Loco por la moto. Dani Martín

(Post escrito el 27.04.2007 por FZ madredHelena)

Cuando Dani Martín me llamó a casa para decirme que sentía lo de Helena, algo que jamás esperaba, ya me pareció un chico no «tan loco». Hoy después de leer la entrevista que le hacen en «OnMadrid» guia del País, titulada «Loco por la moto», me sigue pareciendo que no está tan loco.

Para aquellos que no han podido leer esta entrevista, intentaré poner algunos párrafos.

Desde aquí me gustaría pedir a Dani que pegara en una de sus motos una de las pegatinas que le envié a su madre y que espero con impaciencia , conocer la canción de la que me habló.

Estas son algunas de las cosas que dice Dani Martin:

«¿Qué te da la moto?

La sensación de libertad, de poder, la velocidad. Tengo un amigo que tiene una R1 (un modelo de Yamaha) con todos los caballos en una rueda y eso es muy bestia. Como no tengas dos dedos de frente, en 15 días está en La Almudena. Las R siempre me han dado mucho miedo, por eso me compré una Harley.

Tienes cara de pisarle.-

Yo soy muy responsble, aunque tenga la cara de cabrón ésta que tengo. Prefiero ir el último comiendo polvo, pero llego a mi casita, me tumbo en el sofa y disfruto de la vida.

¿Y nunca te has metido en un pique?

Los piques te llevan a la habitación 361 de cualquier hospital.

¿Qué le pides a Madrid como motorista?

Menos circulación, que roben menos motos, más seguridad y que los coches piensen un poquito en las motos. Aquí, lo que vale es la ley del más fuerte. Y un poco de conciencia. Voy mucho a Cádiz y nadie lleva casco. Yo me la pegue una vez en quad y si no llego a llevar casco, no estaríamos hablando aquí ahora mismo.

… Entrevista realizada por Josu Lapresa»

También dice que le encanta salir en moto con sus amigos a pasear, no a hacer el cabra.

Chicos y chicas, tomad nota de Dani Martin de «El canto del Loco».

Flor Zapata Ruiz, madre de Helena.

Acerca de Flor Zapata Ruiz

Ahora soy una madre sin hijos. Mi única hija murió por un conductor con alcohol en abril de 2005. Desde entonces escribo para concienciar, especialmente a los jóvenes, sobre los peligros de una conducción no responsable.
Esta entrada fue publicada en Antiguos escritos, Concienciación, Jóvenes, Musica, Reflexiones. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *