Comienza el juicio por siniestro de tráfico ocurrido en 2006

El próximo día 29, comienza el juicio por el siniestro de tráfico ocurrido el 18 de Septiembre del 2006, en el que un microbús con los integrantes de una despedida de soltero, alquilado para tal efecto, con la intención de así poder evitar accidentes, fue embestido por otro coche y murieron dos personas y el resto resultaron heridas.

Esto es como aquella canción que dice «si eres martillo del cielo te caen los clavos». Siempre habrá un irresponsable que te enviará los clavos.

(Mariano Peña)

Mariano era uno de los jóvenes ocupante de ese autobús, con familiares y amigos que despedían la soltería de otro joven que se casaba el siguiente sábado. Contrataron este autobús para poder beber y pasárselo bien y no tener problemas después a la hora de conducir. Pero en su camino se  encontraron con otros dos coches que no pensaron igual, es más, su diversión, en ese momento, era la carretera. Ambos coches iban picados y sus asesinas maniobras afectaron al autobús que terminó volcado en la A-42.

Mariano Peña y Miguel Ángel Díaz resultaron muertos y el resto heridos, dos de ellos graves. Los conductores culpables del siniestro, ilesos.

Mariano es hijo de Hortensia, otra compañera más de dolor.

Se han programado tres días de juicio, pero los familiares de estas víctimas ya llevan condenados a cuatro años de pena, y por el resto de sus vidas. Ahora, habrá que ver qué condena reciben los culpables. No tengo ni idea qué estarán pidiendo los fiscales pero, en el peor de los casos para estos delincuentes viales, el máximo de pena son cuatro años. Máximo que casi nunca se lleva a cabo.

Ayer, en una emisión de radio, en Valencia, la presidenta de una asociación de víctimas de accidentes, decía que las condenas por delitos viales siguen siendo ridículas, porque nuestros familiares, no se matan, no se mueren, los matan. Igual que en un acto terrorista, pero los nuestros son cada día unos poquitos, muchos para los que nos toca, y el terrorismo vial aún no está oficializado, ni las autoridades asisten a sus entierros, y en la mayoría de los casos, no tenemos asistencia psicológica. Es más, hoy mismo le decía a una compañera, que ni tan siquiera tenemos un distintivo que nos identifique a todas las víctimas de siniestros de tráfico. Desde aquí, yo propongo que sea un lazo naranja: energía y vida ante tanta muerte.

Compañera Hortensia, todos nosotros, tus compañeros de asociación «Vida en la Carretera» Asociación de Afectados por Violencia Vial, te queremos enviar mucha fuerza y mucha suerte. Estaremos contigo, unos en presencia y otros en pensamiento. Prepárate para ver y oír cosas muy desagradables. Para enfrentarte a dos individuos que, lo más probable, es que ni siquiera están arrepentidos de su acción. A una justicia que, la mayoría de las veces, piensa más en el que se queda y ha sido el causante, que en los que se van. Pero sobre todo, ten fuerza para unos días muy dolorosos.

Estamos contigo.

Flor Zapata Ruiz, madre de Helena, y miembro de «Vida en la Carretera»

(Este juicio tendrá lugar en el juzgado de lo penal nº 3 de Getafe. Avda. Juan Carlos I s/n.)

Esta entrada fue publicada en Convocatoria/Celebración, Muertes en carretera, Sentimientos, Solidaridad, Víctimas y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

1 respuesta a Comienza el juicio por siniestro de tráfico ocurrido en 2006

  1. Natalia (hermana de Manuel) dijo:

    Sin palabras Flor!!! Igual que me dejo sin palabras el caso de tu hija que es muy parecido tb por desgracia paga la gente es responsable y que piensa en ellos y en los demás. No me lo podré explicar nunca, lo único que me consuela es que esos dos chicos no puedan dormir bien nunca más y todos los días de su vida se acuerden de esos chicos de la despedida!!! Esten en la calle o en la cárcel, ojala nunca se les pueda olvidar!!!
    Un beso a la familia y otro para tí Flor!! y besos al cielo para Mariano y Miguel Angel!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *