«74 muertos de segunda división», de Benjamín Prado

Hace unos días mi post un camino por recorrer hablaba de los muertos en accidentes laboral pero de tráfico. Días después traía una carta de la sección de cartas al director de El País, escrita por Miguel Teixidor y titulada «Con la muerte en los tablones», a mi post Otros accidentes evitables.

En ese último post alguien que firmaba «una espontanea» dejo el siguiente comentario:

Tu escrito me parece demagogo y parcial.

En fin, cada cual es cada cual.

Se hacen muchas, pero muchas cosas muy bien hechas, algunas no tan bien, pero somos humanos y por tanto susceptibles de cometer errores, eso es todo.

Hoy traigo el artículo escrito por Benjamín Prado, «74 muertos de segunda división«, y publicado en El País de hoy 15 de octubre de 2009, precisamente sobre el mismo tema: los accidentes laborales.

Espero que este artículo a «espontánea» no le siga pareciendo «demagogo y parcial»

74 muertos de segunda división

BENJAMÍN PRADO 15/10/2009

 

Algunos muertos juegan en segunda división, salen sin foto en los periódicos y sus apellidos nunca llegan a los discursos, ni su historia puede aspirar a nada que no sea la letra pequeña de la realidad. Sin embargo, si los juntas, forman números que dan miedo: con los dos de ayer, el que cayó en una empresa de reciclado de papel de Torrejón de Ardoz y el que perdió la vida en Torrelaguna, cuando el furgón blindado de la empresa Prosegur que conducía volcó en la M-131, van 74 víctimas en lo que llevamos de año, lo cual hará aplaudir a los defensores de los porcentajes, porque el pasado año se llegó a los 134 entre enero y diciembre, y hay que ser muy pesimista para imaginar que de aquí a Nochevieja vayan a producirse 60 desgracias más, ¿no?

 

Por añadidura, hay que celebrar que en toda España el número de trabajadores fallecidos en accidente de trabajo entre enero y agosto de este 2009 ascienda a 545, porque eso supone un 26% menos que en el mismo periodo de 2008, según el Boletín de Estadísticas Laborales del Ministerio de Trabajo e Inmigración, con lo cual los muertos no van a resucitar o a desmorirse, como tal vez diría el poeta Juan Gelman, pero son parte de una suma más pequeña que debe de conducirnos al optimismo: «Señora viuda o señor huérfano, alégrense, porque se han quedado sin marido o sin madre, pero como el año pasado por estas fechas habían muerto más personas, deben de consolarse pensando que si no llega a ser por nosotros, con toda seguridad, y eso se deduce haciendo un sencillo cálculo de probabilidades, habrían perdido a otro familiar o amigo. Así que les damos nuestro más sentido pésame, y ¡enhorabuena!».

 

El accidente de Torrejón de Ardoz, por ejemplo, se llevó por delante a un empleado de 39 años de la empresa Ecovidal cuando quedó atrapado en una de las máquinas que manejaba, y que se sospecha que carecía de sistema de paro en caso de emergencia. Es decir, que, según todos los indicios, se trata de otro suceso ocurrido porque se siguen sin tomar las medidas de seguridad necesarias en decenas de miles de puestos de trabajo a los que los obreros no van cada mañana a ganarse la vida, sino a jugársela. «Pero ¿y qué?», vuelve a decirnos a Juan Urbano y a mí el hombre del traje negro, con sus estadísticas en la mano: «De esos 545 trabajadores, 413 perdieron la vida durante su jornada de trabajo, y eso supone el 26,6% menos que hace un año, mientras que otros 132, o sea, el 24,1% menos que en 2008, lo hicieron in itínere (en el camino del trabajo a casa o viceversa). Además, hubo durante la jornada de trabajo 396.439 accidentes leves, lo que significa un 29,4% menos, y 3.409 graves (un 29,5% menos). En cuanto a los in itínere, también se produjeron 48.651 siniestros leves (el 17,7% menos) y 863 graves (el 21,7% menos). ¡No me irán a negar que estamos en el buen camino!». Yo me callo, pero Juan le da una palmada y le dice: «¡Claro, campeón! Yo creo que habría que montar un guateque, para celebrarlo. Con una orquesta que toque salsa y sangría gratis para todos los parientes del difunto».

 

La gente de CC OO de Madrid pidió ayer que se investigue este accidente laboral, ya que de nuevo «faltaban medidas preventivas», y claman al cielo que «no se puede seguir poniendo en riesgo la vida y la salud de los trabajadores, ni empeorando las condiciones para ahorrar costes por parte de los empresarios». UGT, por su parte, atribuyó el fallecimiento a la falta de «señalización» y a la inexistencia del «perímetro que la ley obliga a tener» en torno a la maquinaria que la víctima estaba manipulando, lo que según el sindicato supone un incumplimiento de las medidas de seguridad en el trabajo. «No es lógico que haya bajado la actividad laboral y se mantengan las víctimas por accidente laboral», dicen. En cuanto a la empresa, no dice nada, de momento, y se limitó a ordenar a su plantilla que no contestara preguntas ni dejase entrar a los medios de comunicación en sus instalaciones.

 

Setenta y cuatro muertos en nuestra Comunidad en lo que va de año, pero no son muertos de ETA, ni de la violencia doméstica, así que no los van a ver en los titulares, ni va a salir ningún ministro hablando de ellos por la televisión. Los partidos de segunda no se retransmiten, por lo general.

Pues para que la fiesta fuera mayor yo uniría a estos muertos de segunda fila los 1.492 que se han producido en las carreteras hasta el 4 de octubre de este año, que como son menos que en años anteriores y tampoco son víctimas de terrorismo ni de violencia de genero, aunque sí, en gran porcentaje, de «violencia vial», es un motivo más de alegría.

¡Ay! Creo que me ha quedado un poco demagogo y parcial.

Flor Zapata Ruiz, madre de Helena.

Esta entrada fue publicada en Opiniones importantes, Víctimas. Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a «74 muertos de segunda división», de Benjamín Prado

  1. Laura dijo:

    Mi más sincera felicitación por esta entrada. No he conocido casos de muerte por accidente laboral, pero sí de otras secuelas de cierta gravedad. Cualquier persona sensible y honesta verá la utilidad de denunciar este tipo de casos, independientemente de su «color» político.

    Besos

  2. Laura dijo:

    Si miramos todos los lados de la cuestión es cierto que hay algunos accidentes laborales que se producen por falta de precaución de los trabajadores.

    Para reducirlos hace falta conciencia de todos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *