Lunas tintadas

cala

Cuando iba a dar por concluido el verano y hablar de los siniestros de tráfico ocurridos este verano, y decir que el que más me había afectado era el de la pequeña que murió por el impacto de su cabecita con la tablet, ocurre una nueva tragedia, otra desgracia, aunque no creo que esta sea descrita o contabilizada como siniestro de tráfico, más bien es la consecuencia del tipo de vida que llevamos.

Solo quien ha criado hijos, compartiendo esta época con un trabajo fuera de casa, sabe lo difícil que es conciliar vida familiar con vida laboral.

Pero volviendo a mi primera intención de reflexionar sobre los siniestros de tráfico de este verano, las primeras informaciones sobre el número de víctimas, que nunca son las únicas y definitivas en este recuento, este año han sido 259 personas  fallecidas en siniestros de tráfico, entre julio y agosto. Y  no hay una mejor o peor, todas las pérdidas son muy graves, ni siquiera aquellos que han perdido la vida en siniestros que han producido ellos mismos, son justificables para sus seres queridos.

Pero es cierto que cuando ya terminaban las vacaciones, el siniestro producido por un frenazo y que ha terminado con la vida de una niña de tres años al golpearse con la tablet que llevaba, me impactó.

Cuando ya parecía que habíamos resuelto la seguridad de nuestros hijos con el tipo de retención de seguridad más adecuado, ahora nos planteamos qué pasa con todos esos objetos que llevamos más o menos sueltos por el coche.

Y cuando apuntaban sugerencias de que para que estas cosas no pasen lo mejor es la retención a la inversa, nuevamente surge otra tragedia de otro bebé que llevaba un sistema de retención ideal, pero como las fuerzas confluyen para hacer daño, para producir dolor, el coche donde ha muerto ese bebé olvidado llevaba las lunas tintadas.

Mi primera reacción fue pensar ¿Nadie ha visto a la niña? Después lo he entendido. Probablemente, si los cristales hubieran sido transparente no se habría producido esta tragedia.  Y si la guardería hubiera llamado a esos padres para interesarse por la falta de ese bebé, tampoco.

Creo que en los seis años que llevé a mi hija  a su guardería-jardín de infancia, siempre llamé si no iba a ir porque estaba enferma, y si yo no llamaba, me llamaban desde la guardería. En televisión han dicho que era una zona poco transitada. He trabajado por esa zona y aunque es un barrio nuevo,  siempre hay gente que podría haber visto algo.

Habrá quien hable del destino, otros de Dios, yo hablo de tragedia y de una vida estresada. Muchas veces conducimos sin darnos cuenta, llegamos a un lugar y no sabemos cómo hemos llegado hasta allí, porque lo hemos hecho de forma mecánica y mientras íbamos pensando en cien mil cosas. Es lo que llamaríamos la conducción subconsciente, y esta tiene su efecto sobre determinadas imprudencias (cruzar un semáforo en rojo, saltarse un stop, realizar una maniobra sin mirar, no señalizar una maniobra, etc.)

Y en este caso, olvidar a la pequeña.

Creo que hay app que ayudan a no olvidar a los niños en los coches:

https://www.msn.com/es-us/noticias/tecnologia/crean-aplicaci%C3%B3n-para-evitar-el-olvido-de-ni%C3%B1os-en-el-carro/vi-BBM8ZJT

https://www.noticel.com/vida/lanzan-aplicacin-para-evitar-olvidar-nios-en-el-auto/717314973

Siento mucho todas estas pérdidas, como si fueran mías. Espero que el hada Helena la haya recogido y esté junto a ella en el país infinito del rey Melenao

Algunas cifras:

-520 fallecidos en siniestros de tráfico en el primer semestre de 2018

-259 fallecidos en julio y agosto.Aumento con relación al año anterior.

-37 niños mueren al año en Estados Unidos, por ser olvidados en los coches.

Flor Zapata Ruiz, madre de Helena, muerta por la acción de un conductor con alcohol.

Acerca de Flor Zapata Ruiz

Ahora soy una madre sin hijos. Mi única hija murió por un conductor con alcohol en abril de 2005. Desde entonces escribo para concienciar, especialmente a los jóvenes, sobre los peligros de una conducción no responsable.
Esta entrada fue publicada en Correo sin entregar, Reflexiones, Sentimientos, Solidaridad y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>