Reflexiones en las redes

Reflexiones sin mi hija. Escritos con agua

Sigo recopilando lo escrito en las redes, que a veces es escrito en el viento porque no se sabe hasta dónde puede llegar. Pero también es una forma de escribir con agua.

Tampoco estoy segura de hasta dónde puede llegar este blog y lo que puede durar. Los libros están ahí, se pueden ver, tocar, prestar, regalar, pero todo lo que hemos escrito en Internet ¿Cómo perdurará? ¿En qué biblioteca se guardará? ¿Quién lo consultará?

El Gran Hermano Google, te devolverá lo que quiera, lo que le interese, lo que pagues, pero nunca tendrás seguridad de si es el mejor resultado existente.

Y las mejores palabras, escritas con un teclado, muy probablemente, nunca llegarán a tu familia, a tus descendientes y quizás mucho más a los extraños.

Desde hace tiempo, y en este afán mío por dejar algo en este mundo, comencé a recoger esas reflexiones hechas en las redes como «reflexiones sin mi hija», pero resultan laboriosas y no siempre puedo. Por eso creo que lo más fácil es hacer la recopilación aquí.

Recuerdos. Seguimos en la semana del Día Mundial de las víctimas de tráfico:

Gracias, mis niños de Isla Cristina. Gracias, Carlos Ruiz Martínez policía local de Isla Cristina. Me encanta ver cada año esos globos naranjas, y esos lazos y esas manitas naranjas, todo lo que hacéis, porque una vida no perdida,son muchas vidas salvadas. 21.11.2017

A pesar de la lluvia, el cielo se lleno de nombres. 21.11.2016

Mal tiempo para las penas. El gris se apodera del corazón y la lluvia se mezcla con las lágrimas. 21.11.2015

Flor comienza a desconectarse. Flor está intentando desengancharse. Iros acostumbrando .21.11.2012

Hoy, El Retiro, se ha vestido de lazos naranjas para recordar a nuestras víctimas de accidentes de tráfico. Personalmente, me he encargado de repartir lazos hechos con 15 metros de cinta de raso naranja. Un color lleno de energía. Un color de prevención. 21.11.2010

Y la más actual, la que he dejado hoy en el muro de la directora de «Una Mañana Fría»:

El trabajo es siempre para otros. A veces te pagan por ello, y otras veces te sientes pagado. Flor, madredHelena. De mi cosecha. 21.11.2019

¿Quién me escribirá cuando mi cuerpo bajo tierra esté? ¿Quién me leerá? ¿Quién consultará lo que escribí con agua? ¿Quién hablará de mi cuando esté muerta?

Flor Zapata Ruiz, madre de Helena, a la que mató un conductor con alcohol.

www.quieroconducirquierovivir.com

https://www.quieroconducirquierovivir.com/

Acerca de Flor Zapata Ruiz

Ahora soy una madre sin hijos. Mi única hija murió por un conductor con alcohol en abril de 2005. Desde entonces escribo para concienciar, especialmente a los jóvenes, sobre los peligros de una conducción no responsable.
Esta entrada fue publicada en DíaMundialVíctimasTráfico, Publicadoenlared, Reflexiones y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *