Formación para una conducción segura. Cartas al director

(Post escrito el 04.05.2007 por FZ madredHelena)

Publicado en el diario El País en la sección de Cartas al Director

«Formación para una conducción segura
Jaime Mas Lafuente – Madrid – 01/05/2007

En el año 2003 recibí un curso de «conducción segura» en el circuito del Jarama. En una tarde, una docena de personas aprendimos a evitar los accidentes más frecuentes y, gracias a ello, puedo asegurar que he podido salvarme de varios de ellos. De nada me han servido los millones gastados en campañas de publicidad comparando a los conductores con asesinos en serie; de nada me han servido los millones empleados en llenar las autopistas de radares, porque mi miedo no es que un coche me adelante a 150 en una autopista recta, sino que, en una retención, la persona que me sigue se encuentre por primera vez en su vida frente a una frenada de emergencia y, asustada, suelte el pedal de freno al notar las vibraciones que provoca el sistema antibloqueo que desconoce por no haberlo probado antes; o que al conductor del carril contrario le derrape el coche sin que jamás lo haya experimentado e, instintivamente, pise el freno a fondo girando el volante a tope, provocando que continúe en línea recta contra mí; o que un volantazo del vehículo que me precede termine en una tragedia porque el comprador del coche exigió que llevara limitador de velocidad, como recomienda Tráfico, en vez de control de estabilidad, que es lo que realmente le habría salvado corrigiendo la maniobra. Y para que ocurra cualquiera de estos supuestos no es necesario ir a gran velocidad.

Desgraciadamente, nadie se acuerda de todo esto. Jamás he oído a Pere Navarro -director de la DGT- hablar de formación, sino que cada vez que dice algo lo hace para culpabilizar a los conductores sin aportar más medidas que la represión; ¿de qué sirve todo eso si la mayoría no conoce siquiera qué es el ABS?

Lamentablemente, un curso de este tipo cuesta de 200 a 400 euros y las subvenciones para los mismos son prácticamente inexistentes, pese a su evidente utilidad. Por favor, menos represión y más formación. Todos lo agradeceremos»

Acerca de Flor Zapata Ruiz

Ahora soy una madre sin hijos. Mi única hija murió por un conductor con alcohol en abril de 2005. Desde entonces escribo para concienciar, especialmente a los jóvenes, sobre los peligros de una conducción no responsable.
Esta entrada fue publicada en Cartas al director y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *