La Templanza, a la hora de conducir

coche4

(Estado del coche de Helena, después de recibir el impacto de un conductor borracho)

Ortega Cano mato hace cuatro años, el 28 de mayo de 2011, a Carlos Parra, un padre de familia que tuvo la desgraciada suerte de pasar por donde conducía el torero y que recibió el impacto del coche de éste, que conducía con alcohol. Casi parecido a lo que le pasó a mi hija en 2005.

Ortega Cano, que nunca admitió su culpa, y juraba y perjuraba que no llevaba alcohol, aunque las pruebas de sangre así lo atestiguaban, finamente fue juzgado y condenado por este hecho.

Después de catorce meses en la cárcel, ha accedido al tercer grado. Para los que no conozcan los privilegios de esta situación, significa que a partir de ahora su condena se suaviza. Deberá estar en un centro de inserción social, en su caso,  Victoria Kent, en Madrid, donde irá a dormir de lunes a viernes, nada más.

Pero estos personajillos, no solo tienen los mejores medios a su alcance para conseguir buenos abogados y así mejores condenas, sino que tienen a su alcance un micrófono, una cámara y personas que les esperan a su salida de la cárcel y los jalean. Y en el caso de él, incluso se encuentra en la libertad y obligación de dar clases morales y de política. ¡A la puerta de una cárcel!

Hoy me encontraba y me indignaba con las declaraciones y peticiones que hacía este personaje. Recomendaba a Pedro Sánchez del PSOE, “Templanza”

Después de mi indignación he comprobado que ni siquiera él ha debido ser consciente de lo que estaba recomendando. Estoy segura de que no tiene ni idea de lo que significa esa palabra. No creo que sea tan inteligente como para utilizarla dada su situación y su actitud, aunque, le va al pelo.

Significado de Templanza:

“La templanza es la virtud cardinal que recomienda moderación en la atracción de los placeres y procura el equilibrio en el uso de los bienes creados. Asegura el dominio de la voluntad sobre los instintos y mantiene los deseos en los límites de la honestidad. En un sentido más amplio, los académicos la definen como sinónimo de “moderación, sobriedad y continencia”

Nada de esto tenía él cuando conducía con alcohol.

En filosofía y en religión, esta palabra fue utilizada por filósofos y escritores que no merecen que él la ensucie con su pronunciamiento:

“…Ya presente entre los primeros pensadores griegos, la templanza figuró en la literatura griega más antigua: SócratesPlatón y Aristóteles propusieron diferentes grados de reflexión sobre una característica de la moral que parece tener valores opuestos para el estoicismo y el epicureísmo. Más tarde, Santo Tomás de Aquino, siguiendo a Aristóteles, la estudia como una de las cuatro virtudes cardinales, con la prudencia, la justicia y la fortaleza”.

 

Movimiento por la Templanza:

“El Movimiento por la Templanza o Temperancia es un movimiento social contra el consumo de bebidas alcohólicas. Puede criticar el consumo excesivo, promover la abstinencia total o cabildear a favor de leyes contra el alcohol. El movimiento tuvo difusión especialmente en países de cultura anglosajona, tales como InglaterraEstados UnidosAustraliaCanadáIrlanda y Nueva Zelanda.

Hacia fines de del Siglo XVIII y comienzos del XIX se formaron en ConnecticutVirginia y el estado de Nueva York ligas o asociaciones por la templanza. Estaban inspiradas por la idea de que el alcohol produce daño físico y psicológico. En la década de 1820 se comenzaron agrupaciones similares en ocho estados más.

La Sociedad Norteamericana por la Templanza (American Temperance Society) se formó en 1826, y se benefició por el renovado interés que el país sentía por la moralidad y la religión. En 12 años llegó a tener 8000 agrupaciones locales y más de un millón y medio de miembros. Hacia 1839, ya había en Estados Unidos 18 publicaciones periódicas abogando por la templanza.

Debido a la correlación entre el alcoholismo y la violencia doméstica, el Movimiento por la Templanza se vinculaba a menudo con otros movimientos por los derechos de la mujer. En el extremo más fanático del movimiento se ubica Carrie Nation, la mujer que, hacha en mano, invadía tabernas y destruía las botellas que allí encontraba”.

 

¿Tendrá él conocimiento de este movimiento? ¿Habrá llegado a la conclusión de que quien más necesita “templanza” es él?

 

Efectos de alcohol a diferentes concentraciones

Concentración (gr/L) Estado clínico Síntomas y signos
0.5 a 1 Euforia Sociable, desinhibido, disminución de la atención
1 a 2 Excitación Inestabilidad emocional, aumento del tiempo de reacción
2 a 3 Confusión Desorientación, mareo, diplopía, hipostesia, incoordinación, ataxia
3 a 4 Estupor Apatía, incapaz de levantarse, vómitos, incontinencia de esfínteres, adormecimiento
4 a 5 Coma Inconsciencia completa, anestesia, abolición de reflejos, hipotensión, hipoventilación, hipotermia
>5 Muerte Paro respiratorio

 

35_mitos_realidades01

 

(Véase, además,  informe “el alcohol y la conducción” de la DGT)

Sr. Ortega Cano, tenga templanza y vergüenza y hágase invisible. Usted ha pasado catorce meses en prisión, muy duros según usted. Carlos Parra lleva cuatro años bajo tierra, sin poder salir.

Olvídese de dar lecciones a los demás y deje de ganar dinero a costa de las desgracias de otros.

Si tanto se arrepiente y tanto reza por lo hecho, déjese de cámaras y muérase de vergüenza.

“Cuatro de cada diez conductores fallecidos el año pasado en accidente de tráfico presentaron resultados positivos en sangre a drogas y/o alcohol y/o psicofármacos, según consta en la memoria sobre víctimas mortales en accidentes de tráfico 2014, elaborado por el Instituto Nacional de Toxicología y Ciencias Forenses”.

(Datos obtenidos de la DGT, informe nacional de toxicología y ciencias forenses, y de Wikipedia. Para mayor información, utilícense los enlaces originales)

Flor Zapata Ruiz, madre de Helena, muerta por el alcohol que otro tomó

Acerca de Flor Zapata Ruiz

Ahora soy una madre sin hijos. Mi única hija murió por un conductor con alcohol en abril de 2005. Desde entonces escribo para concienciar, especialmente a los jóvenes, sobre los peligros de una conducción no responsable.
Esta entrada fue publicada en Alcohol, Correo sin entregar, D.G.T., Historias, Muertes en carretera, Seguridad Vial, Víctimas y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>