En Madrid, las bicicletas no son para el verano

 

Hoy me encontraba en uno de los periódicos gratuitos de Madrid la siguiente noticia: «Las bicicletas no son para este verano en Madrid» El alquiler y el carril bici, aparcados por los recortes.

Lo primero que me ha recordado ha sido mi eslogan ganador: «Las bicicletas son para el verano…y el invierno, la primavera y el otoño»

Como es natural, las asociaciones pro bicicleta han puesto el grito en el cielo.

Pero me ha tranquilizado que en la misma página apareciera: «Nuestros mayores se van a librar de tijeretazo» Esto ya está mejor. Si no podemos montar en bici, pues nos aguantamos. Pero lo de nuestro pobres viejos, eso son palabras mayores.

Claro que, después, he recapacitado y analizado las dos noticias y me he quedado igual de mal.

Los ciclistas me preocupan. Tanto como para, esta misma tarde, preguntarle a un joven que iba en el autobús, con más heridas que un soldado después de una batalla, qué le había pasado. Me ha contestado me he caído de la bicicleta. Le he preguntado si había tenido algo que ver un coche, y me ha contestado,  no, he sido yo solo, en una cuesta. Llegaba a la parada y no me ha dado tiempo a indagar más.

Y los viejos… Los viejos son, en mi vida, mi otra lucha.

Llevo más de un año esperando a que me toque algo de la Ley de la dependencia, de esta comunidad de Madrid. Mi padre que ya recibía desde hace 5 años ayuda domiciliaria y centro de día, por parte del Ayuntamiento, tuvo que abandonarla porque la cuidadora, mi madre, hasta hace un año aparentemente en mejor estado que él, perdió las fuerzas y la cordura (era demasiado tiempo cuidando a su marido enfermo,10 años) Con lo que cuidadora y dependiente tuvieron que terminar en una residencia, por supuesto privada.

La comunidad de Madrid me dice una y otra vez que mi padre está valorado y solucionado, con lo que tiene ¿Qué tiene?! Ahora nada! Y mi madre, demenciada, con frecuentes roturas de huesos por caídas, y completamente dependiente, está aún sin valorar, ni indicios.

Me consuela muchísimo saber que los mayores se van a librar de los recortes. Es probable que para cuando decidan ver, valorar y resolver, el caso de estos viejos, se haya pasado la crisis y ya haya dinero para solucionar su dependencia, o mis pobres viejitos no necesiten ya ningún tipo de ayuda.

¡Joder, qué tiene que ver esto con la seguridad vial!

¡Ah, sí! Lo de los recortes de los ciclistas. Pues eso chicos, que lo de ir en bicicleta no es cuestión de necesidad. Gastaros el dinero en comprar un coche y pagar gasolina o coger un taxi. Total, montar en bici es un jueguecito y, ahorrar, ahorrar, vosotros no hace falta que ahorréis.

¡La que está montando Zapatero! Pero que digo, si yo estoy hablando de Madrid. «Pongamos que hablo de Madrid…»

Flor Zapata Ruiz, madre de Helena.

Esta entrada fue publicada en Bicicletas, Reflexiones, Seguridad Vial. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *