Vuélvase si puede

Cuando está a punto de aprobarse la nueva Ley de Tráfico, traigo hasta aquí un antiguo escrito sobre el GPS y la detección de radares:

El uso del GPS es algo que está muy de moda, sobre todo aquellos que dicen que nos avisan de los radares.

Yo sólo os puedo decir, que mi marido compro uno y va en el maletero. El primer día que lo probamos, íbamos al trabajo y como es natural, quién va a saber el camino mejor, el aparatito que era el primer día o nosotros que llevamos 30 años haciendolo.

No le hicimos caso durante todo el camino, claro está, le teníamos ya hecho un lío, se estaba volviendo más o menos como su nombre. Así llegamos hasta el parking de la empresa, que por suerte tenemos, y cuando estabamos entrando, el aparatito ya no sabía que indicaciones dar y dijo…»vuélvase si puede».

Aunque nuestra situación no es para muchas alegrías, nuestra carcajada fue al unísono. Ya no lo hemos vuelto a poner, no queremos que nos den malas ideas y empecemos, a nuestra edad, a faltar al trabajo, máxime ahora que nos ayuda a pensar en otras cosas.

Pues sí, yo creo que este aparatito puede llegar a ser tan peligroso como el teléfono. No digamos nada cuando suena la campanita anunciandote un radar y la inmediata, pegas un frenazo que como venga alguien detrás, ya la has armado.

Como dice mi amigo de Curvas Rectas, con lo bien que lo hacíamos antes sin estos aparatos.

Publicado domingo, 21 de enero de 2007 9:21 por FZ_madredHelena Editar
Esta entrada fue publicada en Antiguos escritos, Seguridad Vial. Guarda el enlace permanente.

1 respuesta a Vuélvase si puede

  1. Laura dijo:

    Me alegro de que sucedan situaciones que os permitan soltar alguna carcajada…

    Bss

Responder a Laura Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *