Otro cumpleaños más

El número 18 está metido en mi cabeza y alojado en un hueco oscuro, desde hace 5 años cuando,  un dieciocho, cubrimos el cuerpo de Helena con un verde manto de hierba. Pero no siempre fue así. Hubo un tiempo en que el 18, especialmente el de Septiembre, era una fecha feliz y llena de alegría.

Dieciocho, el día de tu cumple, otro cumple sin Helena. Sin la niña de tus ojos. Sin tu compañera de juego. Sin tu amiga y ayuda para los momentos en que tu otra compañera estaba enferma.

Este es el quinto que Helena no escribe en su dietario. Su papi, su rey negro, su taxista, su conseguidor, también su Pepito Grillo o la voz de su conciencia, pero sobre todo el hombre que durante más tiempo la ha querido más que nadie.

Que difícil es amar en tiempo revueltos. Revueltos con el dolor.

 Despertar, abrazada a la ironía

 de ocultar la razón de cada día

 para amar en tiempos revueltos

Asumir la alegría y el lamento

 y descubrir sorprendida mi tormento

 y mi dolor con tu amor envuelto

 No es sencillo

 avanzar olvidando lo vivido

 cuando tanto se ha dado por perdido

 y el camino es volver a comenzar

Felicidades, mi compañero de viaje. ¡Que mayores nos estamos haciendo y que poco futuro tenemos! Y nuestro amor no terminó en fatalidad pero nuestro fruto sí tuvo un final fatal. La fatalidad se cruzó en su camino, en forma de borracho.

¿Recuerdas nuestra canción? Hacía muchísimo que no la escuchaba pero la he encontrado para ti. Hoy, es el único regalo que te puedo ofrecer.

Fatalidad el amor es

fatalidad aunque a veces

parezca el camino

de la felicidad.

Flor Zapata Ruiz, esposa de José María, el padre de Helena.

Esta entrada fue publicada en Amor, Aniversario/Conmemoración, Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

4 respuestas a Otro cumpleaños más

  1. Luisa dijo:

    Querida Flor un fuerte abrazo.
    Luisa, madre de José Miguel

  2. Estimados compañeros de viaje, del viaje del dolor de perder a una hija por las cruentas acciones de borrachos.
    Esta vez también quiero felicitarte José María y aunque no tengo el gusto de conocerte, estoy seguro que eres un gran hombre porque al lado de una gran mujer siempre hay un gran hombre, esposo y padre.
    Aunque no os dejaron tiempo de dar todo lo que teníais dentro como padres, (al igual que nos sucedió a nosotros), no estamos en este mundo para esperar a que llegue el momento precioso de reunirnos con nuestras hijas y demás seres queridos marcharon a un lugar mejor con premura.
    Estamos y estais aquí porque tenemos una labor que realizar en memoria de ellas, y esa labor tu esposa la está haciendo muy bien con este espacio.
    Al menos a mí me ha enseñado a luchar y a saber canalizar esa lucha en reivindicar la tragedia de nuestras hijas como muestra de algo que no debiera volver a suceder. Lamentablemente sucede a diario…..
    No sabeis cuantas veces he llorado leyendo este blog y cuantas veces me habeis ayudado aún sin saberlo.
    Tengo la certeza que Helena y nuestra pequeña Julia están muy unidas y la energía que nos envían hace que nuestro transcurrir en esta vida tenga sentido. Creemos que no tenemos futuro pero ya lo creo que lo tenemos y tendremos que buscarlo por ellas.
    Un fuerte abrazo y gracias a todos los cómplices de dolor.

  3. Flor Zapata dijo:

    Estimado padre de Julia:
    En nombre de José María, gracias, y en el mío, no merezco los calificativos.
    Yo siento vergüenza porque tareas tan domesticas como las que me han tenido entretenida este verano, hicieron que se me pasara ese 3 de Agosto, día tan fatídico. Y era mi intención haber escrito sobre ese día. Lo siento.
    Pero sigo teniendolo pendiente.
    Un fuerte abrazo, compañeros de dolor.
    Flor, madredHelena.
    Justicia y Dignidad para Julia:
    http://almoradi-justiciaydignidad.blogspot.com/
    En Facebook:
    http://www.facebook.com/?ref=home#!/pages/Justicia-y-Dignidad-para-JULIA/113088528728301

  4. Sara Moraleda dijo:

    Aunque quizás sea algo tarde… quería expresaros, y especialmente a Jose María por su cumpleaños, mi aprecio hacia vosotros.
    Jose María es una persona estupendísima -¡qué te voy a contar a ti, Flor!-, es alguien dispuesto a todo por los demás y que siempre me recibe con una enorme sonrisa y me levanta el ánimo con sus palabras llenas de ternura.
    Aunque no sean unos cumpleaños completos no quiero dejar de felicitarlo y darle las gracias por ser como es. Deseo que siempre podamos compartir «momentos de rellano» y otros muchos más.
    Besossssssssssssss

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *