tráfico las victimas tengamos que cargar con que los cargos sean por homicidio imprudente y las sentencias la mitad o menos que las que se pueden imponer por homicidio común, pero es que, además, un año y tres meses no es nada.

También conozco un caso en el que el propio abogado de la acusación propuso 15 meses. Puede que también hubiera llegado a un acuerdo de este tipo. ¿Qué les pasa a estos abogados? ¿Cuál es su interés?

Es cierto que a las víctimas de tráfico, a los que hemos perdido a nuestros seres querido, nunca nos parecerá suficiente castigo para el culpable, en comparación con el castigo que nosotros hemos recibido, pero, por favor, que menos que una condena que suponga la entrada en prisión.

En este caso, me parece una burla. Puede que en algún caso exista alguna duda o los hechos no estén claros, pero, según la noticia, la policía municipal que investigó el caso, determinó que no había ninguna señal de frenazo. Eso sí, la jueza ha tenido en cuenta, para rebajar la petición de la fiscalía, que el acusado ha reconocido los hechos. Pero claro, el se fue a su casa y a su trabajo, y tuvo que ser detenido gracias a la investigación de la policía y la ayuda ciudadana. ¡Qué decepción también para la policía!

Si es así como la justicia y el gobierno quieren conseguir que los siniestros de tráfico desciendan, lo llevan claro.

Hasta cuando las víctimas de tráfico no seremos tratadas como tal. ¿Es porque los fiscales, los jueces y los abogados también conducen?

Flor Zapata Ruiz, madre de Helena, muerta por la acción de un conductor con alcohol.

 

Acerca de Flor Zapata Ruiz

Ahora soy una madre sin hijos. Mi única hija murió por un conductor con alcohol en abril de 2005. Desde entonces escribo para concienciar, especialmente a los jóvenes, sobre los peligros de una conducción no responsable.
Esta entrada fue publicada en Bicicletas, Correo sin entregar, Muertes en carretera, Noticias, Seguridad Vial, Sentencias, Víctimas y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

4 respuestas a Acuerdos antes del juicio, en los siniestros viales

  1. Enrique dijo:

    Ayer cuando leí la noticia no me lo podía creer. Soy ciclista y además del barrio donde se produjo el atropello de Óscar. Veo todos los días la bici blanca y las flores que marcan el lugar de la tragedia. Y constatar que conducir sin carné, atropellar mortalmente a una persona y fugarte sale tan barato…¡es una vergüenza!

    Es un caso tan claro de comportamiento totalmente inadecuado que debería ser castigado con una condena que sirviera de ejemplo a la sociedad. ¡Y pasa justo lo contrario! ¿Qué fiscales y qué jueces tenemos? ¿En manos de quien está la justicia?

  2. Fernando Z dijo:

    Es francamente indignante. Me gustaria mandar algun mensaje de apoyo a la familia. Sabeis como puedo hacerlo? Un ciclista, pero sobre todo persona, de Vizcaya

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>