Los Lesionados

Existen otras víctimas de tráfico que apenas son mencionadas. En las noticias sobre siniestros, el relato siempre comienza igual: Tantos fallecidos y tantos heridos. Después, en algún caso, se hablará del muerto. Si son muchos a la vez, en su lugar de residencia puede que decreten varios días de luto, en pocos casos se ve a autoridades en el funeral. Pero de lo que no se habla, ni se vuelve a hablar, es de aquellos que, en el inicio de la noticia, decía que habían resultado heridos.

Cuando mataron a mi hija, en el momento de negación, yo decía no, mi hija no. Uno no se muere se queda en una silla de ruedas, pierde un brazo, o una pierna. ¿Por qué no se podía quedar mi hija en una silla de ruedas? aunque le gustara tanto bailar.

Sí, esos heridos en los siniestros de tráfico son los privilegiados, ¡no han perdido la vida! Pero a cuántos le cambia la vida.

Normalmente, no son importantes, no son conocidos, nadie hace una manifestación por la pierna que han perdido. Nadie se pregunta cómo viven desde entonces. Les ven y les dan la enhorabuena porque se han salvado, no saben los dolores que sufren, no se preguntan de qué viven ahora que ya no pueden ejercer el trabajo que realizaban antes, nadie se preocupa de dónde han tenido que sacar el dinero para buscar una nueva casa porque en la que vivían no entre una silla de ruedas. Pocos saben que sus proyectos de bodas desaparecen, o que se separan de sus parejas. Y los que son lesionados cerebrales, dejan de ser médicos, ingenieros, abogados, para pasar a ser considerados discapacitados a los que nos cuesta entender cuando hablan y pareciera que no están bien de la cabeza.

Esos miles de lesionados son los afortunados en los siniestros de tráfico.

Como Carlos, mi compañero en la película “Una mañana fría”. Carlos, al que no conocía hasta el estreno de esta película, fue atropellado al intentar socorrer a otra persona que había tenido un accidente.

Carlos perdió algo más que una pierna. Perdió su forma de vida, su economía, su estabilidad familiar, y supongo que, quizás, ni siquiera salió en la noticia.

Carlos, padre de un hijo precioso, estos días publicada en su muro esta reflexión: Más exclusión: el INSS ha suspendido cautelarmente las prestaciones especiales que gestionaban las mutuas. Primera consecuencia: mi hijo se queda sin ayuda para estudios. Confirmado esta misma mañana por la Trabajadora Social de la Fraternidad MUPRESPA.

Entre otras ayudas que yo tenía previsto pedir a medio plazo era la adaptación de mi baño, para suprimir barreras, pero también me quedo sin eso, y sin ayuda psicológica, tratamiento de rehabilitación…”Caprichos de amputados, vaya”

Y todo eso era debido a la recepción de esta carta:

No, ellos no son afortunados. Efectivamente, tuvieron la suerte de salir vivos, pero para esta sociedad, instituciones, mutuas,  que son los que deben prestarle ayuda, sería mejor que estuvieran muertos, así no tendrían que ocuparse de ellos, no serían enfermos crónicos, una carga para la seguridad social o sus mutuas.

Pero, afortunadamente, ahora sí, Carlos es muy importante. Es padre, es amigo, compañero y ahora, una cara conocida que conciencia, desinteresadamente, sobre los siniestros viales y la falta de psicólogos para las personas amputadas, en la película “Una Mañana Fría” de Raquel Troyano.

Y es importante para mí. Carlos, si necesitas realizar esas mejoras en el baño, yo te ayudo.

Querido Carlos, ojalá se arreglen todos los problemas. Te lo mereces.

Un fuerte abrazo.

En 2018 se produjeron 1.072 “accidentes” mortales en vía interurbanas, con 1.180 muertos y 4. 515 heridos hospitalizados.  Estas cifras son provisionales. Datos DGT. Muertos a las 24 horas. Tres de enero de 2019.

Flor Zapata Ruiz, madre de Helena, muerta en un siniestro vial producido por un conductor borracho.

www.quieroconducirquierovivir.com

Acerca de Flor Zapata Ruiz

Ahora soy una madre sin hijos. Mi única hija murió por un conductor con alcohol en abril de 2005. Desde entonces escribo para concienciar, especialmente a los jóvenes, sobre los peligros de una conducción no responsable.
Esta entrada fue publicada en Cine, Concienciación, Historias, Muertes en carretera, Quieroconducirquierovivir, Seguridad Vial, Víctimas y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *