Borracho, con exceso de velocidad y sin carnet

Este titular me lo encuentro en las noticias que  selecciono sobre alcohol y conducción, cada día. Pero hoy tiene un significado especial porque este conductor borracho, con exceso de velocidad y sin carnet porque ya había perdido los 12 puntos, ha matado a dos mujeres en Sevilla.

Sevilla para mí tiene algo más que un olor especial.  Sevilla es un lugar que me trae buenos  y felices recuerdos, porque parte de mi familia vive allí,  porque recuerdo mis visitas a la feria de Sevilla, con mi hija, nuestros trajes, y nuestros intentos por aprender las sevillanas.

Quizás por todo ello,  esta noticia me ha afectado mucho. Y porque recuerdo especialmente a mis amigas de Sevilla, madres que han perdido también a sus hijos, y a las que  supongo les habrá afectado igual o  mucho más. En especial a Gracia, madre de Manolo, que también perdió la vida en este mismo Paseo de Colón y casi en circunstancias parecidas. Él también acababa de bajar de un taxi. En esta ocasión, quien se lo llevó por delante fue una conductora con alcohol.

El caso es que este conductor, uno más de los que debería estar en mi sección de “si bebes sales en los papeles” (y que no me da tiempo de actualizar por la cantidad de noticias que se producen sobre este tema),  F.V.C., ha quitado la vida a dos jóvenes: P. A. H., de 26 años, y A. G. D., de 30 años. Y ha dejado a  un novio, sin novia, sin mujer, sin la futura madre de sus hijos, presenciado el hecho, y que bien puede subrayar  el título de un vídeo que encontraba hace unos días, que decía así: Mi novia no tuvo un accidente, a mi novia la mataron.

Este ejemplar de conductor llevaba como copiloto al hijo de José María del Nido presidente del Sevilla F.C., que según la noticia, él mismo se encargó de comunicarlo a los policías, no sé con qué intención porque para José María del Nido no debería ser un orgullo que su hijo vaya en un coche con un conductor con alcohol. Y si lo hizo con otra intención, peor todavía.

Este conductor, probablemente, como el que mató a mi hija, habrá dicho, “me acabo de partir la vida”, pero no es así. Él ha partido la de los demás. A él, como mucho, le condenarán a 3 años de prisión, quizás menos, y retirada de carnet durante 4 años, pero eso da igual, porque ya ha demostrado que él aunque no tenga carnet va a seguir conduciendo. Y las chicas y sus familias serán los que llevarán, de por vida, la verdadera condena.

El caso es que entre el número total de víctimas de la carretera, en esta semana santa, no figurarán estas dos jóvenes. Ellas no iban en ningún coche, ni estaban en ninguna carretera. Los peatones y los ciclistas son los parientes pobres de las estadísticas, pero en 2008, España era el primer país en muertes por atropellos, de entre 10 países europeos.

¡Maldito alcohol, maldita velocidad, malditos asesinos en potencia!

Vuestro dolor es también el mío.

Flor Zapata Ruiz,  madre de Helena. 

Esta entrada fue publicada en Alcohol, Correo sin entregar, Sentimientos, Solidaridad, Víctimas y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

1 respuesta a Borracho, con exceso de velocidad y sin carnet

  1. David dijo:

    Cuánta razón tienes…

Responder a David Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *