Manifiesto de los Niños 2022

El lazo naranja de las víctimas de tráfico o tránsito

t

Un año más se conmemora el Día Mundial en Recuerdo de las Víctimas de Tráfico, y con este motivo, los niños queremos leer este manifiesto con nuestras reflexiones y peticiones para los adultos.

Hasta que seamos mayores, necesitamos vuestra protección y un entorno donde nos eduquemos y desarrollemos de la mejor forma y con seguridad.

Los niños, como peatones,  como pasajeros de coches o autobuses, sin las debidas medidas de seguridad, según nuestra edad y tamaño, corremos mucho peligro. Pero este año, además, los niños han sido los más vulnerables en los pasos de peatones, produciéndose atropellos en niños de corta edad. Por todo ello:

Mamá, Papá,

  • No me lleves en tu patinete eléctrico, aunque me pongas casco.
  • En el coche, no escatiméis en nuestra seguridad. El sistema de retención de seguridad debe ser el mejor y más adecuado.
  • Procurad que en el coche no vayan elementos sueltos que puedan herirnos en caso de colisión.
  • Y en los pasos de peatones, cuida especialmente de mí.

Políticos, Gobernantes, Alcaldes, queremos decirles que:

  • Que ahora que la Seguridad Vial va a ser también parte de nuestra educación, no escatiméis en los medios y recursos, porque somos los futuros conductores.
  • Queremos ir al cole con “caminos seguros”, que nos permitan llegar hasta allí andando o en bicicleta.
  • Los semáforos de nuestra ciudad tienen que estar programados, con el suficiente tiempo para poder cruzar sin tener que correr, ni nosotros, ni  nuestros abuelos. Y cuando están en el modo ámbar, tienen que estar bien visibles para el conductor y el peatón.
  • Los pasos de cebra tienen que estar bien señalizados y pintados con pintura no deslizante.
  • Tienen que hacer leyes pensando en que, hoy en día, compartimos un espacio común con diferentes formas de movilidad.
  • Nuestras calles y carreteras deben estar en buen estado y ser seguras.

Señores jueces y sociedad en general:

Los siniestros de tráfico producidos por el alcohol u otras drogas, por exceso de velocidad, o desatención, con manifiesta violencia, no son accidentes. Producen  igual muerte que las ocasionadas con otras armas, y así debe tenerse en cuenta a la hora de juzgar.

Los llaman accidentes para que, los que los producen, no se sientan culpables, y la Ley tiene que ser tan severa como en otras muertes. Los padres que nos pierden sufren enormemente, y cuando somos nosotros, los niños, los que perdemos a nuestros padres, peor aún.

Nos gustaría vivir en un mundo mejor,  sin tanta contaminación ni violencia, donde podamos convivir peatones, ciclistas y resto de conductores de cualquier artefacto que sirva para desplazarnos. Y, por supuesto, que cada vez contemos con más zonas libres de tráfico para poder jugar.

Y a los adultos en general os recordamos que:

  • No podéis conducir con alcohol y otras drogas, por nuestra seguridad y la de todos.
  • Debéis mantener siempre una conducción atenta y responsable, nada de teléfono, respetar las señales, y conducir a la velocidad adecuada.
  • Y aquellos que no cumplen con las normas, y nos ponen en peligro, tienen que ser afeados, corregidos, y castigados con leyes adecuadas que nos protejan.

Todas estas cosas son una forma, también, de cuidarnos y protegernos.

A cambio:

-Prometemos llevar siempre puesto el casco.

-No circularemos con patines o patinetes entre los coches.

– Miraremos a un lado y a otro antes de cruzar y siempre por los pasos de cebra o semáforos.

-Y en el coche, siempre con el cinturón abrochado.

Nosotros, los niños,  queremos vivir muchos años.

Este manifiesto, como otros años,  es un homenaje a todos esos bebés y niños, como nosotros,  que han perdido la vida en las carreteras y en las calles, y han dejado a sus padres muy tristes.

Entre todos, tenemos que conseguir un mundo mejor, también en el tráfico.

Flor Zapata Ruiz, madre de Helena, que murió por culpa de un conductor borracho, nos ha ayudado a elaborar el manifiesto de los niños. Y nos pide un minuto de silencio por todas las víctimas de tráfico.

Noviembre de 2022.

Acerca de Flor Zapata Ruiz

Ahora soy una madre sin hijos. Mi única hija murió por un conductor con alcohol en abril de 2005. Desde entonces escribo para concienciar, especialmente a los jóvenes, sobre los peligros de una conducción no responsable.
Esta entrada fue publicada en Aniversario/Conmemoración, Convocatoria/Celebración, DíaMundialVíctimasTráfico y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *