De vuelta a casa

Este aletargo que tengo por convalecencia, falta de ánimo o subida y bajada de este tobogán en el que nos encontramos inmersos los que nos han arrebatado una parte de nuestro ser, se vio afectado con la muerte de la hija de Eva Cobo y Toni Cantó. Fue el revulsivo.

Ando tantas veces mal que estaba tratando de separarme un poco de la escritura. Pensaba que quizás era hora de abandonar. Son ya seis años de dolor expresado en palabras, más o menos acertadas, a través de este blog y el de Madres sin hijos.

Pero no podía quedarme parada ante una nueva muerte por un conductor con alcohol.

Me levanté y me dirigí al ordenador  y allí me encontré una invitación muy especial. Se trataba del programa «De vuelta a casa», propiciado por el grupo «agente tutor» de la policía local de Alcobendas. Me pedían si les podía dirigir unas palabras a unos 800 alumnos de los institutos de la zona. Y se me olvidaron todos los males.

Y con ellos he estado. Hablándoles de lo fácil que es no volver a casa. De esos accidentes que no son tales porque en su gran mayoría son evitables. De lo que siento y cómo me sentí cuando me dieron la noticia de que Helena había muerto. La habían matado. El alcohol que otro tomó. De cómo entiendo que sus hormonas les llevan a hacer cosas y poner en peligro sus vidas.

Y una vez más he compartido espacio y experiencias con otras víctimas, con médicos, con bomberos, con policías, todos los que en algún momento se ven involucrados en estos accidentes y todos juntos, ponemos nuestro granito para concienciar y prevenir a estos jóvenes futuros conductores.

Pero esta experiencia que me resulta dolorosa pero gratificante siempre que la he realizado, hoy ha estado empañada por la noticia del niño atropellado en esta ciudad, Alcobendas.

Ocurría un poco antes de que este acto comenzara y, desgraciadamente, algunos de los policías que habían montado este evento se veían afectados por esta nueva tragedia.

Y yo que sufro una catarsis cada vez que asisto a uno de estos eventos y, a veces, pienso en tirar la toalla, me encuentro con una nueva madre que necesitará ayuda.

Hace seis años que comencé a escribir. Las víctimas de la carretera en este periodo se han ido reduciendo pero los peatones siguen siendo un número muy importante de víctimas. Unos quinientos. Desde hoy, uno más.

Querida familia, vecinos, vuestro dolor es también el mío porque, antes, ya fui yo. Estoy muy cerca pero no sé si alguna vez llegaremos a coincidir, conocernos, pero si alguien os habla de mí, compartiremos el dolor. Es lo único que puedo ofreceros.

Y vosotros, jóvenes que hoy habéis aguantado mi pellizco, siento haberos hecho sufrir por unos momentos pero ojalá haya servido para que nunca os encontréis como víctima y vuestros padres como los padres de… joven muertos en accidente de tráfico.

Gracias, a los policías y todos los que han hecho posible este evento. Ojalá pudieran acudir también los padres. A muchos les serviría para ver que nuestros hijos necesitan algo más que todas las cosas materiales que nos piden y, en muchos casos, un “no” les salvará la vida.

Gracias, a Violeta y Paloma, madres de Sandra y Carlos, que me han acompañado. Especialmente a Violeta, madre de Sandra, de la que el próximo día 3 se cumple el cuarto aniversario de su pérdida.

Flor Zapata Ruiz, madre de Helena, muerta por la acción de un conductor con alcohol.

Esta entrada fue publicada en Convocatoria/Celebración, Educación, Jóvenes, Muertes en carretera, Reflexiones, Seguridad Vial, Sentimientos, Solidaridad, Testimonios, Víctimas y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

11 respuestas a De vuelta a casa

  1. gema dijo:

    Hola Flor, soy Gema…

    Si estabas pensando en dejar de escribir igual mis palabras no te van a ayudar mucho a tomar esa dirección, simplemente decirte que yo te tengo muy presente cuando conduzco, es decir que el mensaje a mi me ha calado.
    Tengo que conducir todos los días si o si, pero voy relajada feliz, oyendo música, pero con precaución y sin hacer tonterías ni locuras, ni hablar por el móvil… voy conduciendo.
    Sinceramente Flor yo creo que el problema está en el ser humano, hay gente buena, normal, gentuza, gente que pasa de todo…

    Si te cuento una anécdota de hoy mismo… voy por la nacional 1 y me adelanta un coche a toda velocidad pero a toda velocidad, y pienso… qué payaso… total que unos diez kilómetros más adelante le veo parándose en un puticlub que hay cerca de San Agustín!! ¿ qué pasa que llevaba prisa el hombre para ir al puticlub?? no me lo podía creer.

    Un beso gordo !!!

  2. Anónimo dijo:

    Soy una de los 800 alumnos que han asistido hoy a la charla y la verdad es que me has conmovido. Se me han saltado las lágrimas y todo. Nunca había vivido algo así tan de cerca y me ha impresioinado mucho, y me ha echo reflexionar. Aunque hubiera algunos estúpidos que no han prestado a tención y han estado riéndose, que sepas que por lo menos a unos cuantos nos has llegado al corazón y nos has echo pensar en lo que tenemos que haces. Gracias.

    • Flor Zapata dijo:

      Gracias, por tu comentario. No sabes cómo lo agradezco. Os estaba esperando. Siento haceros pasar por un mal rato pero es la única forma que conozco de alertaros sobre el peligro de una conducción no responsable. Ya sé que para algunos nuestras palabras o consejos habrán caido en saco roto. Hablando con otra de las madres de víctimas, en concreto la madre de uno de esos 3 jóvenes que murieron en el accidente que explicaba el policia, llegabamos a la conclusión de que, tristemente, de los 800 jovenes que hoy estábais allí por los menos 3 tendrán un accidente. Espero y deseo que nos confundamos pero, por si no se ha entendido bien, el ejemplo de mi columpio es muy real. Algunos, sólo cuando sean mayores se darán cuenta del peligro y para muchos ya será demasiado tarde.
      Ojalá me equivoque.
      Es una alegría y un placer recibir vuestros comentarios.
      Un abrazo.
      Flor, madre de Helena.

  3. Vane dijo:

    Me parece estupendo que haya este tipo de actos, que mejor que el testimonio de unas madres que han sufrido la perdida de sus hijos para concienciar…..de 10, deberían hacerse en todos los institutos españoles.
    En cuanto a la noticia del niño, a mi me afecta especialmente el que sean niños pequeños, al igual que diego……lo siento mucho….muchisimo, todo mi cariño para esos papis…..

  4. Laura dijo:

    Flor, si sientes que necesitas darte una tregua, dátela, pero experiencias como la que relatas, demuestran que la influencia de voces como la tuya es muy importante en la lucha por la seguridad vial. Tu activismo vial es admirable.

    Mi más sentido pésame a los padres de niño fallecido en Alcobendas, mejores palabras no se me ocurren para reaccionar ante tal horror. Alcobendas y Sanse están vosotros.

    Un abrazo fuerte.

  5. Laura dijo:

    me sobra una coma entre experiencias como la que relatas demuestran…

  6. Laura dijo:

    Alcobendas y Sanse están con vosotros.

  7. carris dijo:

    Como siempre, copio y me llevo para difundir lo mejor de tu blog. Gracias Flor.
    De vuelta a casa.

    http://carris.wordpress.com/2011/02/02/de-vuelta-a-casa-por-flor-zapata/

  8. mila dijo:

    te echaba de menos…un besito¡¡¡

  9. pepe dijo:

    Hola Flor nosotros si te escuchamos, te ponemos el hombro y todo lo que haga falta para que sigas adelante, pues tu vales muchísimo.
    Animo y recibe un fuerte abrazo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *