Señor automovilista

 (Post escrito el 30 de junio de 2008 por FZ madredHelena)

Juan Merallo Grande, presidente de Combici, es también un luchador por el uso de la bicicleta y por  el respeto a la vida de los ciclistas. El País de ayer 29.06.08, publicaba en su sección de cartas al director una carta firmada por él.

Si los motoristas son una piedra que los conductores, la mayoría de las veces nos vemos, los ciclistas son una mota de polvo.

Pero quién sabe si con la subida de los carburantes, la crisis económica, el cambio climático y la destrucción de lo que nos rodea, más de uno tenga que recurrir a la bicicleta como medio de transporte. De hecho, la subida de ventas de las bicicletas, en estos  momentos, ha sido espectacular.

Un abrazo, Juan.

 

Señor automovilista

 

JUAN MERALLO GRANDE – Madrid – 29/06/2008

Le aseguro que cuando circulo en bicicleta por nuestra ciudad no lo hago para molestarle. Lo hago para desplazarme sin contaminar, sin ocupar apenas espacio público al circular ni al aparcar.

Usted piensa que le molesto porque en algún momento no le permito ir a la velocidad que usted quiere (la ciudad tampoco es para correr, téngalo en cuenta) y me adelanta de forma agresiva, estando a punto de provocarme un accidente muy serio. Y todo para luego encontrarnos en el siguiente semáforo, donde usted mira para otro lado, avergonzado de que una bicicleta llegue al mismo tiempo, e incluso antes, que su potente coche, ese utensilio de dimensiones desproporcionadas para un uso urbano.

Le ruego que espere usted pacientemente a que se den las condiciones para adelantarme, y mientras me ve pedalear sin el estrés de las prisas y el ruido que van intrínsecos con el uso automovilístico, piense si su ritmo de vida sedentaria es el correcto, si está usted contento consigo mismo. Y si decide usted seguir usando su coche, por favor, al menos respéteme y permítame no ser un eslabón más de la cadena contaminante de su ciudad.

¡Ah! Y a esa mayoría de automovilistas que sí me respetan, muchas gracias.

Acerca de Flor Zapata Ruiz

Ahora soy una madre sin hijos. Mi única hija murió por un conductor con alcohol en abril de 2005. Desde entonces escribo para concienciar, especialmente a los jóvenes, sobre los peligros de una conducción no responsable.
Esta entrada fue publicada en Antiguos escritos, Bicicletas, Concienciación y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *